lunes, 9 de julio de 2018

Por un puñado de décimas

Vayan por delante una vez más mis disculpas porque en las últimas semanas me ha sido imposible colgar nuevos artículos dejando el blog en un estado de stand by que se ha visto reflejado en la pérdida de seguidores: lo siento mucho.

Un mes ha pasado ya desde que se disputó uno de los rallies más interesantes de, posiblemente, toda la historia del WRC en lo que se refiere a diferencias de tiempo entre primero y segundo dadas esas exiguas siete décimas entre un Neuville que sin duda a partir de ahora va a ser otro piloto, y un Ogier que empieza a verle las orejas al Lobo por primera vez desde 2013.
No obstante a buen seguro, much@s os habréis acordado de aquel Rally de Jordania de 2011 en el que Ogier y Latvala terminaron separados por, ojo, ¡dos décimas! a favor del francés; buena memoria

Sean siete, dos o cuarto y mitad, terminar un rally de tres dias y más de 300 kilómetros cronometrados con el "cuchillo entre los dientes"a tan escasa diferencia es para levantarse y aplaudir durante un minuto a todos esos profesionales (copis también) que son capaces de pilotar al límite sin desfallecer para regalarnos a los aficionados semejante final a todo o nada en un PS por el que Neuville tuvo que subirse a los taludes y ponerse a dos ruedas literalmente (seguro que él no quería llegar a tanto) para "arañarle" un segundo y medio a Ogier y ganar el rally y los cinco puntos extra que le colocan 27 por encima del galo en la general.

(Cabe decir que si pudimos presenciar dicho final de infarto fue por la aparición de la lluvia durante la jornada del Viernes que posibilitó el hecho de que belga y francés no hiciesen de barredoras como parecía lo normal)

La posibilidad real de que la racha de titulos consecutivos de un piloto sea interrumpida no se veía desde los tiempos de Makinen... y ya ha llovido (recordemos que a Loeb nadie le pudo "destronar",se retiró él) por lo que nos encontramos ante un panorama inexplorado en los últimos 17 años... y la verdad es que sienta muy bien.

En Portugal vimos como ,después de quizá demasiado tiempo, por fin los llamados a disputarle el titulo a Ogier aprovechaban sus escasos errores de pilotaje para llevarse un rally sin "competencia".
No obstante,  la duda acerca de si alguno de éstos aspirantes podría aguantar un face to face con el pentacampeón estaba muy presente aún ( y con razón dados los antecedentes).


Para nuestra fortuna parece que algo ha cambiado y Neuville se "pasó por la piedra por fin" a un Ogier que poco pudo esgrimir como excusa de su derrota, una clase de derrota para la que no está acostumbrado y que sin duda le ha debido escocer bastante ( bien claro se le vio cuando casi no quería hablar en el directo del PS) porque le han ganado con todas las letras
perdiendo segundos tramo si y tramo también hasta llegar al PS y claudicar sin más.

Y he allí en el Power Stage donde vino el último lío para no perder la costumbre de los últimos rallies; concretamente en el tramo anterior, que es donde al parecer Julien Ingrassia se olvidó la tarjeta de control horario sin la cual no se puede continuar... a menos que detrás de ti vaya Ott Tanak.

Varias son las preguntas que se ciernen sobre tan controvertida actuación del estonio el cual quizá, y sólo quizá, debiera haber estado igual de atento en su conducción para no "zamparse" un rasante (que vale, quizá fuese hecho artificialmente pero nadie más de los top tuvo problemas salvo Neuville por los pelos y además en los reconocimientos ya estaban puestos)  que a la hora de recoger la tarjeta de Ogier e Ingrassia y evitarles la exclusión; y es que dicho error en el rasante ha cortado podríamos decir definitivamente sus aspiraciones al título e incluso las de Toyota como equipo en sólo dos rallies.
Qué habrán pensado en Hyundai después de ese "colegueo" por parte de Tanak hacia su reciente ex-compañero de equipo, y lo que es más critico para el estonio, dentro de su propio equipo que también tenían opciones todavía al título de marcas y en caso de haber excluido a los pentacampeones las tendrían más aún?
Y cómo queda el comisario de turno que entrega una documentación personal y teóricamente intransferible a un tercero que ni siquiera es del mismo equipo que los susodichos?

Pues parece ser que todo ha quedado en absolutamente nada y todos se han "contentado", FIA incluida, con una irrisoria sanción a los franceses de 10.000 euros más un apercibimiento.
Es curioso que después de los últimos rallies donde hubo claras instigaciones en la sombra para sancionar a fulano y mengano, ahora con una irregularidad que puede ser determinante para un título nadie ponga el grito en el cielo o reclame medidas más contundentes.
Demasiadas lagunas parece haber en el reglamento de todo un Mundial de Rallies.

Dicho lo cual habrá quien agradezca a Tanak lo que hizo porque de otro modo no hubiésemos tenido el final de rally que tuvimos aunque se mire por donde se mire no parece una actuación muy imparcial la del estonio y tengo serias dudas de que con otro piloto hubiese hecho lo mismo; ojalá esté equivocado.

Por lo demás de nuevo toca hablar un poco regularmente del rendimiento de Hyundai que a pesar de haberse "escapado" ligeramente en la general de marcas tuvieron, una vez más, problemas mecánicos que para su suerte no afectaron a Neuville... por puro azar. ( el mismo azar que ayudó al belga a no darse un tortazo en el mismo rasante donde Tanak se la pegó o en el PS).
 Mikkelsen las está pasando canutas porque cuando intenta mostrar su potencial el coche va y le deja con las ganas y así se le está pasando el año y la marca lo está notando porque si bien esta vez a Paddon le salió un rally decente la diferencia de puntos que ha sacado la marca coreana a M-Sport en Cerdeña viene motivada casi en su totalidad por las nefastas actuaciones de Evans y Suninen que se fueron a la cuneta muy pronto dejando en agua de borrajas sus excelentes prestaciones de Portugal.
Al final el piloto más regular está siendo Sordo con diferencia teniendo menos rallies que el noruego, aviso a navegantes de cara a un programa completo en 2019... que curiosamente el mismo español parece no estar muy preocupado en tener por declaraciones recientes.

En Toyota los vientos son algo distintos porque, entre otras cosas, su propio team manager es el que se encarga de dirigirlos en no sé muy bien qué dirección o con qué propósito; por ejemplo, no le he escuchado nada a Makinen del flaco favor que Tanak le hizo al equipo japonés al ayudar a Ogier con la tarjeta de control horario o de sus dos últimos traspiés que le han dejado "colgado" de la lucha por el título. En cambio sí se le oye y se le ve en televisión afeando a Latvala por trompear en el PS cuando el día anterior y estando en tercera posición el Yaris le dejó tirado en un enlace arruinándole una vez más otro buen resultado que "heredó" un Lappi al que ya es hora de empezar a exigirle más.
No me gusta la actitud de Makinen quien demuestra mucha ingratitud para algunos y demasiada condescendencia para otros.
El último capítulo más allá de Kalle Rovanpera es nada menos que Kimi Raikkonen quien con el despido de Ferrari ya preparado, parece que en un ejercicio de puro marketing ( deportivamente no le veo sentido alguno) ya ha dicho que le encantaría verle subido al Yaris; la cuestión es si "Iceman" está dispuesto ha seguir haciendo el ridículo a sus años.

Por lo que respecta a esa casa de locos llamada Citröen poca cosa cabe decir ya que ni Ostberg ni Breen parecen están por la labor de lograr podios si no abandona media "parrilla" y como prefirieron echar a Meeke en vez de "reservarle" para los rallies que mejor se le pudiesen dar al nor-irlandés pues no van a "rascar bola" en lo que queda de año como mínimo; se lo merecen.

Y por si alguien no se ha enterado aún, parece que cobran fuerza las opciones de que el WRC "aterrize" en 2019 tanto en Chile como en Japón dadas las dudas que han generado rallies como precisamente el de Cerdeña por su organización y porque se quiere ampliar el calendario en uno o incluso dos eventos más, sin olvidar que el mítico Rally Safari de Kenia sigue dando pasos para en 2020 volver al lugar del que nunca debió salir (recordemos que la actual normativa técnica de los coches acaba en 2020). Buenas noticias.

En definitiva, podríamos decir que más allá de sanciones y conductas controvertidas de unos y otros sin duda lo más reseñable en mi opinión es la capacidad que ha demostrado Neuville para echarle carreras a Ogier de tú a tú sin complejo alguno aunque sí llegando y sobrepasando los límites de la física, lo cual por otro lado es casi imprescindible para batir al que seguramente está en el top 3 de pilotos de la historia del WRC.



jueves, 7 de junio de 2018

El caso Meeke, su origen y consecuencias

El despido de Kris Meeke se antoja como la noticia del año hasta la fecha en el Mundial de Rallies y por ello, y a pesar de que para much@s haya sido algo esperado, no podemos dejar de dedicarle unas palabras aún en el fragor del inminente Rally de Cerdeña.

La pregunta que inmediatamente me surgió al conocer tal decisión del señor Pierre Budar (si es que de verdad fue él quien lo decidió que no lo parece) es esta: por qué ahora y no antes? Acaso no es de sobra conocida la especial conducción que tiene o ha tenido siempre el nor-irlandés?
Se dice pues que la decisión real ha venido de altas instancias más allá del equipo de rallies y la verdad es que igualmente resulta curioso porque en fechas no muy lejanas se pudo ver a Linda Jackson,(CEO de Citröen , o dicho en castellano "la jefaza") apoyando al equipo presencialmente en algún rally que otro y por aquel entonces parecían todos muy conformes; qué ha pasado por tanto?
Acaso el impacto mediático de este último tortazo ha sido demasiado violento (para la propia marca y su imagen) como para olvidar que Meeke ha sido el único piloto que ha llevado a la victoria a Citröen desde 2013?  Parece que si y no es esta la primera vez que Citröen "agradece" de esta manera tan decorosa los servicios prestados a sus mejores pilotos porque en 2015 ya lo hizo con Loeb.

Algunos dirán que se veía venir y que el propio Meeke se lo ha puesto en bandeja con excesivas salidas de carretera (sobretodo muy seguidas en el tiempo) pero con todo y con eso creo que Citröen se ha equivocado tanto en las formas como en el fondo y esta última decisión para con el piloto nor-irlandés no es más que otra consecuencia de una pésima y terrible política de actuación en el WRC  que ya viene de lejos por cierto, (concretamente desde el 2011), y por tanto desde mi humilde punto de vista el que ahora han querido dejar de villano no es más que una víctima.

 Para explicar esto último y como ya he citado, debiéramos retroceder siete años atrás y acordarnos de la escabechina que hizo en su día el señor Olivier Quesnel cuando después de "deshacerse" de Sordo en favor de Ogier no dudó después en mirar para otro lado cuando éste empezó a pensarse seriamente el irse de Citröen en vez de tener unas miras mucho más amplias y darse cuenta de que Loeb, por mucho que se sintiera importunado por un jovenzuelo en exceso arrogante, estaba en el ocaso de su carrera y ese jovenzuelo arrogante era el sustituto perfecto para seguir cosechando éxitos durante años como sí supieron ver en VW (que tampoco había que ser muy listo para verlo).

Aquella decisión dejó descabezado al equipo más potente del WRC en el s.XXI durante varios años, y aún hoy sigue descabezado porque los caminos tomados posteriormente no fueron mejores que los primeros; me estoy refiriendo a la "patada en el culo" que le dieron a Loeb en 2015 por el único motivo aparente de querer correr el Dakar con Peugeot (marca hermana de PSA); un acto de ingratitud sublime sin precedentes para con el piloto que les dio todo.
Así con esas ya estaba desde 2014 Kris Meeke en un equipo con más ganas de irse del Mundial que de quedarse y que de nuevo en otra decisión muy discutible por parte de su team manager de turno (Yves Matton) le confió la responsabilidad y presión de ser piloto nº 1 a un tipo cuya trayectoria mundialista se limitaba hasta entonces a diez rallies en unos ocho años y cuyo mejor resultado era un P4 en Gales en el ya entonces lejano 2011 con el Mini de Prodrive (que no de BMW).


Cualquiera que eche un ojo al historial deportivo de Meeke se dará cuenta de que el buen nor-irlandés nunca dispuso de programas consolidados para poder "quemar" las etapas requeridas y madurar y perfeccionar el innegable e innato talento que tiene (si Colin se fijó en él algo le vería) para pilotar al máximo nivel y ganar rallies (aún así ganó el IRC en 2009); de ahí es fácil deducir la conducción demasiado alocada e incluso fuera de control pero al mismo tiempo muy rápida de la que hace gala y que le ha llevado, por una concatenación de circunstancias, a estar en el "paro".

Dicho todo esto, era casi lógico que un piloto con el currículum de Meeke no pudiera manejar la situación de llevar a su espalda el peso de un equipo como Citröen aunque al menos le dieron la oportunidad; y aquí es donde la responsabilidad cae en la persona que decidió darle esa oportunidad.

De hecho demasiado bien lo ha hecho el nor-irlandés porque ha sido capaz de ganar en diferentes rallies de tierra e incluso sobre asfalto tanto con el DS3 primero como con el C3, cuando otros en mejor situación  incluso no hicieron casi nada ( léase Sordo, Hirvonen u Otsberg).

Por eso me parece tan criticable el modo en que han decidido "darle boleto", rayando la humillación incluso como dejando ver que le bajan del C3 por su propia seguridad dada la potencial gravedad de sus accidentes en una clara alusión a su vez de su supuesta incompetencia, cuando la verdadera incompetencia la tienen ellos por,primero, deshacerse de un piloto capaz de ganar rallies en tierra y asfalto (cosa que muy muy pocos pueden) y segundo, por no complementar lo buen "escudero" que podría ser Meeke con otro top driver a su lado que le quitara presión de encima literalmente hablando
Ese "otro" podría y debería haber sido Andreas Mikkelsen que con muy pocos kilómetros en el C3 ya dejó mensajes muy concisos de su potencial antes visto en VW (y que por ahora está oculto en Hyundai) pero en el enésimo error de Matton y vaya usted a saber de quién más dejaron marchar al noruego de un modo un tanto soberbio añadiría como si tuviesen ya firmado a Ogier,(aquel al que despreciaron y que me da que él sigue recordándolo).

Con Lefebvre y Breen sobreviviendo en medio de la tempestad (lo del irlandés es muy meritorio dada la poca confianza que le prestan, siguiendo la línea errática) tuvieron que "bajarse los pantalones" con Loeb para de algún modo enmascarar tanta metedura de pata y de paso mejorar su imagen de marca... pero ni con esas porque el nonacampèón a pesar de mantener un ritmo brutal cometió errores quizá un tanto reprochables y que pasaron injustamente inadvertidos en comparación por ejemplo con otros de Meeke.

Desde entonces hasta ahora la lista de calamidades cometidas es inaguantable para una estructura que pretenda si quiera pelear campeonatos y así están, últimos y descolgados por segundo año consecutivo de ambos títulos.
Luego, cuando uno escucha los nombres que se barajan para de algún modo suplir en 2019 (sino antes) a Meeke (Sordo y Paddon parece que alguno saldrá seguro de Hyunday y quién sabe si Latvala...) y cuando se escuchan a su vez equipos como Toyota o Hyundai interesados en el nor-irlandés por motivos obvios que ya hemos dicho antes pues parece que el fracaso es a lo que seguirá estando abocado Citröen (ni español ni neozelandés son pilotos para liderar un equipo, y tampoco ganan más rallies que Meeke).
Lo más razonable creo podría ser que hiciesen una buena oferta a Mikkelsen o en su defecto a Latvala en caso de que éste se fuese o le "empujasen" de Toyota; no veo más de donde "rascar" si no es para estar igual o peor porque de nuevo "ofrecer" a Loeb un asiento a tiempo completo...  él para empezar ya ha dicho que no tiene tiempo ni ganas y sería pan para ahora y ya está.
Y lo de Ostberg pues no pasa por ser un buen piloto que aporta financiación pero hasta ahí.

Sigo escuchando que Ogier sería el objetivo para Budar y yo no veo al francés a estas alturas con ganas de irse de M-Sport (donde está muy a gusto) ni de empezar otro proyecto a medio plazo con 5 títulos ya en el bolsillo; de haber querido lo habría hecho el año pasado

Y todo eso mientras tipos como Pontus Tidemand  siguen "matando" el tiempo en el WRC2 con el potencial que parece tener y que de seguir así al final se quedará como Juho Hanninen o Jan Kopecky... dicho con todo el respeto por supuesto.