miércoles, 28 de diciembre de 2016

Cada oveja con su pareja

A escasos 20 días del shakedown monegasco, todas las incógnitas (o casi todas) acerca de quién se subiría a qué coche, parece que ya por fin han sido resueltas. Sebastien Ogier ha tenido a medio mundo especulando hasta hace unos pocos días, cuando cual Santa Claus en Nochebuena nos ha traído a todos la decoración tan esperada de su flamante nuevo coche para 2017; éste y el previo anuncio de su fichaje por M-Sport han significado el final de un viaje que comenzó ya casi hace dos años cuando Toyota oficializó su regreso al Mundial.
Lo que nos espera a tod@s desde el próximo día 18 de Enero es una historia completamente nueva que ahora es momento de analizar, con todos los asientos ya ocupados; cada oveja con su pareja.

Para empezar, lo que parecía iba a ser una espera larguísima desde Australia hasta Montecarlo al final no ha sido tal porque no ha habido día que no se colgara algún vídeo de cualquiera de los cuatro equipos oficiales ultimando sus respectivos coches en los últimas sesiones de test. En asfalto, tierra, nieve, volando bajo... como si de un trailer se tratara hemos visto videos hasta saciarnos, unos más "furtivos" que otros pero siempre con la total consciencia de los equipos porque en estos tiempos en los que guardar secretos es casi imposible, los videos de test en internet pueden ser también la mar de rentables para un buen equipo de marketing, y como potencial herramienta, en estos videos ya nada se deja al azar.
Aunque precisamente por esto, resulta curioso el pique evidente que manifestó Tommi Makinen en referencia al supuestamente mal escogido recorrido para la toma de contacto que hizo Ogier con el Yaris y que, como no podía ser de otro modo, se vio en todo el mundo. Dichas declaraciones del tetracampeón finés no le hacen mucho favor ni a su equipo ni a él (y eso que son mi apuesta personal), porque da la sensación de que no escogieron el mejor tramo para que el Yaris "engatusara", como si dijéramos, a "Messie" Bocazas, admitiendo casi inconscientemente posibles carencias del coche y por las cuales habría que haber hecho dicho test en otro sitio; en definitva, que Makinen sin quererlo ha dado la razón a esas voces que apelan a la falta de competitividad del Yaris, y que el mismo Ogier ha alimentado tras probarlo él mismo.
Como cuando el río suena es que probablemente agua lleve, ya casi hay apuestas sobre el tiempo que perderá el Yaris por kilómetro respecto a los demás. Sin embargo parece que los primeros conscientes de sus carencias están en el mismo equipo japo-finlandés y por ello han hecho un maratón de test en estos quince días que, junto a la experiencia de Latvala (que alguna debe tener ya digo yo) pueden mejorar lo que parece estar aún inconcluso.

Siguiendo con declaraciones, Ogier no me ha parecido ni mucho menos tan entusiasmado con su nuevo equipo como éstos con su llegada, cosa que si bien es lógica dadas las trayectorias de unos y otros en el pasado, creo que en M-Sport y en concreto Malcolm Wilson se han pasado un poco en su entusiasmo o al menos en hacerlo público al mundo entero, evidenciando las enormes carencias que la ausencia de un top driver en sus filas les ha provocado desde hace ya años.
Cual Mesías Ogier llega a M-Sport después de largas negociaciones a tres e incluso cuatro bandas (entre Wilson, dirigentes de la misma Ford y patrocinadores, o mejor dicho Red Bull) tras lo cual el actual campeón se liga con los de Cumbría  únicamente durante un año; puede que ese contrato sea el que más cláusulas contenga en la historia del WRC, empezando por la rotulación de su coche que ya se ha visto será distinta a la de Tanak, su desde ahora compañero y bien avenido coleguita como vimos en Polonia ( hasta que se le suba a las barbas) al más puro estilo de las carreras norteamericanas de la NASCAR o la Indycar en las que cada piloto tiene sus propios sponsors.
Sin embargo yo y muchos otros seguro, pensamos que para este viaje no hacían falta alforjas, y es que cabe la posibilidad, y aquí ya entramos de nuevo en habladurías, de que la llegada de Ogier a Ford sea un paso previo para retornar a Citröen, los cuales de boca de Yves Matton también han dicho que su compromiso con sus actuales pilotos les impedía barajar la opción de contratarle, y mucho menos dejarle probar el C3, pero en cuanto a 2018 nada de nada, asi que...

Luego también están las palabras del mismo Ogier, que como decía al principio del párrafo, no parecía excesivamente ilusionado con este nuevo proyecto en M-Sport hablando básicamente en un tono derrotista y ciertamente desidioso sobre que nada tenía ya que demostrar y que poco menos que no sabía por dónde coger el coche de lo poco que lo conocía todavía; mi sensación de todo esto es que parece que es Ogier el que les ha hecho un favor a M-Sport y a Ford por correr con su coche y no al revés por darles éstos la posibilidad de ganar un quinto título. No me gusta este tipo.

Y todo esto ha ocurrido en cosa de un mes escaso; imposible aburrirse con tanta noticia/rumorologia entre video y video de test invernal subido a internet, y eso que hasta ahora no he hablado nada de Volkswagen y su estrategia del despiste que como decía antes, han hecho y están haciendo a las mil maravillas usando las RRSS como herramienta. Primero no perdieron un minuto en mostrar los últimos test sobre nieve del Polo 2017 y poco después reconocían que estaban abiertos e incluso negociando una cesión de dicho coche para hacerlo correr con financiación de un tercero dando soporte técnico. Dicho mecenas no podía ser otro que Nasser Al-Attiyah, al menos eso se decía, y no me extrañaría nada porque este tipo está a todas y bien que nos encanta; si hablaba antes de las cláusulas que podía tener el contrato de Ogier con Ford, la negociación abierta para poner el Polo en los tramos debió ser de aúpa también.
 Desgraciadamente parece que al menos en 2017 no será una realidad pero por si acaso no había suficientes dimes y diretes hace como dos semanas todos pudimos ver un video de escasos segundos donde se veía un inedito Polo 2017 rotulado (con posibles colores de Red Bull y sin asientos ojo) casi de modo subliminal, una estrategia que es de aplaudir porque se expandió por la red como el más letal de los virus. Nunca anunciar la retirada de una competición fue tan rentable para un fabricante.
Excelente y magistral el modo de proceder de VW que sigue retroalimentando su propio retorno mediático y publicitario, dejando a todo el mundo en ascuas ante lo que finalmente vaya a pasar.
Les dará la FIA una moratoria del tipo a la que le dieron a M-Sport el año pasado? Podría ser.

Y en ese sentido querría saber los términos contractuales que unen a Andreas Mikkelsen con Skoda, porque me da que el noruego está a la espera de lo que ocurra con el dichoso Polo 2017.
Resulta curioso cómo en Toyota han preferido a Latvala antes que a Mikkelsen cuando en los últimos dos años las inercias de uno y otro han sido radicalmente opuestas, otra decisión más que resulta un poco caprichosa por parte de Makinen (como cuando se le despidieron varios responsables directos del desarrollo del Yaris) y que por su bien espero le funcione. Al final si va a resultar que son un clan.

Así que con estas nos presentamos en el final de un año que ya es histórico por lo que todos sabemos, con una terna de coches nuevos sobre los que hay unas expectativas nunca antes vistas en la historia moderna del Mundial y sobre los cuales hay como siempre más presión sobre unos que sobre otros.
Y hablando de presión, mucha va a ser la que tengan que soportar diversos elementos mecánicos y rodantes en cada uno de los coches, tanto por el rendimiento puro del nuevo motor como por los efectos aerodinámicos que la mayor potencia ayudará a generar, provocando mayores pasos por curva, frenadas más agresivas,  mayor desgaste de ruedas, etc; cómo asimilará cada coche esas variables y cómo sean capaces de gestionarlas los pilotos para lograr el scratch serán sin duda los mayores desafíos y alicientes para esta nueva era del WRC.
Los que tienen menos presión sin duda son los finlandeses de Toyota por todo lo dicho, y por partir de cero patatero, lo cual les supone mayor desventaja por no tener datos comparativos; en este proyecto Latvala parece estar ante su último tren de dejarnos mal a todos los que hemos dicho que no será nunca campeón pese a ser un buen tipo. El listón que dejó VW en 2013 está bastante alto como marca debutante y me temo que Toyota no ha tenido ni la misma calidad ni cantidad en los test como tuvieron los alemanes; rendimiento y fiabilidad son las claves, veremos cuál de las dos necesitan más. Creo que sería mejor empezar teniendo de lo primero.
Hyundai por contra se antoja como la marca más presionada dado que sin duda posee el mejor plantel de pilotos para suceder a VW en el título de constructores, tanto por experiencia y conocimiento de los rallies como por palmarés ( los tres pilotos han ganado al menos un rally, cosa que ningún otro equipo tiene este año). Dejando a un lado los resultados, hay que reconocer y aplaudir el despliegue de la marca coreana y su compromiso para con el WRC, en todos los aspectos; empezando por el logístico y acabando por el desarrollo de los coches; en este último año y medio han compatibilizado tres desarrollos distintos ( el R5, el I20 2016 y el 2017) y eso significa básicamente mucho dinero. El WRC necesita marcas así pero los éxitos hay que sudarlos y hasta ahora Hyundai ha ido un poco a contra pie frente a VW sobretodo e incluso frente a Citröen (con un DS3 "envejecido"), aunque lo que empezó muy regularmente en este 2016 con un I20 muy escaso de evolución pudieron solucionarlo rápidamente y el año ha sido decente tirando a bueno, reduciendo esa rémora de desarrollo al mínimo. En 2017 y con un chasis más apropiado de base es el momento de la verdad, con pilotos maduros, los cuales deben  ahora o nunca dar un punto más para optar al título, aunque en esto me refiero solo a Neuville y Paddon porque desgraciadamente veo a Dani Sordo más en desventaja que nunca y mucho me temo que no se va a comer un colín; a los primeros que tiene que superar es a sus dos compañeros y lo veo difícil. Es como yo lo veo.
Citröen vuelve ahora por la puerta grande, si es que alguna vez se fue, con un coche al que sus reputadisimos predecesores "obligan" a ser competitivo desde el primer tramo y la verdad es que no tengo ninguna duda al respecto porque obviando el BX 4TC de Gr.B, todo coche con el emblema de los chevrones ha sido bueno, muy bueno. La pregunta es si sus pilotos estarán a la altura, o mejor dicho, si Kris Meeke dará de una vez ese paso que le haga ser rápido y consistente. Su edad nos dice que no, y sus últimos rallies de 2016 tampoco ayudan asi que la duda se cierne sobre el nor-irlandés.
De Craig Breen cabe esperar más que de Lefebvre pero desconozco cual de los dos tendrá más rallies asignados porque al igual que Toyota, Citróen no tendrá tres coches en todos los rallies. Sea como fuere ambos, irlandés y francés, se van a jugar un siento para 2018 que es cuando decía antes puede llegar" Messie" Bocazas o algún otro top driver para luchar por el título de marcas plenamente.
Y de Ford (o M-Sport) por primera vez desde hace tiempo el factor coche no será el principal hándicap para afrontar la temporada porque aún teniendo el tercer peor coche del campeonato, el nivel de Ogier podría aguantar en muchos casos los envites de la competencia. No obstante, será muy interesante ver por primera vez al francés o a un campeón del mundo vigente correr con un coche distinto al que le hizo campeón, hecho que no ocurría desde 2002 con Richard Burns de Subaru a Peugeot. Como también será interesante ver cuánto tarda en acoplarse Ogier a su nuevo coche y si alguien será capaz de aprovechar ese periodo de adaptación.
Por cierto, como dato curioso para los que como a mi os gustan las estadísticas, si Ogier lograra su quinto título en 2017 (cosa que no me gustaría en absoluto por un lado pero sí por lo que beneficiaría a M-Sport y a Ford dada su trayectoria) igualaría a Juha Kankkunen en tanto en cuanto a ser campeón dos años consecutivos con coches distintos, lo cual sólo ha logrado "KKK" hasta la fecha.

Por lo que toca a otros pilotos, Haninen y Lappi por ejemplo, difícil año van a tener más enfocados en evolucionar el Yaris que en buscar su propio rendimiento, algo que perjudicará más a Lappi dada su edad y su necesidad de foguearse plenamente; Haninen sigue siendo una incógnita desde su época en Hyundai pero su falta de continuidad y su edad no son buenos presagios.
Elfyn Evans acabó su destierro en WRC2 con nota alta pero no parece haber hueco como oficial y si "hereda" el asiento de Tanak en DMack, no irá mal servido, aunque no me extrañaría que Mads Ostberg pujara por ello también dado que su opción de llevar un Polo ya no es viable a corto plazo; el dinero es lo único que le mantiene en el WRC porque de talento, nada ; muy en la línea de Lorenzo Bertelli. En cambio es Ott Tanak el que parece por fin contar con la mejor situación de su carrera para refrendar lo que parecía tener en 2016, a no ser que las gomas británicas fuesen la causa de semejantes prestaciones, pronto lo sabremos. Este año al menos la evolución del coche no debe ser problema para darlo todo teniendo a Ogier como team-mate, una situación por la que muchos darían partes de su cuerpo no vitales, y no digo nombres. Otro piloto de órbita M-Sport como Eric Camilli va a tener que pasar por el purgatorio  del WRC2 como hizo Evans, para su infortunio, y que de gracias. Opuestamente al francés pero por motivos parecidos, Teemu Suninen se ha quedado sin hueco en el WRC absoluto y espero le veamos con un R5 competitivo, igual junto a Mikkelsen.
Un caso el del noruego que me ha dejado sorprendido como decía antes, primero por no haber sido elegido por Makinen y también por no haber sido ni considerado por Malcolm Wilson para correr con un tercer Fiesta. Miedo me da quién pueda correr con ese tercer Ford, que tampoco saldrá en todos los rallies. En eso Hyundai tendrá algo de ventaja.


sábado, 3 de diciembre de 2016

Sorpresa, sorpresa

No podía quedar callado tras el cisma mediático que se ha desencadenado con el todavía muy reciente adiós de Nico Rosberg a la F1; una situación inédita la de que un campeón recién proclamado diga bye bye casi en la misma ceremonia de proclamación.
La pregunta que yo y much@s otros nos hacemos ahora es ésta: acto de valentía o cobardía?
Valiente por abandonar en el mejor momento de su carrera y renunciar a seguir conduciendo uno de los mejores coches de la historia con los potenciales éxitos que le podría reportar a buen seguro en el futuro más próximo, deportivos y económicos, aparte de por ser recordado en la posteridad (cosa que por otro lado ya ha conseguido lo buscase o no) cosas por las que muchísimos otros pilotos sueñan toda su vida y a pesar de ello decir "no lo quiero" porque prefiere vivir en el anonimato y disfrutar de las cosas "simples y mundanas"  como cualquier otro padre de familia.
O cobarde por no querer afrontar las exigencias tanto físicas como psicológicas de mantenerse como un campeón digno y competitivo de cara a todos y todo, "aderezado" con uno de los pilotos más agresivos y geniales que se han visto en los circuitos como compañero de equipo.

Lo que sí parece evidente es que Rosberg no es un verdadero piloto de carreras, lo cual ni muchísimo menos es malo ni criticable pero es chocante que en sus diez años como piloto de F1 tan sólo en estos últimos tres ha estado en disposición de luchar por el título y parece que no ha sabido o podido aguantar ese status de top driver cuando otros han estado en esa misma tesitura año tras año y aún siguen. Y la causa parece clara: simplemente no tiene la ambición innata que un genuino piloto de carreras posee en su foro más interno, algo que no se adquiere ni se asimila por mucho que el padre de turno intente inculcarlo desde la más tierna infancia. Creo que este caso que nos ocupa es la prueba más felaciente y no admite discusión al respecto.

Sin embargo hay algo que el propio Rosberg en su ya famosa carta de despedida cuenta como el preámbulo a su decisión final y que al mismo tiempo le deja un poco en evidencia.
Él cuenta que este año 2016 en concreto ha sido muy duro etc, etc, y que ya en Suzuka teniendo ya el título muy encarrilado pensó en abandonar si finalmente lo conseguía... pero si no seguiría intentándolo. Cómo se come eso? Si tan mal te sientes no debieras prolongar ese tormento que tú mismo y tu entorno personal dices habéis sufrido por mucho que te sientas empujado a ello, ya que entonces estarías prolongando el sufrimiento de esas personas que dices han padecido contigo y que aduces como motivo para la retirada, los cuales sea dicho son unos motivos absolutamente respetables y entendibles (aunque pocas veces atribuidos a los normalmente poco humanizados pilotos de F1 standard). Aunque no deja de ser una incongruencia total al fin y al cabo.

Ello me da que pensar que Rosberg ha sido "conducido" como una locomotora por raíles y él solo ha tenido que mantener la maquinaria en buen estado y funcionamiento hasta que ha llegado a su destino final que era lograr el título mundial, algo de lo que él mismo no estaba muy convencido de querer lograr pero que se ha visto "obligado" a conseguir.
No importa cuales pudieran ser las causas que le hallan empujado todos estos años porque al final llegaríamos siempre a la misma conclusión: si no te sientes bien haciendo algo y además crees que afecta a tus seres más queridos por qué sigues haciéndolo? Déjalo y que le jodan al resto del mundo.
Pero no digas que si no lo hubieras logrado seguirías hasta conseguirlo porque entonces no tiene sentido; al menos yo lo veo así.

Lo cierto es que desde hace ya unos años, justo desde 2014, que es cuando el Mercedes se ha visto competitivo y Hamilton en plena forma otra vez, se ha visto que Rosberg no tenía esos "ingredientes" que todo campeón potencial debiera tener, (más que nada por sus propios actos o falta de los mismos) y la fama de blando o buen tipo le ha acompañado desde entonces hasta ahora que es cuando él mismo nos ha confirmado que sus peores años en la F1 han sido los que para un piloto normal debieran haber sido los mejores.

Mi conclusión por tanto es que más allá de valentía o cobardía en esta decisión, ha habido ventajismo y poca determinación por su parte. De haberse retirado antes, si tan mal lo pasaba, habría merecido muchísimo más respeto y admiración como persona íntegra que habiéndolo hecho ahora como campeón, y mostrado muchísima más valentía.




jueves, 1 de diciembre de 2016

Merecimientos

Esta parece ser la clave alrededor de la cual estos últimos días están girando los mayores debates tras la consecución finalmente del primer título mundial de F1 por parte de Nico Rosberg.
Por supuesto yo no iba a ser menos y también tengo algo que decir al respecto aunque no puedo garantizar imparcialidad...cosa que por otro lado nunca he tenido escribiendo aquí. No se trata de eso.
Se trata de opinar, y los más fieles lectores/as ya sabrán de qué pie cojeo; del pie de Hamilton para más señas.
Nada más concluir el GP de Abu Dhabi no escuché otra cosa que no fuesen halagos hacia el nuevo campeón de boca de todo el mundo, muchos de los cuales tan sólo un par de semanas antes tacharon al "buen alemán" de poco menos que cobarde por sus "sollozos" por radio para suspender la carrera de Interlagos entre otras cosas venidas de lejos, como su evidente falta de garra. Quizá cobarde sea excesivo porque ralla la falta de respeto pero cagón creo que es un calificativo bastante apropiado.
Mi posición al respecto de todo esto quedó muy clara en el último artículo (F1 en remojo) y se ha cimentado un poco más con lo visto en Yas Marina porque donde muchos, muchísimos, han querido ver una marrullería, una violación de no se qué pacto de caballeros (caballerosidad en la F1, que me da la risa), falta de ética, o como quiera cada uno decirlo, otr@s hemos visto un tipo que si de algo puede presumir es de aprovechar todas sus posibilidades al máximo, amén de utilizar la cabeza para algo más que para sostener el hans y, si bien es cierto que a veces en esa misma cabeza se producen cortocircuitos, creo sin duda que en el cómputo global Hamilton es mucho más completo que Rosberg.  Y a todos esos que le han criticado por ralentizar el ritmo de carrera para provocar una situación que pudiera beneficiarle (cosa que difiere bastante a otras "estrategias" del tipo de estrellar tu propio coche contra tu máximo rival para provocar su abandono como sí hicieron otros) les diría que menos criticar y más tomar ejemplo porque hay que tener unos bemoles bastante bien situados para atreverse a hacer tal cosa y enfrentarte a tu propio equipo en el intento. La mayoría no tendrían esos bemoles (ni esa ocurrencia) empezando por Rosberg, pasando por Toto Wolff y acabando por Jacques Villeneuve, el cual debe de pasar por un momento flojo de su vida porque no hace otra cosa que auto-publicitarse absurdamente.
Otros en cambio si han tenido bemoles para reconocer que hubieran obrado igual que el tricampeón británico... aunque una cosa es decirlo y otra hacerlo pero el posicionamiento queda expuesto.

Por cierto, no sé si alguien ha caído en la cuenta pero todos estos críticos hacia Hamilton flaco favor hacían a la vez para con su "defendido" Rosberg porque al mismo tiempo que uno ralentiza el ritmo para equiparar los monoplazas sucesores, el otro también puede tener los huevos de adelantarle y decirle "ahora vas y lo cascas" pero quizá eso era mucho pedir para un piloto que parece llevar el freno de mano puesto en muchas ocasiones y ese adelantamiento a Verstappen, precioso por cierto, parece la excepción que confirma la regla.

Y hablando de testosterona, el señor Wolff debe tenerlos también bien puestos aparte de mucha cara dura para salir en los medios criticando a Hamilton por, según él, haber seguido los consejos de Christian Horner e insinuando un futuro posible"salto" del tricampeón a Red Bull cuando unas cuantas semanas antes él mismo se encargó de contactar con el padre de Max Verstappen para insinuar al "díscolo" holandés que, básicamente, no diese por culo inmiscuyéndose en la lucha entre sus pilotos por el título; desfachatez total que, por otro lado, es uno de los santo y seña del Gran Circo

No obstante y hablando del "chico malo del paddock" mucho tienen que agradecer en el entorno de Rosberg que por una vez en Red Bull erraran con la estrategia de salir con gomas súper blandas y perdieran comba para haber dado por culo todo lo que ellos tenían preparado hacer porque entonces quizá no hubiese hecho falta que Hamilton sacara su conejo de la chistera, cosa que al final hizo gracias a un renacido Vettel que por una vez disfrutó de la estrategia de una Scudería que en tan mala situación está que cuando son capaces de enhebrar una aguja como el que dice, ya pueden darse por satisfechos. Penosa temporada para ellos, de cuyo futuro cercano ya hablé también la última vez.

Dicho lo cual, y como de merecimientos va la cosa, si había alguien que mereciese el título mucho más que otro sin duda ese es Hamilton; no tengo duda alguna. Dicho lo cual no quiero decir que Rosberg no mereciese ser campeón porque un tipo que gana nueve carreras en un año más cinco segundos puestos algo de mérito tiene no? El problema viene si el otro gana diez y en muchos otros aspectos te moja la oreja a base de bien. Conclusión: Rosberg se merece ser campeón, por los pelos, pero se lo merece ( mucho más de lo que se lo mereció su padre) pero Hamilton lo merecía muchísimo más. Y si no, que todo el mundo se pregunte si ven a Rosberg ganando más títulos frente a Hamilton en el futuro.

Y los españoles qué, pues más de lo mismo y muchas dudas para el futuro la verdad.
En Mclaren ya han agotado su cupo de cagadas y por el camino se han dejado a Ron Dennis ni más ni menos por aquello de las luchas de egos y el capitalismo. En un momento de tanta incertidumbre una figura como la de Dennis era esencial y el puesto lo ha ocupado un "yanqui" qu me temo ya ha cometido su primera metedura de pata al "proclamar" a los cuatro vientos que estaría encantado de teenr a Hamilton en Mclaren ( por aquello de los rumores) junto a, ojo, Fernando Alonso; si hubiera dicho Vandoorne hubiera quedado bien y todo pero no, va y suelta Alonso.
Cagadón doble para Mr. Brown porque ya está ninguneando al que hasta ahora, al menos, era su piloto de futuro sin que todavía se halla subido al coche de 2017 y segundo porque de nuevo siguen sin saber por donde se andan estos anglo-nipones volviendo a empezar un proyecto por el tejado al hablar de contratar al mejor piloto del momento cuando ni siquiera tienen un coche competitivo.Mal, muy mal.
 Y esa rémora de 2015 sigue dándoles por culo porque donde Mercedes, Red Bull y Ferrari, o lo que es lo mismo, la competencia más lógica ya ha completado miles de kilómetros con las nuevas Pirelli, en Mclaren tendrán que conformarse con esperar las conclusiones de éstos como un vulgar equipo por no tener un mísero motor de 2015 que poder usar en dichos test; ya empieza el 2017 torcido.

Porque en un año donde tanto van a cambiar las dimensiones de neumáticos y paquetes aerodinámicos entre los cuales hay una influencia directa para tener un buen rendimiento general del coche, poder disponer de datos conclusos lo antes posible te da la posibilidad de trabajar con más certeza. Y eso Mclaren no lo va a tener hasta Febrero.

Unas nuevas reglas que tras lo que me he podido informar vienen a ser un claro fruto de la impaciencia por parte sobretodo de los equipos que peor han hecho las cosas en los últimos años y necesitaban un giro en la concepción de los coches para empezar de cero como el que dice.
No cejaron en el empeño de excusarse en la falta de ritmo, diversión, adelantamientos,etc para lograr su empeño pero ahora que termina la temporada creo que todo eso son pamplinas porque han habido carreras muy buenas que desmontan definitivamente la teoría de que esta F1 es aburrida.
Pero como el barco ya ha zarpado, sólo queda ver que llegue a buen puerto; al menos los motores van a seguir intocables en su tecnología hasta al menos 2020.

Si, ya toca hablar de Carlos Sainz el "sufrido", un apodo este que se ha ganado para su desgracia en un año que si hubiese sido el último en Toro Rosso podría quedar de mal sueño pero no estoy seguro de ello ahora que volverá a conducir el coche filial de Red Bull y haber perdido la opción de Renault que ya sabemos era tan real como la vida misma. Esperemos al menos que el nuevo motor francés que llevará el coche si tenga evolución durante el año y lo que le han negado ahora pueda el madrileño ganárselo de nuevo para un futuro próximo con un coche que le permita mandar esos mensajes que tanto le gustan a su padre. En Yas Marina sin ir más lejos los mandó bastante elocuentemente hasta que se lo llevaron puesto... precisamente un Renault. Parece un mal chiste


jueves, 24 de noviembre de 2016

Un no parar

Y mucho que lo agradecemos porque en lo que se refiere al Mundial pocas, muy pocas,(de hecho no recuerdo un final de año similar) han sido las veces que terminado el campeonato todavía quedaban tres top drivers sin asiento confirmado... amén de dos equipos oficiales sin sus respectivas plantillas.
El último rally del calendario normalmente ha significado el final de trayecto para todo y para todos pero este año tan sólo ha significado un mero trasbordo en cuya estación no hemos entretenido con la resolución del subcampeonato de pilotos mientras llegaba el otro tren que nos debe llevar a las paradas que nos desvelen todo lo que queda por aclarar, que no es poco ni por cantidad ni por calidad.

Siguiendo la metáfora, dicha estación del trasbordo merecía albergar mucho más que un "mísero" subcampeonato porque Australia es uno de esos rallies donde hay que "doctorarse" y habiendo llegado ya con los títulos decididos no hemos visto todo lo que podríamos. Habría ganado Mikkelsen si Ogier necesitara la victoria? No lo creo por mucho que tuviera que "barrer" pista el francés, porque aún sin jugarse nada éste sólo cedió 15 segundos tras la primera jornada sin tener presión por nada.
Otros con la misma presión, es decir ninguna, volvieron a pringarla, cada uno a su manera; estoy refiriéndome a gente como Latvala, Sordo o Camilli.

El finés ha tenido su peor año en el Mundial sin duda y está por ver que pueda ser el que durante unos años parecía ser(sólo si aclara su cabeza que es su evidente debilidad), más ahora que ya no tendrá la red protectora que tenía en VW con Mikkelsen al respecto de coger puntos. Aún así y dadas las circunstancias cabe la opción de que noruego y finés sigan siendo compañeros de equipo aunque como decía ya sin favoritismos hacia ninguno, lo cual sería muy interesante. Desde luego lo que me defraudaría de Latvala es que recalara en el mismo equipo de Ogier una vez más, cosa que no le ha favorecido para nada estos años. Si quiere encontrarse a sí mismo debe ser ambicioso y buscar un equipo donde él sea la punta de lanza. Lo que podría ser tanto en Toyota como en Ford/M-Sport, o dicho de otro modo, allí donde no esté Ogier que en mi opinión será en uno de estos dos coches por mucho que casi todo el mundo quiera meterle en Citröen por el simple hecho de que sean compatriotas y ya estuvieran juntos en el pasado; no puede ser más plana esa idea, sin olvidar que Kris Meeke vería entonces "violada" su condición de primer piloto aunque para mi decepción eso no parece preocupar mucho al nor-irlandés ya que incomprensiblemente ( y tal como hizo Dani Sordo) declaró públicamente su conformidad a que Ogier fuese compañero de equipo.
Lo dije en Twitter y lo digo aquí: no entiendo esa actitud sumisa de querer tener al "enemigo"en casa.
No me parece de piloto grande, asi de claro. Jamás vi a gente como Loeb, Sainz, Makinen o McRae, congratularse de modo similar. Y en este sentido he de decir que particularmente Sordo me ha decepcionado por no admitir opiniones dispares a su parecer,cosa que me consta de buena tinta.

Y ya puestos con el cántabro, en Australia tanto él como Marc Martí pusieron el broche perfecto      
 (negativamente hablando) a un año de nuevo regular y en el que han sido superados casi todo el tiempo por sus dos compañeros de equipo. Vale que el Polo en asfalto se ha visto sensiblemente mejor puesto a punto que el I20 pero esperábamos más.  El 2017 se presenta para Sordo muy parecido a Latvala; una reválida total sin nominación previa para puntuar. El que más corra será el que se los lleve. Como para tener a Ogier también.

Y el tercero en discordia para los infortunios es Eric Camilli, otro "producto" del scouting de M. Wilson que ha salido" rana" como salió Elfyn Evans en su lícito intento (dadas sus posibilidades) por encontrar diamantes en bruto. Al menos las conclusiones no admiten interpretaciones y pese a ser la formación con más posibilidades en torno a sus tres coches, creo no hay duda Ott Tanak estará si o si en uno de ellos. Otro año de reválida para el estonio en la que será su tercera participación como oficial de M-Sport y en el que se verá hasta donde las gomas DMack eran determinantes.
Otro que ya no tendrá red alguna.

En este año de reválidas que parece va a ser 2017, nos vamos a encontrar finalmente con una categoría secundaria tan interesante como muy pocas veces se ha visto en el Mundial; la nueva WRC2 englobará a los actuales WRC 1.6 y ahí ya es oficial estarán los Polo campeones que sin duda serán los coches a batir...según quien los pilote porque aquí ya se trata de quién ponga más pasta.
Según se mire esta nueva categoría puede ser buena o mala; buena lo primero para los constructores que sacarán rédito a unos coches que ya no les sirven y para ver a pilotos que podrán seguir "exhibiendo" sus habilidades al quedarse sin volante oficial en un WRC-2017 "gracias" a VW, lo cual engordará las listas de inscritos y veremos in situ el rendimiento de unos coche frente a otros.
Lo malo, que los R5 van a perder el protagonismo y condición de "coche-escuela" para llevar un WRC que tan bien desempeñaban hasta ahora y tan interesante se ha mostrado con Lappi, Suninen, Evans, Tidemand o Kopecky ( de los cuales me temo sólo Lappi va a tener hueco en un WRC-2017) aunque todo depende de quién pueda subirse a un WRC-2016 porque podría ser que esta nueva categoría fuese un elitista club privado de pilotos adinerados.
Por cierto que sigo sin escuchar a nadie hablar de lo que deparará el futuro a Skoda como equipo oficial porque no me creo que VW mantenga su actual formación para dar cobertura externa a los Polo 2016 en la nueva WRC2 de 2017 y a la vez tengan a Skoda con el Fabia R5 mientras otro departamento desarrolla un Polo R5 también. No tiene sentido dados los motivos de su marcha como equipo oficial absoluto.

Como tampoco parece tener sentido ver a Marcus Gronholm testando el Polo 2017 en Suecia estos dias atrás con el gasto que ello supone para que no llegue a nada. Dicen que VW quiere homologarlo pero con qué intención? Acaso Red Bull, como también se ha dicho, podría tener status de equipo semi-oficial como M-Sport y "heredar " dicho coche?  Aunque también se ha dicho que la bebida energética patrocinaría a M-Sport si fichan a Ogier. De ser así  lo primero haría falta otro departamento que siguiese evolucionando el Polo durante el año y entonces habría más gasto todavía si lo sumamos a lo dicho en el párrafo anterior. Vaya un come-cocos joder.

Por el momento y como última noticia, Ogier ya ha probado el Yaris en lo que parece va a ser una concatenación de test a modo de subasta por ver qué constructor le ofrece el mejor coche... a su parecer, cosa que tampoco me parece muy normal por parte de las marcas que muestran tener poco respeto por sus pilotos ya confirmados y con contrato en vigor que han estado haciendo test todo eaño para que ahora deprisa y corriendo venga "Messie" Bocazas a dar su visto bueno. 
Según toda esta pantomima el coche que "deseche" el francés en teoría será un zurullo, o cómo va esto?









martes, 15 de noviembre de 2016

F1 en remojo

En remojo y encogida podría añadirse, así ha quedado de mal parada la que debiera ser la competición en circuitos por antonomasia  pero que en los últimos tiempos más parece un campeonato menor de medio pelo.
Y como no puede ser de otro modo los culpables tienen nombre y apellidos: la FIA ( y sus cabezas pensantes?) por un lado y el director de carrera Charlie Whiting por el otro.
Porque si a alguien hay que culpar de que cada vez que se acumule algo de agua en el circuito de turno y asistamos a una charlotada digna del mejor bombero-torero con salidas tras el safety car (lo cual ya es impropio), vueltas y vueltas tras éste amparadas en una absurda y más que discutible falta de seguridad, aderezadas con banderas rojas que nadie sabe muy bien a cuento de qué vienen, es a estos señores. Aunque escuchar lloriquear a los pilotos por radio de que los pobrecitos no ven nada es casi peor, como escucharles llorar de que este u otro les han echado de la pista cuando ellos hacen lo mismo cuando pueden ( léase Alonso con Vettel o Vettel con Verstappen, p.e.)
Porque el fondo del asunto es la altísima y desproporcionada restricción de los test en pista incluso para el propio suministrador de neumáticos que a buen seguro le han debido caer por todos lados tras comprobarse muy insuficiente el rendimiento del supuestamente neumático de lluvia extrema. Lo único extremo que tiene es su debilidad, y ello es debido  muy seguramente al poco margen con que cuenta Pirelli para desarrollar unos neumáticos que a la postre son un ingrediente esencial para que la F1 sea lo que debe. No se puede pretender una buena cosecha sin regar los campos, nunca mejor dicho.

Mucho se ha comparado las carreras de antaño con la actualidad pero habría que analizar con qué iban calzados aquellos monoplazas. La consecuente pregunta que habría que hacerse es si aquellas carreras mágicas bajo la lluvia de entonces lo habrían sido tanto con las Pirelli de ahora.
Algunos dirán también que aquellos pilotos eran de otra pasta, en épocas donde correr cada GP significaba no terminarlo de una pieza con relativa asiduidad  pero también pasa lo mismo en el WRC y cierto es que los actuales pilotos de F1 son muy quejicosos en comparación porque de sentido común es que la velocidad debe adaptarse siempre a las condiciones de la pista y no al revés como más de uno parece empeñarse en hacer ( y tampoco demuestran tener mucha pericia porque casi todos los trompos y accidentes fueron producidos por errores de pilotaje con trazadas erráticas).
Si hay mucha agua ves más despacio si no eres capaz de controlar el coche a más velocidad, punto.
Y en esto los comisarios y director de carrera parecen haberse cagado más de la cuenta.
Encontrar el punto medio entre todo esto para no dejar en ridículo un campeonato que es, o debiera ser, puro espectáculo, no lo veo nada difícil  ( otros parece que sí) y si como me temo hay algunos pilotos que para nada están en esa disposición quizá debieran pensar en correr en otras categorías. Esto último lo digo porque pilotos recién llegados y que no han conocido otras gomas, se ponen a justificar la risión exhibida; ahí lo dejo.

Podría seguir hablando más extensamente sobre el tema pero necesitaría dos artículos más entonces.
Por ello quiero ya hablar de lo mucho que entre chaparrón y chaparrón hemos visto de cara al futuro.
Así de primeras cabe decir que Nico Rosberg ha vuelto ha decepcionarme con con otra muestra más de pilotaje conservador, casi cagón, pensando única y exclusivamente en defenderse y encima de hacerlo mal, va y se pone a lloriquear como si fuera Vettel, para que suspendieran la carrera; muy lamentable y decepcionante.
 De Interlagos ha salido vivo por los pelos gracias únicamente a su falta de garra y Hamilton estará pensando en su ser interno el que un piloto así pueda "quitarle" el título no es justo. Tiene razón.
Primero, porque un piloto que tiene más bemoles que muchos otros ( Verstappen para más señas) le dejó en evidencia una vez más en lo que ya parece que Rosberg nunca mejorará, los cuerpo a cuerpo.
Segundo, Rosberg debiera mandar un buen jamón de pata negra a Chris Horner porque la decisión de hacer entrar a sus dos coches para cambiar a intermedios le dio la vida que de otro modo no habría tenido, si no que seguramente se habría hundido más aún.
Tercero y último, la enorme suerte que tuvo el alemán por no estrellarse en aquel trompo fruto de no saber o poder manejar el coche, y eso que iba con el "dodotis" puesto y el freno de mano echado.
Esperaba mucho más de Nico Rosberg tras su victoria en Suzuka y por primera vez con un atisbo de superioridad frente a Hamilton. A estas alturas y tres carreras después de nuevo cada uno se ha puesto en su sitio por méritos propios y deseo con fervor que el británico logre su cuarta corona porque es quien la ha perseguido de verdad sin quedarse a verlas venir. No dudo que en la misma situación que Rosberg habría ganado alguna de estas tres últimas carreras.
Y Rosberg que se ate los machos porque un circuito como el de Yas Marina es carne de Red Bull, y ya debiera saber cómo se las puede gastar Max Verstappen.
Este muchacho podrá ser criticado por arrogante, por indómito, por irrespetuoso... pero creo no hay duda ya que tiene algo, ese algo que muchos otros otros no tienen y envidian o que tuvieron y que ya perdieron (como acabará perdiendo él mismo) e intentan ocultarlo desprestigiando a este muchacho en cuanto les adelanta, que justo es decirlo, lo hace por las buenas o por las malas y eso es lo que la F1 necesita y no cagones o llorones como Rosberg o Vettel, especialmente éste último que lleva un añito para hacérselo mirar; estoy harto de este tipo. Si hay algún ejemplo de campeón del mundo de paja y sin gota de carisma ese es Vettel. Su actitud crispada e irrespetuosa contra todo y todos de estos meses no tiene excusa alguna y encima llevando sólo dos años en Ferrari ( lo cual sabemos que enloquece a cualquiera) pero de seguir este ritmo qué será del alemán cuando acumule los cinco años que estuvo Alonso?
Viendo lo que se hace público que supuestamente se dice en Maranello quizá ni siquiera complete esos cinco años el tetracampeón porque la sintonía entre éste y Arrivabene no es idílica  y ni por asomo similar a la que tuvieron Alonso y Domenicalli, los cuales confiaban el uno en el otro ciegamente a pesar de estar perdidos. De hecho creo que o uno u otro terminarán saliendo de la Scudería porque parece obvio que no hay buen feeling entre ambos y por si eso no fuese suficiente se rumorea que ese nuevo grupo americano dueño de la F1 podría considerar la supresión de ese plus que se le viene dando a Ferrari por su antigüedad dentro del Gran Circo justo cuando Sergio Marchionne podría cerrar el grifo para el equipo. Podría haber una F1 sin Ferrari?
Podría pero sería otra cosa.

Por lo demás no hay mucho más que comentar que no sea más de lo mismo; los Mclaren ya no tienen más que enseñar  y a partir de ahora, con dos años de "rodaje" ya no hay excusas que valgan, si en 2017 no hay resultados todo habrá sido un fracaso y si bien ahora todos aplauden la decisión de Alonso de dejar Ferrari viendo cómo están allí , el no poder correr para ganar precipitará su retirada sin duda; por el mometo es Jenson Button  el que ya dijo bye bye y con el año que está haciendo nadie le echará de menos. Muy lamentable el año del británico como su carrera en Interlagos.
Parece claro que una generación toca a su fin en el Gran Circo: Button, Massa (al cual viendo su despedida en Brasil parecía que hubiera sido tricampeón por lo menos), Raikkonen ( que ya debiera estar fuera), Alonso dentro de muy poco... son la última hornada pilotos de principios de siglo y ahora son los Verstappen, Sainz, Vandoorne, incluso Stroll, los que van a acaparar portadas de aquí a un lustro o menos. Por el momento el año que viene promete mucho porque estos cuatro chicos van a tener buenos coches aunque me temo Carlos Sainz podría tener el menos bueno.


Y sí, he dicho Stroll porque este muchacho podrá tener un padre con dinero para pagar lo que quiera      (del cual un servidor por motivos laborales conoce en persona) pero lo que papá no ha pagado es su palmarés en la F3 europea ni sus horas en el simulador de Williams y me resulta ridículo que gente metida en el mundillo como algún que otro piloto sigan diciendo tonterías acerca de que los asientos se consiguen con dinero y no con talento cuando eso ha sucedido siempre. Todos los equipos menos cuatro necesitan sponsors y tienen derecho a conseguirlos como puedan. Quizá sean otros los culpables de que dichos equipos tengan que verse en estas tesituras de priorizar el dinero y desechar un potencial mejor rendimiento. Lance Stroll se ha ganado un hueco en Williams por mérito propio  
(y encima tiene dinero si) y tengo muchas ganas de que cierre unas cuantas bocas. Mejor que Massa lo hará seguro.
Me hastía esta cantinela.


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Rallye la Nucía y otros anuncios más

Muy tumultuosa está siendo la actualidad rallística últimemente y parece que lo mejor está todavía por llegar, que diría aquel.
Para empezar en nuestro campeonato doméstico el CERA volvía a la Comunidad Valenciana, hecho a celebrar sin duda pero no del modo en que se ha producido; algo de lo que ya hablé en su momento.
Dicho lo cual y muy a cuento de ello espero que salga elegido un nuevo presidente de la RFEA.

Ciñéndonos ya al aspecto deportivo que al final es lo más interesante (que no lo único) el plantel de pilotos y monturas que llegaron a tierras alicantinas hacía presagiar una carrera interesante aunque fuese por los dos escalones más bajos del podium; desgraciadamente nos quedamos con las ganas.
De todos ellos el que más expectativas me creó fue Nil Solans, uno de esos jóvenes talentos españoles que rema cada vez contra mareas más fuertes como es costumbre en este país y ahora parece podría abrirsele la opción de correr en 2017 con ese 208 T16 de trayectoria tan curiossa.
Desgraciadamente la toma de contacto no ha sido nada buena y su actuación en la Nucía me ha recordado mucho a la de Yeray Lemes en el Rally de Cantabria de hace un par de años cuando apareció con un Evo X R4 y se comió una alcantarilla a las primeras de cambio. Dios me libre de criticar pero pienso que cuando uno tiene las opciones justas de probarse a sí mismo y a un coche con un set up desconocido ( ya sea por neumáticos o lo que sea) hay que ser muy prudente. Espero no sea esta la última bala en su recámara  porque velocidad tiene de sobra para estar arriba en el CERA.
Y de un joven talento a otro talento algo más maduro; Miguel Fuster lleva un año más centrado en asuntos de despacho que en correr rallies y a día de hoy no se sabe nada de lo que hará en 2017. La velocidad es obvio no la ha perdido por su actuación en Cantabria pero lo de quedarse tirado por una correa de alternador... de nuevo es criticable hacia su preparador. Personalmente creo que su tiempo empieza a pasar y no debiera ser él la figura más seguida en cuanto a saber si tendrá o no un programa el año próximo; que nadie me entienda mal pero son otros los que deben acaparar las miradas. Afortunadamente alguno de ellos sí tienen ya programas definidos.

Para empezar, el recientemente coronado campeón. Semanas atrás venía hablando de que no podía concebirse ni tolerarse que Cristian García se quedara sin un coche puntero en 2017 y parece que no va a ser así. Al mismo tiempo y como parecía lógico, el actual equipo oficial Mitsubishi desaparecerá en cuanto se oficialice el nuevo reglamento que reduzca drásticamente el rendimiento de los R4 y para los cuales no habrá sustituto dentro del formato FIA; algunos pensarán en ese Mirage R5 que un equipo sueco ha desarrollado de un modo muy autodidacta pero por estos lares nada se sabe de ese coche. Así que blanco y en botella.
Viendo lo bien considerado que está el campeón aragonés en RMC (con razón) y sabiendo los R5 que manejan allí, es fácil deducir que le veremos con un Fiesta al igual que hará Manuel Mora gracias a su mecenas Daniel Alonso. El asturiano sigue en ese proceso de adaptación al R5 viniendo como venía del R2 y aún no se le pueden pedir cuentas, al menos por mi parte. Seguro que alguno ya empieza a decir sobre él que si tiene más recursos con menos manos que otros pero no me parece justo criticar precisamente lo que venimos demandando; los recursos para poder demostrar su valía. Yo creo que este chico la tiene y será en 2017 cuando empiece su revalida.
Como también me gustaría que Surhayén Pernía la tuviera en las mismas condiciones, y es que el cántabro siempre está en mis oraciones para poder subirse a un coche más allá de una carrera aislada.
A día de hoy es el piloto que más "preocupado" me tiene porque nada bueno se sabe de su f futuro próximo
Menos mal que el ausente en la Nucía y mejor piloto nacional mientras Cristian García no demuestre lo contrario con una montura equiparable, Iván Ares, sí tiene desde hace tiempo las miras centradas.
Pero lo que sí va camino de ser el culebrón del año es saber qué coche será su elegido, aunque creo sí podría hacerse alguna conjetura: el Skoda de AR Vidal o un Hyundai en propiedad (pese a que también probó un DS3)

Parece que pese a todo podría salir un CERA 2017 bastante "apañado" y con un elenco de coches más que interesante:

   DS3                    Fiesta                Skoda                   208 T16                                Hyundai
 Vallejo                 C. García            I. Ares               Nil Solans/ P. Burgo?                  I.Ares?
                             M. Mora             S. Pernía?                                                              P. Burgo?
                             Fuster                                                                                               JA. Suárez?
                             Monzón?


No, no me he olvidado de Alberto Monarri; pachasco. Cómo podría obviar al flamante ganador del recuperado rally levantino ( aunque no por el modo de hacerlo). Días atrás expresé mi opinión acerca precisamente de ese modo de ganar su primer rally nacional en Twitter y parece que este muchacho goza de una guardia pretoriana que se lanza cual depredador hambriento contra cualquiera que no adore cual Dios terrenal al piloto madrileño. Yo no soy así pero por supuesto reconozco su calidad al volante y su trayectoria que en general ha estado exenta de ese alguien que le aupara en el momento apropiado a un coche puntero ( no este año) aunque como ya he dicho otras veces  también ha tenido opciones y las ha tirado por tierra. El caso es que entró un poco con calzador en este efímero equipo oficial Mitsubishi y a estas alturas su continuidad en un status similar al actual es más que improbable
Dicho lo cual me gustaría poder decir que en el Rally de Madrid ha ganado en buena lid a todo el que se puso por delante de él pero realmente creo no está al nivel de otros, más por falta de continuidad que otra cosa. La realidad es la que es y en ningún momento ha sido superior a Cristian García, como tampoco creo que lo estaría de Surhayén Pernía. Este R4 difiere bastante del que llevó el cántabro a la victoria en el Sierra Morena por mucho que Roberto Méndez siga intentando confundir a la gente.
No me parece honesto negar cosas tan evidentes como las que niega el preparador leonés y tampoco pasaría nada por hacerlo y reconocer que ha gozado de mucha permisividad para hacer y desarrollar este coche aunque en una cosa sí tiene razón y aquí lo dijimos: cualquiera podría haber corrido con un R4... siempre que se amoldara a sus condiciones claro. Si nadie lo ha hecho será por algo.

Dicho todo esto el CERA 2016 está echando ya el cierre y tan sólo el amago de rally madrileño resta para centrar nuestra atención en lo mucho y esperemos bueno que debe venir en 2017. Un rally el de Madrid que, gracias a la incorporación de los tramos abulenses, se acerca más a la definición de rally a pesar de que el lastre de correr en el Jarama sigue siendo muy pesado.
Lo que me parece ridículo es que desde algunos medios especializados se siga vendiendo este rally tan mediocre como algo especial cuando sólo tiene de especial su penosa organización de los últimos años. Un ejemplo de cómo no deben hacerse las cosas.

PERO NO ACABA AQUÍ LA CRÓNICA DE ESTA SEMANA porque la actualidad obliga a cambiar el CERA por el WRC y a comentar alguna que otra tropelía dialéctica salida de boca de algún que otro español. Y no me duelen prendas en decir nombres y apellidos, Luis Moya para más señas. el eminente copiloto fue un profesional muy reconocido en su día pero creo que a veces dice más tonterías que otra cosa y su fama le precede; en Subaru duró lo que duró y en el extinto equipo Nupel salió como salió con Vallejo. Con semejante currículum no sé como alguien pudo creer que Volkswagen iba a poner en sus manos la dirección de su equipo oficial.
Y es que según el gallego ahora vamos a tener que adorar a VW como si hubieran inventado los rallies poco menos o que han ganado 12 campeonatos mundiales... entonces cuántos ganó Citröen o Lancia en su día? Sin olvidar lo de hacer un R5 eléctrico o híbrido. Pues eso.
Sin embargo casi me sorprendió más la actitud de Dani Sordo con la reciente noticia del abandono de VW del Mundial; sinceramente y sin ánimo de ofender creo que no ha demostrado ser muy listo queriendo "traerse" a "Messie" Bocazas a Hyundai a sabiendas de que si con Paddon y Neuville lo va a tener jodido para coger puntos el año que viene, si Michel Nandan se volviera loco y pusiera otro coche más al francés no sé para qué iban a necesitar al cántabro la verdad. Hay que ser más egoísta.
Y tampoco me gustó una alusión suya hacia el equipo Toyota de Makinen llamándolos clan finlandés de un modo bastante depreciativo. Que tengan cuidado todos esos que ahora ven a este "clan" como poco menos que unos "matados" no vayan a llevarse un susto, y los que tienen más papeletas son justamente los coreanos.Porque mucho se habla de que Citröen tiene experiencia con diferenciales activos pero M-Sport también y nadie parece haberse dado cuenta.

Al hilo de esto toca hablar de qué pasará con el polo 2017, los de 2016 y los ahora virtualmente desempleados pilotos de VW. Esta semana ha salido un rumor que cuenta la posibilidad de que Red Bull adquiriera al menos los de 2017 de un modo similar a lo que hizo con los Skoda Fabia WRC ex-oficiales hace un lustro más  o menos. La operación ahora tiene sensibles matices y en algún equipo tendrán que delegar para poner en liza dichos coches y garantizarse de algún modo la evolución del coche al menos en los próximos dos años. Y quiénes serían los pilotos elegidos? Aceptaría VW la posibilidad de que su imagen de marca quedara como mera comparsa en un equipo privado por mucho que tenga el apoyo de Red Bull? Muchas son las preguntas en torno a esta operación que promete ser de las que hacen historia, si es que se materializa finalmente porque cláusulas debe haber para enterrar una ciudad entera.

Lo que parece claro es que de crearse un equipo con los polo 2017 en el modo que sea no será con la tripleta actual Latvala-Ogier-Mikkelssen y ahí es donde Malcolm Wilson debe "pillar cacho" sí o sí o pasará a la historia por su ineptitud irremediable. Y digo esto porque me "preocupa" ver a Mads Ostberg haciendo test con el Fiesta 2017.








miércoles, 2 de noviembre de 2016

Veni Vidi vici...

...Y ahora me voy.
Eso es lo que han debido pensar en la cúpula directiva de Volkswagen responsable de, en su día dar vía libre al proyecto del Mundial de Rallies ("chapando" el del Dakar), y ahora darle carpetazo en cuestión de días, al menos que se sepa. Sin duda esta es la noticia que ha puesto patas arriba el WRC ( yo venía con intención de hablar de otras cosas), no solo en este año, si no en los últimos tiempos porque no hay duda que con esta "espantá"de VW y dada su exitosa andadura en estos cuatro años un ciclo se acaba con su marcha al igual que se acabó con la de Loeb en su día o la de otros campeones y marcas que dejaron una huella perpetúa;
VW ya tiene su sitio en el Olimpo.

Las causas de esta retirada temprana parecen más o menos claras pero yo me quiero centrar en el futuro del propio equipo: muchos hablan de que sus tres pilotos (y co-pilotos) van a ser auténticos caramelos en la puerta de un colegio y más de un "team manager" podría tirarse de los pelos (en este sentido Malcolm Wilson y Tommi Makinen parecen tener ventaja) pero no creo que lo sean menos muchos de los técnicos que han estado todos estos años desarrollando un coche casi infalible y este va a ser otro mercado a tener muy en cuenta pese a no ser ni de lejos tan mediático aunque quizá sí igual de determinante. No dudo que habrá más de uno que mire más a este o aquel ingeniero antes que a los pilotos. Porque si bien parece que existe la posibilidad de que el Polo 2017, aún sin homologar, se "traspase" a algún equipo externo tipo M-Sport y su desarrollo no caiga en el abandono total, no veo fácil que algún equipo de primer nivel reciba con los brazos abiertos ese marrón porque simple y llanamente jamás se ha visto un Polo en manos privadas como para que ahora deprisa y corriendo alguien "herede" toda la estructura (humana y técnica) y encima sin que la propia VW saque tajada de ello; vamos que no creo que cedan sus juguetes por cuatro "perras gordas".
Esta incertidumbre podría ser la que motive la emigración de más de un responsable junto a otro motivo dado también por la propia VW; la fabricación de un Polo R5. Lo cual en sí mismo es bueno pero dudo mucho que sea igual (profesional y económicamente) trabajar en un equipo oficial que fabricar coches para después venderlos... a no ser que vayan a ser como, de nuevo,
 M-Sport.

Entonces podría valer pero me surge una pregunta entonces: qué pasará con Skoda?
No tendría sentido alguno que dos marcas de la misma casa matriz se hicieran competencia directa dadas las causas que oficialmente han motivado la retirada de VW por lo que si no es el personal de dicho equipo serán los de Skoda quienes puedan quedarse sin trabajo y entonces las consecuencias ya sí podrían ser más profundas y globales porque el equipo oficial checo ha dado cobertura a estupendos pilotos que gracias a ello pueden tener ahora un asiento mejor pero si Skoda cierra su programa de rallies volveremos al desierto en las categorías inferiores... si es que VW no crea otro equipo; ojalá. Porque el tapón que van a hacer a más de un posible jovenzuelo talentoso para hacerse con un volante oficial dejando en el paro a Ogier, Mikkelsen y Latvala es muy injusto.
Moralmente deberían formar dicho equipo en WRC2.

Eso en lo que respecta al equipo. Y qué hay de los pilotos? Las mejores casas de apuestas británicas deben estar echando humo dado que sólo un mes escaso queda para que los equipos cierren sus plantillas: ahora más que nunca el símil del juego de la silla es más que apropiado porque hemos pasado en un día de no tener casi pilotos para ocupar tantos coches a que ahora halla lista de espera.
Parece obvio que todo pasa por ver qué hará el campeón, el cual dudo mucho vaya a retirarse justo ahora que está a sólo un campeonato más de situarse como el segundo mejor piloto de la historia. Solo por eso ya estará Ogier viendo las opciones reales que hay en Volkswagen de poner en liza el todavía inacabado Polo 2017 sea del modo que sea pero con unas mínimas garantías de que su evolución no caiga en saco roto a las primeras de cambio. Como decía antes, esta opción de un equipo privado yo no la veo ahora muy factible porque hay muchos cabos a atar en muy poco tiempo por lo que quizá el tetracampeón , y esto es una opinión personal, enfoque sus miras a Finlandia.
Lo veo más con Makinen que en ningún otro sitio, es decir, que con Wilson porque de Citröen o Hyundai no me cabe en la cabeza pudieran hacer tal escabechina.
Ahora, vayan donde vayan los tres ex-VW, se encontrarán con un coche nuevo en cuyo desarrollo no han tomado parte y eso podría ser un hándicap interesante ya que entonces es cuando el talento debe relucir.



miércoles, 19 de octubre de 2016

Y ahora qué (continuación)

Llegados a esta época de año es lógico que los distintos campeonatos que aquí en Afición al Motor seguimos fielmente vayan resolviéndose, y este pasado weekend el "señor" Ogier dejó finiquitada su cuarta corona... aunque no sea este el tema del que quiero hablar precisamente; al menos por ahora.
Y es que la semana pasada dejé a medias la última de mis crónicas porque no quise hacer un testamento del mismo a consecuencia de tantos e interesantes temas que están coincidiendo en estas casi frenéticas semanas; entre ellos las tan anheladas presentaciones de los WRC 2017 y sus respectivos pilotos, tema estrella donde los haya por motivos de sobra conocidos.

Pero si por algo escogí el encabezamiento que reza en la cabecera (valga la redundancia) fue básicamente por lo sucedido en el CERA y principalmente a su flamante nuevo campeón que no olvidemos es un chaval con un potencial espléndido, al igual que otros pocos muchachos que "campean" como pueden en este mundillo.
Ya lo hice en las RRSS  en su momento y lo vuelvo a decir ahora: muchas felicidades para Cristian García y Rebeca Liso por este campeonato que rejuvenece por fin un historial superpoblado de "leyendas" (dicho con el mayor respeto).

En Afición al Motor podemos congratularnos de haber entrevistado al actual campeón antes de serlo (en la sección "The Interviewer"), el cual no puso ningún reparo y se lo agradeceré siempre pero nos guste o no dicho logro del aragonés tiene un poso de desigualdad del que salió beneficiado claramente ( como pasó con otros como Monzón en 2013) y que no ha sabido o querido reconocer, dicho lo cual quizá estuviese en su papel. Sea como fuere el Evo R4 no corre solo y para hacer los tiempos que ha hecho en muchos tramos, superando a los mejores Porches 2010 sin brida, hay que tener manos porque Alberto Monarri con el mismo coche y no siendo manco tampoco no ha podido estar al mismo nivel. Pero y ahora qué?
 La situación que se le presenta a García podría calificarse de muchas maneras excepto de sencilla.
Ha conseguido ser campeón del CERA pero qué viene después? En otro tiempo esto sería tan sólo la rampa de lanzamiento (lo fue para otros), pero con la falta de apoyos que hay para todo desde el ámbito federativo (tan sólo el Pentacampeonato eterno, eso sí pagando 62000 € , menudo precio para una supuesta copa de iniciación que luego no te lleva a ningún sitio) y sin un mecenas que apueste por él como si tienen otros ( para su suerte) podríamos desperdiciar al mejor talento desde Dani Sordo y  no podemos/debemos permitirlo.
Desde aquí quiero alentar a quien proceda para que apuesten por este chico y le dejen demostrar lo que puede hacer con un coche bajo normativa FIA.  Si todo va como debiera en 2017 los R4 de seguir corriendo lo harán "capados" y no dudo que tanto Mitsubishi como Repsol se bajarán del barco.
Le ocurrirá entonces a García como a Fuster este año? De producirse sería trágico pero no olvidemos que este año 2016 de no haber entrado oportunamente la petrolera y el constructor japonés seguramente no habría tenido coche y habría corrido la misma suerte que Surhayén Pernía en su día.
Lamentablemente aún puede seguir sus pasos si no aparece alguien que crea en él, y como mínimo ese alguien debería sentarle en un R5 para correr de nuevo el CERA y medirse de tú a tú con el que a mi humilde juicio sí ha demostrado ser el mejor piloto nacional ( Iván Ares) más esas leyendas que tanto nos gusta seguir viendo en la brecha. Eso y alguna incursión en el CERT para hacer manos en tierra con vistas al salto o incluso en el WRC directamente pero con qué coche? De ahí el problema de haber corrido con el R4; ahora en España debiera saltar a un R5 pero para estrenarse en el Mundial habría sido mejor un R2 por motivos de dinero, para conocer los tramos y coger ritmo. El tiempo corre en su contra y como no aparezca alguien casi ya, perderemos a otro posible piloto mundialista.

Como mundialista es Jose Antonio Suárez, piloto que no creo sea mejor que García pero que para su suerte sí cuenta con mecenas que le "ponga" en el camino correcto. La oportunidad la aprovechó sin duda alguna pero cuando más favorable lo tenía para hacerse un hueco en el WRC2 va y resulta que el coche es una basura total. No es serio ni aceptable que una estructura con apoyo oficial de Peugeot cuente con un coche tan malo que en consecuencia hace parecer malo a su piloto hasta el punto de que ya se empiezan a escuchar rumores de que "Cohete" podría salir de Peugeot para correr en el CERA con otra marca; me temo sería el fin para el asturiano.

Y lo peor es que el que pondrían en su lugar para correr con ese "zarrio" de 208 T16 es otro españolito con unas maneras probablemente mejores que ningún otro y que de ser "premiado" con semejante trasto no haría otra cosa que acabar con él. Pepe López es el otro "ahijado" de Sainz y de cuyas gestiones se creó ese camino a través de la 208 Rally Cup francesa, lo cual está muy bien pero... no va a decir nada el bicampeón sobre la mierda de coche que le han puesto a su protegido?

La pena para Suárez es que de haber podido correr sin cortapisas podría haber aspirado a cubrir alguna vacante en Skoda para 2017 ya que haberlas las habrá, pero de este modo ni él ni ojalá me equivoque Pepe López podrán hacer nada más que pelearse con un coche que tiene más de tortura que otra cosa.

El otro talento que parece despuntar entre la jaula de grillos del CERA es Manuel Mora, otro asturiano que para su bien cuenta con el apoyo encomiable de otro grande; sin él lo de haberse estrenado con el Fiesta R5 y tener un programa ya cerrado para 2017 sería un sueño.
Obviamente su objetivo es el Mundial pero aún debe rodar y mucho con el R5 y nivel esperemos que en el CERA no le va a faltar si las cosas, una vez más, se hacen como deben hacerse.

García, Suárez, López y Mora son la terna de nombres que hoy por hoy más posibilidades tienen, por edad y talento de poder suceder a Sordo en el Mundial pero si somos realistas la cosa está difícil, muy difícil. No son los únicos porque los Cima, Pernía, Solans, Llarena e incluso el semi-retirado
(forzosamente) Lemes siguen buscándose la vida como pueden en las copas monomarca que les sean más accesibles (ganándolas incluso) pero el tiempo pasa y más de uno sabe que no pasará de donde está.

Mientras otros países del entorno con incluso menos medios siguen sacando pilotos y éstos brillando en España vemos pasar el talento por una puerta y al poco se pierde en un laberinto de puertas cerradas.Hasta cuándo se va a seguir permitiendo esto? Espero que con las elecciones haya cambios en la Federación.

martes, 11 de octubre de 2016

Y ahora qué?

Creo que con este encabezamiento se describe bastante bien la situación que a partir de ahora se le presenta al flamante campeón de España de Rallies de Asfalto, al cual habría que unir junto al muy reciente también ( más aún en su caso) campeón de la francesa Copa 208 que en los últimos tiempos está resultando ser la perfecta vía de desarrollo para los jóvenes talentos patrios, que haberlos los sigue habiendo como es evidente y a pesar de que cada vez es menos fácil hacerse un hueco.
Estos y algunos otros temas en torno al WRC han copado la la más rabiosa actualidad de las últimas dos semanas y poco durante las cuales y como ya es desgraciadamente habitual he tenido que posponer mi particular punto de vista... hasta ahora.
Empezando por el Mundial en torno al cual ya estamos contando los días que faltan para ver esos cada vez más esperanzadores "WRC 2.0" las sensaciones son me temo más amargas que dulces, dejando ahora los prototipos al margen. Fue acabar el Rally de Finlandia y frotarnos/ frotarme las manos de cara al rendimiento que Dani Sordo pudiera ofrecer en la mini-temporada de asfalto que se avecinaba con un Hyundai que parecía haber madurado en tiempo récord pero parece ser que cuando no es la falta de un set up adecuado en el coche es la monta menos idónea de neumáticos, un pinchazo inexplicable o el salir retrasado y encontrarse los tramos sucios por el paso de los pilotos precedentes pero el caso es que ya ni en su superficie predilecta el cántabro es capaz de postularse a la victoria.

Tras el "intento fallido" de Alemania y la cancelación de China (que por lo visto era lo mejor que podía haber pasado dadas las condiciones en las que se iba a realizar), Córcega se presentaba como la última opción real para que Sordo se reivindicase (dado que el RACC tiene un día entero sobre tierra), principalmente frente a sus compañeros de equipo, en un rally que ya ganó en 2012 dentro del IRC con un Mini RRC pero parece que al igual que sucedía en tiempos de Loeb, no sólo basta con tener un coche parejo al francés para poder ganarle; hace falta algo más que hasta ahora nadie parece tener en dosis suficientes para poner en su sitio a "Messie" Bocazas.
Un "Messie" Bocazas que en días previos al excelso rally corso protagonizó una nueva charlotada que rayaba la falta de respeto, esta vez hacia el mismo Sordo, al ponerle el francés como principal candidato a la victoria en la isla; tod@s sabemos que aquellas palabras no se las creía ni él mismo y fue una "cantosa" y desproporcionada muestra de falsa humildad. Falacia que por si alguien entonces pudiera haberse creído, quedó desmontada en el mismo instante en que se dio la salida en el primer tramo al primer participante, es decir, al mismo Ogier marcando scratch tras scratch en unos tramos que representan la esencia más pura de los rallies por su alta exigencia tanto del coche como de piloto y copiloto ( me río yo de las carreras de circuitos) y que por otro lado no se ensuciaban como en Alemania por no poder cortar las cunetas: conclusión, Ogier por mucho que nos pueda/ me pueda joder es el mejor con bastante diferencia y desmereció de un plumazo un rally maravilloso.
Lo peor de esto no es que Ogier sea muy bueno, si no que hoy por hoy su competencia es menor que nunca desde que llegó al Mundial. Latvala no se ha vuelto a enderezar desde el "revolcón" de Argentina y en un rally como Córcega donde ganó el año pasado podría jurar que no corrió sino fuese porque aparece en la clasificación final. Este es el peor año del finés que yo le recuerdo.
Mikkelsen también anda más torcido que de costumbre y ahora mismo es una incógnita si se enderezará para bien o su dispersamiento actual puede derivar en algo crónico.
Neuville y Paddon parecía pudieran haber discutido la hegemonía francesa pero ahora vemos que aquellas victorias fueron fruto en gran parte del orden de salida en tierra puesto que en Córcega Ogier no dio opción ni a uno ni a otro ( más a Beuville) de un modo aplastante y decepcionante a la vez. Respecto a Paddon debo decir que me sorprendió negativamente el hecho de que Sordo no pudiera recortarle apenas tiempo al neozelandés tras su pinchazo e incluso éste le superara en el Power Stage; mal asunto.
Con este panorama sólo nos queda la opción/esperanza de que Kris Meeke pueda auto-regenerarse con la casi inminente llegada del C3 y mantenga esa velocidad que viene mostrando en Montecarlo, o en Córcega esta pasada semana más allá de unos pocos tramos tras los cuales y muy similarmente a Sordo, parecen ocurrirle al norirlandés imprevistos un tanto rocambolescos que dan con su DS3 ( un coche que sigue demostrando estar a  tope de competitividad pese a todo) en la cuneta.
Personalmente y aún teniendo alguna reserva sobre las opciones reales de Meeke, la suya me parece a día de hoy la más sólida frente a Ogier pese a que muchos siguen reprochando al británico cierta falta de consistencia; yo creo que es más fácil lograr consistencia teniendo velocidad que al revés.
La opción "escondida" y la más ilusionante a la vez que remota es que alguno de los novatos que puedan sentarse en un WRC en 2017 puedan demostrar algo que llevamos años esperando.

Al hilo de esto último viene muy a cuento comentar las recientes confirmaciones de pilotos que llevábamos meses esperando y especulando al mismo tiempo. Citröen posiblemente ha sorprendido a la mayoría al "quedarse" con su plantel actual y "desechar" al opción Neuville (cosa que a lo mejor es fruto de una jugada personal del belga para recalar en VW en 2018 cuando terminen contrato tanto Ogier como Latvala) pero a mi me parece muy atrevido y a la vez positivo que apuesten sobretodo por un novato como Craig Breen que tan sólo en dos rallies ( Finlandia y Córcega) ha demostrado muchísimo más que otros en varios años y al que más de uno quería enterrar antes de tiempo. Veremos hasta donde llega con el C3 ahora que ya ha destapado un poquito de su esencia y parece que ésta tiene bastante pureza. Su mayor reto comenzará en Montecarlo donde debe confirmar si es lo que muchos esperamos que sea.
Como siempre lo que es bueno para unos puede serlo menos para otros y ese otro es Dani Sordo que con la renovación de Neuville ( sobre el cual ha habido un revuelo casi inédito en el Mundial por un piloto que no es campeón ni mucho menos) mucho me temo podría quedarse como el tercero en discordia dentro de Hyundai basándome simplemente en los resultados de unos y otros que por desgracia no dejan mucho lugar para el debate. Menos mal que en 2017 no habrá nominaciones en los equipos para que puntúen este u otro piloto y serán los mejor clasificados los que consigan botín; otra buena decisión que dará un punto más de competitividad entre los pilotos al salir todos con el mismo status en cada rally.
Volkswagen mantendrá su trío actual al menos hasta 2018 y nos queda por ver quiénes completarán las formaciones de Toyota y M-Sport respecto a los cuales y en concreto sobre el equipo de Makinen ya hay más que evidencias sobre dos de sus tres coches y al menos uno parece ser una apuesta de futuro, quién sabe si más por falta de opciones mejores que por confianza real, pero el caso es que Essapeka Lappi se postula como el más mediático piloto del equipo patrocinado por Microsoft ( da gusto ver nuevos sponsors hasta ahora desconocidos en el WRC de la talla del gigante informático, un buen tanto a favor de Toyota) pese a que Haninen, más que probable compañero de éste, lleva meses testando la "mula" del Yaris y debería tenerlo muy por la mano pero tras ganar el IRC no demostró nada de nada con Hyundai por lo que existen serias dudas sobre lo que pueda aportar ahora con más años y sin haber corrido apenas rallies mundialistas.

El tercer coche japonés aún no tiene dueño pero todo parece indicar que será adjudicado a algún otro jovenzuelo nórdico y como ese jovenzuelo no sea Teemu Suninen me parecería el error más grande que pudiera cometer Makinen. Este muchacho lleva dos años exhibiendo sus dotes por casi todos los rallies (excepto en asfalto que es más que lógico dada su juventud y orígenes) y su hambre de éxito junto con un coche al que parece que ya se le ha colgado el cartel de "ceporro" cuando yo creo que puede ser el mejor dadas sus características diferentes a todos los demás (más pequeño, como lo fue en su día el 206) podrían conformar uno de esos tandem coche-piloto de los que dejan huella ( ver artículos en historial).

Y por lo que toca en M-Sport ya la cosa es distinta porque la rémora que arrastra Malcolm Wilson es ya más vieja y conocida que la vida misma. Sólo espero que por Dios Mads Ostberg no siga corriendo y quién sabe si de la tripleta Tanak-Camilli-Evans (espero que sustituyendo al noruego) puede sacarse algo positivo. Ambos tres arrastran consigo más sombras que luces pero no hay más de donde coger hoy por hoy y dinero no queda mucho en Cumbría para lo que no sea desarrollar dignamente el coche.
Y hablando de coches, ya sabemos cómo serán tanto el C3 como el Yaris y el I20 (por fin con tres puertas, les ha costado dos años largos) en sus versiones semi-definitivas dejando patente todos el salto aerodinámico hacia delante que mejorará mucho el impacto visual tanto a pie de cuneta como en la tele. No recuerdo una expectación y vorágine similar en torno al desarrollo y presentación de los coches en el Mundial, lo cual no hace si no engrandecer un campeonato que un día fue superior a la F1 en retorno mediático y por ello fue "degradado" usando la excusa de los accidentes. Todos sabéis a qué me refiero.


domingo, 2 de octubre de 2016

Mercedes se humaniza

Menudo fin de semana que nos hemos ventilado, ya casi es una costumbre el que la F1 y el WRC coincidan en uno solo pero dejando ya esta batalla perdida a un lado la carrera de Sepang no ha podido defraudar a nadie porque lo ha tenido absolutamente todo: adelantamientos legales e ilegales, remontadas mayúsculas, estrategias diferentes por doquier, accidentes (por suerte sin consecuencias personales) con su consiguiente coche de seguridad, sanciones, abandonos, polémica con la carrera ya terminada e incertidumbre hasta casi el final de la misma en lo respecta a la pelea por el títluo porque al principio era Rosberg el que parecía perderlo casi todo y al final fue Hamilton el que ha salido con el rabo entre las piernas. No puedo entender a aquellos que siguen llorando cual plañideras recordando tiempos pasados sólo porque los motores de entonces hacían más ruido como si aquellas carreras fuesen una oda al entretenimiento una tras otra. Algunas eran infumables igual que ahora también sucede pero lo que no admite debate es que los actuales monoplazas son los más rápidos de siempre por mucho que periodistas "especializados" sigan esforzándose por desprestigiar el concepto actual. Podría dar nombres pero no es ese mi estilo ni lo que persigo y aunque soy repetitivo con el tema creo que debo seguir hablando de ello.

El caso es que tras Singapur y casi por primera vez Hamilton tenía razones para dudar de que su cuarto título pudiera consumarse en este 2016 y con lo sucedido en Sepang parece que esas dudas van bastante más allá de una mera inquietud al respecto dada su actitud y declaraciones tras un abandono muy inesperado. Esta versión quejicosa y paranoica parecía muy olvidada ya y ni yo ni otros muchos esperábamos volver a verla de nuevo pero por lo visto ese lado "macarra" y visceral de chico malo irá siempre con Hamilton. Por ser algo intrínseco en él no tiene sentido alguno criticar sus maneras sino si esas maneras están justificadas de algún modo... y la respuesta es no; tanto de haber ganado como al abandonar el campeonato sigue muy igualado y quedan todavía 125 puntos por disputar.
Tan sólo se podría medio entender el enfado del tricampeón (nunca sus maneras) por seguir en desventaja con Rosberg en lo que se refiere a las victorias en GGPP pero repito que con cinco circuitos por visitar todavía existen variables que pueden hacer decantar el título hacia cualquiera.
Más ahora que se ha visto una debilidad desconocida en Mercedes tras lo cual Rosberg debiera echar mano de ese refrán que dice "cuando las barbas de tu vecino veas recortar pon las tuyas a remojar", sin olvidar a los Red Bull que están en perfecta disposición de "robar" un buen botín de puntos a cualquiera de los dos pilotos Mercedes en cuanto éstos no estén al cien por cien de su capacidad.

Entrando ya en la propia carrera, muchas han sido como decía las cosas acaecidas en las 56 vueltas que conformaban el GP empezando por la primera curva del primer giro. Cómo no, entre los involucrados estaba Verstappen y un Ferrari, esta vez Vettel, y entre medias Nico Rosberg.
Personalmente me parece estupendo, simbólicamente hablando, el efecto que está produciendo Verstappen contra los "poderes establecidos" de la parrilla. El problema es si esto se le puede volver en su contra al joven holandés y como dije en el último artículo, parece que sí ha podio hacer mella en su cabeza pero de un modo similar a lo que ocurre con Hamilton parece que el "modus operandi" de "Mad Max" no tiene pinta de cambiar. Esta vez y aún sin ser damnificado no perdió un segundo en poner de vuelta y media a Vettel por una maniobra equivocada sin duda alguna y consiguientemente sancionada tras la que su única víctima no fue ni la octava parte de duro como lo fue el holandés; eso sí, la indirecta sí la dejó tirada pero con la sutileza que caracteriza a un Rosberg que unos cuantos giros después y como ya hiciera en otras carreras, quiso ser un "chico malo" y como entonces la jugada le salió mal. Al igual que me parece correcta la sanción a Vettel, (el cual por cierto ha vuelto a dar la razón a los que hablan de una ya inminente pérdida de paciencia por su parte dada la deriva que sigue mostrando Ferrari y fruto de esa impaciencia vino esa maniobra desesperada para adelantar a un Verstappen que después sabía sería inalcanzable) me parece también correcta la penalización a un Rosberg que por un instante pareció sufrir una esporádica enajenación mental y debió pensar que estaba corriendo el DTM porque el "meneo" que le dio a Raikkonen fue cantoso de cojones. Se apoyó en el Ferrari del finés descaradamente y no hay más; que luego Raikkonen no fuese capaz de contener esa desventaja de diez segundos era más o menos de esperar pero que encima pongan de excusa que si una linterna se quedó escondida debajo del pedal del acelerador me suena al camarote de los hermanos Marx.

Así andan unos y así andan otros. Y esos otros están a la espera de que, como decía antes, alguno de los dos pilotos Mercedes tengan el más mínimo problema y si son los dos mejor aún porque justo detrás estarán para ponerse delante. Desde 2013 Red Bull no hacía un doblete pero no fue todo coser y cantar porque justo unas pocas vueltas antes de la rotura de Hamilton Ricciardo y Verstappen tuvieron una muy dura pugna por lo que entonces "sólo" era un segundo puesto cuando no tenían ninguna necesidad de hacerlo. Aquí hay que criticar duramente a los tan sabios Marko y Horner por no saber o querer imponer el beneficio del equipo a los egos particulares de sus pilotos que a punto estuvieron de hacer una charlotada memorable si alguno de ellos o los dos hubieran sufrido abandono a consecuencia de una especie de riña de patio de colegio para dejar claro cuál de los dos es mejor, a su parecer claro, porque a los ojos del resto fue una gilipollez sublime.

Y de nuevo aunque más sorpresivamente que en carreras anteriores Fernando Alonso fue más allá de lo que la lógica y casi las matemáticas dictaminan, dadas las prestaciones actuales del Mclaren MP4/31 que a su vez por fin parece dar pasos notables hacia delante con cada nueva mejora que se monta en el coche y que a su vez dan pié al positivismo de cara a un medio plazo que cada vez es más corto que medio. Me pregunto dónde hubiera podido acabar el asturiano de salir donde lo hizo Button  con las mejoras que llevaba su coche viendo el desarrollo de la carrera; me atrevo a decir que habría rodado entre los tres primeros para acabar cuarto o quinto. Hasta aquí todo es precioso pero no debemos olvidar que había un Williams, un Ferrari y un Mercedes fuera de juego por lo que todavía el salto a dar va a seguir siendo grande e insuperable al menos y esperemos sólo en este 2016 restante porque la evolución montada para que sea en Suzuka donde de todo de sí (como estaba cantado) será la última que verá la luz en este año, asi que como mucho cabe esperar que los Mclaren se consoliden como la primera resistencia a los Ferrari, Red Bull y Mercedes (en este orden) y dependiendo del ritmo mostrado en Suzuka quién sabe si no puedan dar un susto a los de Maranello en algún momento, cosa que sería morbosa no lo siguiente.

Por lo que toca a Carlos Sainz ya es norma desde hace un tiempo que lo más interesante a su respecto está fuera de la pista, es decir, en su más inmediato futuro y en relación a esto hay que agradecerle al madrileño su franqueza hablando de este tema porque no es lo que se lleva en el "Gran Circo".
Por sus palabras me temo que el proyecto de Renault podría esfumarse de todas todas y podría pasar otro año "remando en galeras"; son las cosas que tiene ser un niño prodigio de Red Bull, que estás a su total merced. Hace un tiempo hablé de una posibilidad a medio plazo acerca de la llegada de Sainz a Mclaren sustituyendo a Alonso y puede que sea el as escondido en la manga del madrileño.
Mientras tanto, acabar las carreras entre el séptimo y el décimo es como un podio para ambos pilotos de Toro Rosso y en estas que debo criticar al igual que alabé en Marina Bay a Daniil Kvyat porque se llevó por delante Magnussen en esa melé famosa de la primera curva. Que se ande con ojo el ruso porque hay ya otros jovenzuelos como Lance Stroll, (campeón flamante de la European F3 que ya ganaran Sainz o Kvyat) que vienen empujando fuerte para hacerse con un asiento en 2017 sin más esperas. De hecho ya hay rumores sobre su llegada a Williams, equipo del que es accionista su padre y dueño de importantes firmas comerciales, lo que es igual a decir que el joven canadiense problemas de patrocinio no va a tener.

Y hablando de patrocinios y dinero viene a cuento hablar de una reciente aparición televisiva de Jaime Alguersuari que ha tenido cola en las RRSS dadas las "perlas" que soltó el catalán que parece no saber como publicitarse si no es criticando una F1 en la cual un día estuvo mal que parezca pesarle y que encima se pensaría que estaba descubriendo América  por lo que dijo, cosas que todo el mundo sabe como que la F1 es un negocio y no un deporte: yo creo que es 80% negocio y 20% deporte.
No me gustó lo que dijo cuando aún estaba en Toro Rosso de que nunca pagaría por correr y que sus credenciales como piloto estaban en su currículum como si hubiera sido subcampeón del mundo.
En su día parecía estar fuera de la realidad y ahora se le nota algo de resquemor no sé muy bien por qué.


jueves, 22 de septiembre de 2016

En ebullición

Así se ha tornado ahora la "carrera" en pos del título mundial de F1, algo así como el estado alcanzado por los frenos de ambos Mercedes en este pasado GP de Singapur, justo cuando más poderoso parecía sentirse Hamilton frente a Rosberg cual araña frente a hormiga; pero para suerte de casi tod@s el tetracampeonato del británico se oficializará con algo de retraso... si es que llega a consumarse finalmente porque en Marina Bay hemos visto a un muy inusualmente sólido Rosber en un fin de semana que podría calificarse de muchas maneras excepto de tranquilo para sus intereses, (primero obligado a dosificar la eficacia de sus frenos y después a aguantar la presión de Ricciardo) tras lo cual empiezan a surgir algunas dudas internas de que,como decía anteriormente, el tetracampeonato de Hamilton sea consumado en este 2016 porque con unas pocas más actuaciones como la de Singapur el "buen alemán" puede lograr seguro el título, a falta de ver por fin un face to face en el cual y por primera vez veamos un Rosberg victorioso, hecho que podría ayudarle sin duda psicológicamente y que haría justo lo contrario en un Hamilton que estoy seguro hasta la fecha siempre se ha considerado un poco por encima de su compañero, y con razón.

No sé si este "renacimiento" de Rosberg es fruto directo de aquella penalización que cometió (indirectamente) Hamilton en Spa pero no hay duda que algo parece haber "florecido" en el buen alemán y lo que sí es achacable al británico es haber perdido toda opción de victoria en aquella salida tan mala en Monza cuando todo parecía ser coser y cantar; y aquí he de hacer un inciso y reconocer la tan acertada norma que impide a los pilotos servirse de cualquier ayuda electrónica en el momento en que los semáforos se apagan porque ello nos permite ver la pericia o falta de ella en ese momento tan crucial que en los últimos GGPP viene dejando en evidencia a más de un top driver, siendo el mismo Hamilton y Verstappen las últimas "víctimas"
Así que lo dicho, Rosberg vuelve a tener cogida la sartén por el mango sea como fuere y por sus más recientes síntomas Hamilton debería cortar sus escarceos con Justin Bieber y tomarse en serio a su compañero de equipo.

Mientras tanto y en la medida en que Mercedes los "deja" (esta vez la amenaza de los frenos no fue suficiente) la batalla Red Bull vs Ferrari sigue su curso y tras la excepción de Monza las cosas han vuelto a su sitio en Singapur y la lógica dicta que el monoplaza austriaco es mejor que el italiano al 90 % y especialmente en trazados como los que siguen en esta "gira" asiática. Pero para colmo de Ferrari, su inferioridad va mucho más allá del coche y en Marina Bay se volvió a demostrar que los lastres de la Scudería están enquistados muy internamente (y gracias para ellos que Verstappen ha perdido fuelle cual bebida gaseosa). Cómo pudieron caer en una trampa tan evidente con esa última parada de Hamilton teniendo Raikkonen gomas suficientes para dosificarlas hasta el final de la carrera? Se dice que en el último año y medio no han dejado de entrar y salir en Maranello diferentes técnicos  de uno y otro departamento pero por lo visto no se han ido todos los que debieran todavía, amén de por supuesto Kimi Raikkonen; y aquí otro inciso. Que Sergio Pérez pueda irse de la F1 y que el finés mantenga su asiento en 2017 es un insulto para mucha gente aunque el motivo de ello sea bien conocido y por ello y otras pocas cosas me alegré enormemente al ver que Vettel no pasaba la Q1. Sin embargo y con un motor sabiamente sustituido es justo decir que el alemán hizo una carrera bastante decente. Cada vez se parece más su estancia en Maranello a la que tuvo Fernando Alonso.

Un Alonso que parece ver la luz al final del túnel porque ya no es necesario que nos lo diga él o quien sea, es algo evidente que el MP4/31 es cada vez más competitivo e incluso en trazados donde más salen a relucir sus aún notorias carencias como en Monza (la vuelta rápida fue cómica), al final de dicha carrera sólo una mal cambio de neumáticos impidió puntuar al coche anglo-nipón. A partir de ahora es cuando toca sufrir menos y correr más ya que la antes comentada por aquí  y ya confirmada evidente evolución de motor prevista para Malasia o Japón podría situar a Mclaren como la alternativa consolidada a los cuatro grandes, lo cual seguiría dejando aún la opción de podio algo alejada la verdad. Y es que tras casi dos años la rémora principal que arrastra el coche no es otra que el motor de combustión, curiosamente lo que a priori cabría pensar en que fuese lo más sencillo, (de ahí que exaltar la complejidad de la tecnología actual no sea baladí) y el salto a dar nuevamente cabe decir es grande. Por otro lado la posibilidad que se le presenta ahora a Honda, como motorista, es ideal puesto que si son capaces de "colocar" al MP4/31 a la estela de Ferrari en próximas semanas nadie dudaría que pudieran estar arriba en 2017.
El órdago está echado.

Como órdago fue el que le echó Kvyat a Verstappen en lo que ha sido el mejor duelo de la temporada por las connotaciones adheridas al mismo. Si antes decía que sólo la posibilidad de que Sergio Pérez pudiera salir de la F1 era un insulto, que ocurra lo mismo con Kvyat es otra injusticia como mínimo igual. La contención que hizo el ruso a un Verstappen víctima de sí mismo pero tan agresivo como acostumbra es de las que perduran y demuestran cual injustos han sido y son en Red Bull con este piloto mayúsculo. Por si hubiera alguna duda que lo dudo mucho (redundancia incluida), la falta de cualidades al volante nunca fue la causa de su "degradación" y haber chocado ( literalmente) con dos niños bonitos de Mr. Marko y cía. No creo que en Toro Rosso merezcan dos pilotos del nivel del ruso o de Carlos Sainz y espero de veras que ambos consigan algo mejor en 2017 porque el despilfarro de talento tiene un límite y con un coche que monta un propulsor sin evoluciones posibles ( cómo es posible que Sauber tenga un motor Ferrari de 2016 si no tienen un duro?) cada carrera es como una reivindicación hacia todo el mundo. En el caso del madrileño no ha podido ser más evidente también, muy del tipo de su actual compañero, donde tras unas carreras sufriendo las incapacidades de un motor sin "chicha ni limoná", ahora es cuando de nuevo ese talento resurge salvo si por el camino se interponen accidentes, pinchazos o fallos mecánicos que eclipsen dicho talento.
Hace tiempo que llueve sobre mojado y sólo hay una solución posible.

A cuento un poco de lo anterior hay que hablar del bajón experimentado por "Mad Max" y sus causas. Antes dije que el holandés podría ser víctima de sí mismo porque su necesaria fiereza en la pista ha topado ya con ciertas "vacas sagradas" del paddock las cuales sin duda se han sentido amenazadas por un "criejo" insolente que llegó a ponerles en evidencia, aunque la realidad es que dichas vacas carecen ya de esa agresividad que al criejo le sale por las orejas.  Aun así las voces inoportunas e interesadas de "viejas glorias" como Jacques Villeneuve el cual parece necesitar publicidad a costa de un chaval, cosa que debiera darle vergüenza por cierto,  más los cruces de declaraciones con esas vacas sagradas más algún entrometido más, han terminado por despistar la mente de un chico que no olvidemos aún no ha cumplido los 20 y ahora lo está pagando.
De ello sin duda se ha aprovechado Ricciardo el cual no extrañe a nadie si gana alguna carrera de aquí al final de año viendo su nivel de acoplamiento con el equilibrado RB16.
No obstante, los tipos "malos" como Hamilton o Verstappen han sido, son y serán muy necesarios en el "Gran Circo" por lo cual no cabe otra cosa que decirles: no dejési que os cambien pues lo que sois es lo que os ha traído aquí. Lo único que Verstappen está en esa etapa de aprender a las duras.

Y hablando de chicos malos, con la confirmada salida de Button por Vandoorne para 2017 ya hay "listillos" que vaticinan otro capítulo para Alonso como diez años atrás. Seguro que en las casas de apuestas hay ya vaticinios pero aqui y ahora yo digo que ni Alonso es como entonces ni Vandoorne es como Hamilton ( más bien es como Rosberg) ni Mclaren y Honda están en posición de perder a un piloto como el asturiano en peleas instestinas hoy por hoy con la necesidad que tienen de volver a la élite