sábado, 24 de junio de 2017

Aquí estoy yo

Dejábamos el envidiable archipiélago canario con un regusto amargo, una mala sensación que nos hizo retroceder a épocas no muy lejanas pero sí muy olvidadas... hasta ahora, con la dichosa y ya archi-famosa válvula pop-off del Fiesta R5 de RMC que suele pilotar el vigente campeón del CERA.
Mi postura en torno a todo lo sucedido ya quedó bien clara, como claro ha quedado que pese a los "descuidos" de unos y la picaresca de otros no ha existido nada punible que enmascare el excelso nivel de conducción que Cristian García demuestra rally tras rally frente a todo aquel que "osa" compartir un tramo del CERA con él... mas alguno venido de otros lares como el ERC.
Tras esta nueva "exhibición" las voces que avalan un programa internacional del aragonés son ya muchas, y aquí en Afición al Motor venimos apoyándolo largamente incluso antes de que se quedara a las puertas de un retiro forzoso; por desgracia los padrinos de este país ya están cogidos y las otras vías son mucho más dolorosas en el bolsillo.
Obvio es también que Daniel Alonso y Roberto Méndez tienen planes y menos dinero para llevarlos acabo pero el hacer correr a Cristian en Navarra no fue por mero capricho y la prueba fue sobresaliente. No obstante, creo que la fórmula actual del JWRC podría merecer un esfuerzo dado su retorno y la posibilidad real de poder llevar un R5 en el WRC2 gracias a los méritos propios; Nil Solans ya nos lo está demostrando asi que ya sabéis, tod@s a comprar bicis de MMR porque este muchacho pide paso y el CERA con y sin R4, es un coto demasiado angosto; me gustaría ver a la nueva Federación tomando cartas en el asunto llegado el caso para con un piloto que no sé si acertadamente o no está siendo comparado con Dani Sordo en su época del CERA. Yo lo veo bueno en el sentido de que se está reconociendo su nivel, por lo demás es demasiando pronto.
Entrados en materia dura, como diría aquel, con los rallies gallegos en ciernes y con, estoy seguro, unas ganas locas por parte del aragonés de demostrar muchas cosas, el CERA se empieza a poner "serio".  Dejando ya atrás historietas de homologaciones, el Fiesta R5 de RMC  es el más antiguo del "parque" y no sabemos hasta qué punto cuenta con las últimas mejoras de M-Sport pero lo que sí demuestra es mejor puesta a punto que ningún otro del CERA, y eso en manos del piloto más en forma parece un handicap determinante, así de primeras.
En Ourense, con su alto kilometraje y sus habituales condiciones meteorológicas, los coches iban a demandar una muy metódica manutención... que no todos disfrutaron. A este respecto me sorprendió que el 208 T16 de Jose Antonio Suárez no diese muestras negativas aunque una vez más, la fogosidad mal administrada del asturiano diese al traste con ese buen hacer de su equipo.
Cada vez tengo menos esperanzas y afinidad por un piloto que tiene más imagen y padrinos que cualidades reales para llegar a cotas altas en los rallies (si usamos como ejemplo a Nil Solans o Pepe López lo tendremos más claro todavía). Lo confieso, no me gusta Jose Antonio Suárez, su manera de hablar me parece muy prepotente (aunque quizá no sea algo premeditado) y ya me he dado cuenta que después de ello acaba evidenciado por sus errores de conducción con excesiva asiduidad; a Ourense venía a pilotar como si de un test se tratara y va y se estrella con el rally casi terminado en vez de controlarse y pensar en los puntos que podría haber bloqueado en beneficio de Cristian García, su "compi" de estructura y que éste si hizo a la perfección en Navarra. 
 Menos mal que el aragonés no anda necesitado de favores de nadie y él solito se basta y se sobra para poner tierra de por medio con quien sea, "Cohetes" del ERC incluidos. El dato está bien claro: 6 scratch de 10 posibles y mientras unos penalizando por problemas de refrigeración, otros con problemas eléctricos... en fin que muy a cuento viene lo que decía antes: una buena puesta a punto es el primer paso a la victoria y al menos con Cristian, RMC lo está bordando.
Con este tema ví a Iván Ares un tanto llorón o quejicoso durante todo el rally, fruto quizá de la impotencia producida al ver que por mucho que lo intentas no puedes alcanzar a tu rival, con un coche más moderno además, aunque aquí ya entramos en temas como el dinero disponible para sacar adelante la temporada y por todos es sabido que el mejor piloto gallego de rallies no anda sobrado en absoluto. 
Lo interesante no obstante es que las diferencias de ritmo entre gallego y aragonés a pesar de los pesares son muy cortas, (y la de la general también con sólo diez puntos) lo que engrandece el campeonato todavía más y exige a éstos el cien por cien en cada tramo sin posibilidad de respiro... como ha podido sufrir "Cohete" esta vez.
Una pena que en esta lucha Surhayén Pernía parezca estar ya casi definitivamente excluido y cuyos motivos de no ser competitivo daría para mucho teniendo en cuenta que lleva el mismo coche que Ares. Sea por lo que sea, el cántabro no ha corrido a su nivel desde Córdoba.
Lo de Vallejo  nos da menos pena ( por edad más que nada) pero la crueldad con la que les está tratando la diosa fortuna es excesiva para un equipo que lo ha dado todo en el CERA y que ahora mismo se encuentran en el peor momento que les recuerdo, ánimo.

Ferrol nos viene dentro de dos semanas y la mitad del año también con dos pilotos luchando por el cetro nacional que por edad podrían dejar esta edición del CERA como una de las mejores, época GT aparte.
 Y hablando de GT´s, el regreso del pentacampeón alicantino (con retraso incluido como los buenos debido a la que ya es la actividad prohibida para los pilotos de rallies, el ciclismo) se antoja como el mayor aliciente de cara a esta segunda mitad de año con un nuevo coche y marca que va a competir directamente con los hasta ahora solitarios y muy tranquilos Swift R+. Un regreso basado en un programa que tiene buena pinta dadas sus miras a medio plazo pero que por edad del piloto me parece incongruente a pesar de que la imagen está ahí y eso un joven no lo tiene si exceptuamos a los que ya están ocupados en otros menesteres más ambiciosos que el CERA.
En cualquier caso bienvenido Fuster,  aunque un servidor no esperaba verle ya enfundado en un mono y mucho va a tener que correr, sea con el coche que sea, para estar en ritmos de scratch con semejantes pilotazos en frente; de momento nos divertiremos con las carreras que eche a los Suzuki y al Abarth de Muñiz. mientras llega ese otro "engendro" de Clio en configuración R4 que por desgracia puede que no veamos nunca dado el gran retraso que lleva su homologación. Y veremos cómo acaba el programa

jueves, 15 de junio de 2017

Cerdeña y sus cabreos


Dejando a un lado mi tardanza crónica en escribir (ya explicada en otras citas), cabe decir que este Rally de Italia- Sardegna ha sido de lo más jugoso dadas las expectativas creadas por las inercias de unos y otros; expectativas que han sido plenamente colmadas en una carrera cuya actual ubicación a mí al principio no me daba buenas vibraciones dado que se perdía un rally de asfalto óptimo (antaño mixto) pero que con los años ha conseguido una identidad propia en cierto modo y salvando las distancias similar a lo que era el Acrópolis, todavía añorado.

Sin duda que aún no siendo el único, el principal foco de atención estaba en cómo le iría a Citröen o quizá mejor dicho a su flamante nuevo piloto con ellos, dato este ni mucho menos baladí dado que pese a dejar claro que esta "colaboración" entre Mikkelsen y los galos no tenía una continuidad fija en el corto plazo lo cierto es que dudo mucho que Citröen permitiese al noruego "saltar" a otro equipo  después de haber "catado" el C3 en un rally entero con todo lo que ello supone; con un test la cosa es distinta. Sin embargo, lo que quizá si hubiese ocurrido es dejarle como probador y "contentarle" con algún otro rally con vistas a 2018. Pero no contaban con Meeke.

Mi teoría de que todo iba a depender de lo que hiciese el nor-irlandés ha resultado acertada ( tampoco es que fuese algo difícil) y la decepción en la cúpula dirigente francesa ya no se ha podido disimular.
Cuando me enteré de que iban a quitar a Meeke para poner a Mikkelsen en Polonia, creí que la orden había venido de muy arriba, por encima de Matton, pero leyendo y escuchando las declaraciones de éste parece claro que él ha sido el impulsor y ejecutor; claramente enojado y si apuramos, traicionado por la confianza depositada en el "alocado" Meeke  (y para nada recompensada) como primer piloto en un proyecto tan importante para Citröen como era volver al WRC con un coche nuevo y sin reparar en gastos para ponerlo a su gusto ( al de Meeke) dado su status. Pero ni por esas.
Muchos parecían estar esperando este momento para criticar duramente a Citröen por su controvertida elección de pilotos y así lo han hecho pero yo sigo creyendo que fue una elección lógica, como lógica ha sido esta determinación de ponerle freno a tanta incompetencia.
Lo siento por Meeke porque es el perfecto "buenazo", pero cuando un trabajador no cumple las expectativas y hay tanto en juego lo raro es que no le sustituyan y en Citröen ya hay precedentes. Esto es un aviso a navegantes y Craig Breen debiera espabilarse porque empieza a encadenar algunos golpes feos y/o inoportunos como el que tuvo esta vez al caer en un salto y romper el cambio cuando nadie más lo sufrió. Como decía, algo feo.
Muy triste por tanto que un Mikkelsen a medio gas ( como mucho y con un coche al gusto de otros) fuese el mejor del equipo quedando octavo; demasiado para cualquiera.
Veremos ahora cómo Mikkelsen se siente y pilota en este nuevo status que se le viene encima. Meeke ha fracasado por mucho que se le intente justificar y esto quedará en su debe para los restos y si hasta ahora todo dependía de lo que el británico hiciese,  desde
ahora en Citröen todo dependerá de lo que haga el noruego.

Y del cabreo de Yves Matton para con su top driver pasamos al "vecino" de éstos en la comunidad de los infortunios ( por deméritos propios lease) que no es otro que Hyundai. Los coreanos han pasado en seis meses de ser el equipo a batir a una "comparsa" que demuestra en cada rally una manera distinta de derrochar un potencial que sin duda está ahí pero que no consiguen materializar en nada.
Lo malo, como ya vengo diciendo hace tiempo, es que este mal lo vienen arrastrando desde hace años y puede que debamos hablar ya de incompetencia, empezando sin duda por los pilotos. Esos pilotos que como ahora en Cerdeña se han quedado bien a gusto maldiciendo (con razón) cuando el coche se venía abajo o rozando la sobre-actuación al tener una cámara delante. Eso unos, porque el tercero en discordia, Paddon para más señas, no tiene perdón de Dios en un rally que debía ser su vuelta al camino que parecía tener hasta el Montecarlo dichoso... hasta que nunca sabremos cómo lo perdió todo quien sabe si para quedar marcado. Desde luego que fácil no va a ser recuperarse de esto y lo que está pasando en Citröen ( con "baile" de pilotos) muy bien podría estar pasando en Hyundai quienes parecen tener una rivalidad absurda por ver quién puede meter la pata más veces, si el departamento técnico por no ser capaces de tener un coche fiable (en cuyo proceso también están involucrados los pilotos) o los mismos pilotos por no aprovechar las veces en las que el coche va como debe, ocasiones que no han sido pocas tampoco (curioso escuchar a Nandan criticar a Sordo por perder el segundo puesto con Ogier en el PS de Córcega). Muy pobre bagaje el logrado hasta ahora con dos victorias (y en el debe sobretodo me quedo con lo perdido en Cerdeña).

Un bagaje inversamente proporcional a lo que significa para M-Sport haber logrado tres victorias y... (con lo de Evans en Argentina) quienes aún y con esas no están tampoco en una situación idílica.
Porque algo ocurre con Ogier, pilar maestro en el que se sujeta todo el "tinglado" ( llámese tinglado a la posibilidad de que Ford se implique de nuevo oficialmente con el "Wilson Team") .

No recuerdo haber visto a "Messie" Bocazas tan desilusionado sin circunstancias externas a las que echar la culpa (orden de salida, polvo, etc) y quizá sea porque éstas no están fuera sino dentro del equipo. El Fiesta no parece que vaya mal pero quizá no vaya bien para Ogier y eso es suficiente para que todos tiemblen en Cumbría. Cierto que el galo venía de ganar en Portugal pero la falta de feeling con el coche es notoria porque venir de ganar y acabar quinto ahora a tres minutos del ganador da que pensar junto al hecho de que Ogier en los últimos tres rallies se ha quedado fuera del podio en dos Ojito al tema.
En cambio el que si que sonríe es Tanak, (justo lo que no parece abundar ahora entre los pilotos del Mundial). Un año ha pasado desde aquel pinchazo cruel en Polonia y en alguna ocasión ha  rondado la victoria, incluso sin tener a su equipo totalmente volcado en la causa, pero parece como ya dije otras veces, que el estonio va a vender cara su pleitesia al tetracampeón  y con esta victoria y su acercamiento en la general del campeonato la cosa promete. Veremos a ver si esta victoria supone un cambio de inercias que ya se veía barruntar dada la consistencia deuno y otro con el, supuestamente, mismo coche. Por el momento la sensación es que Tanak está mucho más a gusto que Ogier.

Y entre tanto disgusto y cabreo nos queda Toyota y por supuesto Nil Solans. No puedo dejar pasar la ocasión de felicitar al piloto catalán quien sin disponer de padrinos (como disponen otros) poco a poco ha conseguido un buen programa en el JWRC con un coche que no se rompe como sí lo hacía el de otros años atrás y es así como el talento, si lo hay, sale a relucir. Con dos victorias parciales ya podremos verle en un R5 en 2018 pero creo que el campeonato tiene ya sus nombre escrito.
El año pasado deprisa y corriendo ( nunca mejor dicho) en el CERA demostró mucho en escasos kilómetros frente al "intocable" R4 de RMC y ahora en el JWRC el coche parece que se le queda pequeño. Debido a no disponer de "mecenas" parece que pasa más desapercibido pero este chico ha demostrado más que otros en mucho menos tiempo y con menos medios. Otro talento que no puede perderse.

Y de talento sigue la cosa porque antes mencionaba a Toyota y es a los "japoneses voladores" a los que igual les ha tocado la lotería de fichar "inconscientemente" a un talento de los que estábamos esperando porque si bien en Portugal Esapekka Lappi no dijo ni enseñó mucho, en Cerdeña ya ha empezado a coger ritmo con cuatro scratch y un cuarto puesto final, que deja al Yaris como el coche mejor proyectado en el futuro más próximo... cuando menos se les esperaba después de haber sufrido bastante en todas las citas sobre tierra hasta la fecha. Tener los tres coches en el top 6 no es fácil en este año tan competido, más aún cuando Hanninen está de por medio y en un rally traicionero como Cerdeña, con tanta roca acechando tras el polvo arenoso de las primeras capas superficiales (lo que habla bien de los pilotos por haber hilado fino en las trazadas). Latvala lo sufrió en su piel con Ostberg pero algún iluminado ( el director del rally) decidió que no había sido para tanto y no le devolvieron tiempo cuando estaba en la lucha por el rally. De todos modos, ojito a Toyota que puede haber encontrado el camino correcto en la mejora de un Yaris (que ya estaba bien parido) y en estos dos próximos rallies pueden decir mucho; en Finlandia con Latvala y esa carga aerodinámica del Yaris les pongo de favoritos sin olvidar ni mucho menos a Lappi, quien junto a Mikkelsen van a concentrar la mayor parte de los focos mediáticos. He aquí el problema de mandar esos famosos mensajes, que en el rally siguiente te van a esperar a ver cuántos mensajes más sigues mandando... y es ahí donde se ve la madera de campeón. En algunos casos como Elfyn Evans, es obvio que fueron circunstancias muy concretas las que ayudaron a rendir tan excelsamente, igual que se ha visto con Tanak, en sentido inverso y positivo para él.

Mucho que esperar de nuevo de otro rally del WRC 2017, muchos pilotos con cosas que decir y esperemos que no vuelva a ser protagonista el tema de la velocidad media de los coches ahora que volvemos a rallies propensos a correr de lo lindo. Que sean los pilotos los que digan hasta cuanto, y los demás preocupémonos de situarnos bien en los tramos.

sábado, 3 de junio de 2017

Ni por esas

Hace como dos semanas todos los focos del track motorsport estaban focalizados, valga la redundancia, en un sólo lugar: Indianápolis. Las expectativas no podían estar más arriba, el "rookie" Alonso había dejado estupendas sensaciones en todos los test y en las clasificaciones, el Mclaren-Andretti Honda parecía plenamente competitivo... todo el plan trazado en pos de recuperar crédito, prestigio, patrocinadores... iba según lo previsto o incluso mejor viendo cómo rendía el bicampeón en carrera, (teniendo en cuenta que nunca sabremos qué esperaban ellos mismos realmente) liderando durante más de veinte giros, usando los rebufos como un veterano más (con librada incluida en un momento dado), manteniéndose al "acecho" en cada relanzada y pit stop, por primera vez en casi tres años el motor Honda pasaba totalmente desapercibido ( aunque ya había dado avisos en otros coches) y la victoria era una opción real.

Pero entonces llegó el fatídico momento y ni siquiera por una sola carrera el motor japonés respetó el extraordinario momento de forma por el que pasa Alonso (y que irremisiblemente se desperdicia semana tras semana, año tras año y no sólo ahora con Honda). Con sólo haber completado la carrera el éxito habría estado asegurado pero ni por esas. El remedio ha sido peor que la enfermedad y por mucho que halla quien diga que Alonso sale reforzado por su excelso debut en una disciplina tan diferente (el asturiano lleva saliendo reforzado por su pilotaje desde 2015 ya), al final el fracaso de su motorista lo condena todo y lógicamente ya pocos consuelos quedan por no decir ninguno.
Este era el plan de emergencia y no ha dado resultado. Honda no es competitiva ni en F1 ni en Indicar, con hasta tres roturas de motor en estas 500 Millas, quizá debiera Mclaren montar un "chevy"

Y en estas que unas horas antes se celebraba un irremediablemente eclipsado GP de Mónaco a pesar de los intentos de Lewis Hamilton por atraer la atención mediática para sí dejando por los suelos a la Indycar y a los que corren en ella mostrando su peor cara, esa que a much@s gusta y que sin duda alimenta el "negocio" pero indigna de un tricampeón como es el británico. No sé si sería el karma, el destino o qué, pero la boca-chancla de la que hizo gala fue castigada todo el fin de semana desde los libres hasta la bandera de cuadros. Dicen que cuando uno escupe hacia arriba le acaba cayendo encima y a Lewis " boca-chancla" Hamilton le pringó pero a base de bien su propio escupitajo y yo que me alegro. Después y para rematar un orgullo ya bastante herido tras su peor fin de semana en años, el zas en toda la boca de Tony Kanaan (cuyo parecido con Vin Diesel es bastante razonable) no pudo ser más oportuno ni más "dañino" ; se echan de menos tipos en F1 que reprochen así.

Muy en lo cierto está el brasileño porque lo de estos años atrás era un certamen de dos coches en el que todos los demás se limitaban poco menos que a apostar qué Mercedes ganaría cada fin de semana
Obvio es que eso ya no se da pero el daño que ha sufrido Mercedes parece desproporcionado cualitativamente y por la rapidez en que se ha producido. Obviando que Rosberg es mucho mejor piloto que Bottas, el problema de base parece estar en la mal rendimiento que el W08 obtiene de los Pirelli actuales, algo que no se daba en Stuttgart desde sus inicios en 2010, lo que unido a la hasta ahora crónica mala gestión de las estrategias desde el muro pues produce en conjunto un bajón de rendimiento importante en según que trazados, siendo Mónaco uno de los propensos a enfatizar esas carencias.
Todavía no estoy seguro de cómo Hamilton con semejante coche pudo quedarse fuera de la Q3 como tampoco es muy normal que Bottas perdiera el podio a poco se se sepa leer la carrera; una carrera que a falta de adelantamientos por la idiosincrasia de su trazado más la dificultad que entrañan para ello los nuevos coches ( y los que osaron intentarlo acabaron malamente como Button o Pérez) nos dejaron en cambio una "guerra" de estrategias que también tiene su encanto pese a que algunos no sepan disfrutarlo, y que pese a todo, también es F1 en estado puro.
En estas lides normalmente Red Bull suele sacar tajada y le "levantó" el podio a Mercedes con toda justicia, sacrificando a Verstappen en el intento el cual salió "tocado" de un circuito donde las manos y el chasis hablan más que el motor; parece que la chispa del holandés está mojada.

La vida se basa en ciclos y el de Mercedes está en el ocaso por lo visto ( lo que se buscaba por otro lado) dejando por fin paso a una Ferrari que no veíamos desde los tiempos del "Kaiser"en los que éste y Barrichello "jugaban" al despiste para terminar en el orden que la lógica dictaba. Entonces tenían coche para ello, y ahora lo vuelven a tener, junto a una "marioneta"  o "liebre" que se "preste" al juego del despiste. Ese "fulano" no es otro que Raikkonen el cual a estas alturas debiera saber cuál es su rol en vez de poner el morro torcido en el podio y entrevistas. Esta Ferrari se echaba de menos y es la Ferarri que habríamos querido ver con Alonso pero no hubo ocasión. Ahora parece que han vuelto para quedarse (que Vettel haga el ganso en el podio es un buen síntoma) y es entonces cuando uno se da cuenta que la Scudería tiene algo especial que ningún otro equipo destila, esperemos que Liberty Media se dé cuenta de ello y no les retiren el plus de antigüedad.

Tras todo esto, cabe resaltar por supuesto la buena carrera de Carlos Sainz  en las mismas circunstancias en que por ejemplo Verstappen salió "escocido" con un coche sensiblemente mejor. Es el cuento que se repite, el madrileño tiene manos para mucho más que estar en un equipo satélite y eso lo saben hasta en la Indy; la buena noticia es que el fin de esta etapa es cuestión de meses y hasta con un Haas podría subir al cajón en algún GP. Los americanos han brillado en el circuito más mediático del año y dada precisamente su condición es mucho. Cierto que sus coche goza de muchos beneficios italianos pero esa ha sido su acierto mayor y se les debe reconocer. Hoy por hoy son la alternativa a los seis "intocables", alternativa que Williams nunca debió abandonar pero que ya ni de lejos alcanza. Su bagaje es poco mejor que Mclaren o Sauber y sus pilotos, por viejos o por falta de muchas cosas, entre ellas sangre y cabeza, ( Stroll sigue sin demostrar nada) no dan el nivel mínimo; qué pena de historia por el sumidero.
 Como por el sumidero se fue Mclaren en esta su peor carrera de Mónaco como equipo en muchos muchos años, sino de la historia. Sin el haz de luz que significa tener a Alonso al volante (esta vez se ha visto como nunca que en verdad el asturiano da un plus inestimable en muchos sentidos)  el rendimiento en carrera ha sido más que indigno. Cuando el coche no fallaba eran los pilotos los que no daban una a derechas y aquí no sé a quién reprochar más cosas si a Vandoorne por no demostrar si quiera algo ( sólo lo hizo en Q2 y va y la jode después) o a Button por su falta de sangre fría como veterano que es ( y campeón también si, aunque no lo parezca ya). Vaya suplencia que hizo el británico, mucha tontería con mearse en el asiento (esta coña con Alonso por radio fue lo más positivo en tres días para el equipo) pero al final acaba estampando a Wehrlein, abandonando él mismo y sancionado por la FIA hasta en la Superlicencia.

Entre Indy 500 y F1 con menos de 24 horas de intervalo, Honda acumuló cinco abandonos como motorista, demasiados fracasos como para que una mera evolución de la unidad de potencia en el MCL32 (que tampoco veremos en Canadá) lo vaya a mejorar o a encubrir, y esta sí que sí parece la última oportunidad real para cambiar el rumbo... o mantener a Alonso; el bicampeón sin duda es el núcleo alrededor del cual giraba el proyecto de la unión entre británicos y japoneses, sin él, cuál será el rumbo? Quién se atreverá a liderar un proyecto fracasado en cuatro años? Se retirará Honda?


sábado, 27 de mayo de 2017

Rally de Portugal...

..."the place where rally legends are made"; palabra de Tommi Makinen.
No he podido evitar el citar esta frase promocional del rally luso dicha por el team boss de Toyota con ese acento tan suyo, quien junto a Carlos Sainz y Michèle Mouton han protagonizado una muy acertada promoción de esta la quincuagésima edición con exhibición incluida del "Matador" dado su trigésimo aniversario desde que debutara  en el WRC en estas mismas tierras. Lo que no me ha parecido tan bien es que fuese Luis Moya y no Antonio Boto el que le acompañase a la derecha con el 208 T16 pero bueno, supongo que Moya "vende" mejor que Don Antonio.

Treinta años son muchos pero como ocurre cada vez que vemos a nuestro bicampeón rememorando sus días de gloria, una sensación de vacío nos invade cuando "saltamos" desde esos años a los actuales en los que apenas nadie ha podido aspirar si quiera a lo que él logró... y seguimos esperando.

El caso es que entre tanta efeméride se disputó la sexta entrega del campeonato vigente y las conclusiones a las que llegamos terminado Argentina se siguen confirmando para mal de muchos.
Lo malo es que si se confirma la mejoría mostrada por Ogier en los tramos norteños de Portugal para los rallies venideros, podemos ir despidiéndonos de la disputa por el título ya que como venimos diciendo, aún a pesar de contar M-Sport con uno de los coches menos desarrollados todavía, es el único equipo con dos pilotos en condiciones de ganar rallies y a la vez, los que mejor rendimiento sacan del mismo. Básicamente es la misma tónica de estos meses pero con la salvedad de que dentro del equipo de Malcoml Wilson se está gestando un posible conflicto de intereses que ya veremos cómo termina. Desde luego que si yo fuera Wilson y después de años de penurias contara por fin con el mejor piloto en mi equipo no dudaría un momento en priorizar a éste frente a cualquier otro; y desde luego que el pensamiento de Ogier no puede ser más obvio en este sentido dadas las condiciones en las que ha recalado en el equipo británico  (que son algo así como darle todo lo que pida o me voy) y sus propios antecedentes.
La cuestión es si Ott Tanak asumirá el rol que se le viene encima sin dar un poco de guerra primero.
En su día Ogier tuvo que claudicar frente a Loeb no sin antes sacar de quicio a todo el equipo Citröen pero ahora Ogier es Loeb y tengo ganas de ver su actitud cuando Tanak se muestre rebelde llegado el caso.
De momento el primer indicio promete porque el estonio salió envalentonado el sábado para poner tierra de por medio con su "team mate" principal y ello le costó caro; las "malas lenguas" hablan de que flotaban en el ambiente del hospitality de M-Sport las temidas órdenes de equipo y Tanak quiso zanjarlo a golpe de acelerador. Por lo dicho antes, no dudo un momento en que así fuese.
Mal momento ha escogido el estonio para hacerse un hueco en el Mundial aunque cierto es que tiempo ha tenido y no lo aprovechó entonces. Ahora el escenario que se le presenta es complicado hasta el extremo pero me da que no va a hincar su rodilla tan sumisamente como hicieron otros, también en Citróen por cierto.
Dicho lo cual también debo reconocer el buen hacer del tetracampeón francés cuando, una vez más, los llamados a discutirle el título no lo hicieron a pesar de que una vez más empezaron todos muy fuerte Dani Sordo incluido. Buen rally del cántabro en el lugar que se le supone, es decir, inmediatamente por detrás de los tres primeros para aprovecharse de posibles problemas ajenos (o meteduras de pata en este caso mayoritarias). Poco más se le puede pedir salvo un poco más de regularidad (sobretodo corriendo en tierra)  y no lograr un buen resultado para después perderse en los tres siguientes rallies; aparte de una actitud ciertamente prepotente y/o engreída al respecto de participar con el I20 R5 en algún rally del CERA para seguir evolucionando el carreras-cliente coreano. Que Sordo se niegue a ello cuando sus dos compañeros de equipo sí lo han hecho o van a hacerlo me parece fuera de lugar muy al contrario de cómo se mostró en el pasado cuando corría en otros equipos. Estos aires de grandeza le habrían venido mejor entonces que ahora.
Y por alusiones es el turno de Citröen, que sigue sin dar pie con bola. Si M-Sport fuese el yin, los galos serían el yang claramente. Posiblemente cuentan con el mejor coche hasta ahora pero es indudable que sus pilotos, no son los más dotados para llevarlo como es debido. Craig Breen necesita tiempo y Kris Meeke un psicólogo que le haga enderezarse o aceptar sus limitaciones para que los demás hagan lo que tengan que hacer. Yo opino que la presión es la que le impide dar lo mejor de sí porque ritmo y velocidad tiene pero la espiral negativa en la que ha entrado tiene mala salida, y a su edad más. Obvio es que la paciencia se le ha debido agotar a algún "mandamás" de Citröen, (alguien por encima de Yves Matton imagino) cuando Andreas Mikkelsen va a sustituir a Lefebvre en Cerdeña ( otro que arruina coches a ritmo frenético). Y es que tanto va el cántaro a al fuente que al final se rompe y el bombazo que supone ver al noruego con el C3 no tiene otro motivo que la falta de resultados de Meeke, frente a lo cual le ha tocado pagar el pato al joven galo ( no iba a ser Al-Qassimi el que se iba a quedar sin coche cuando es quien pone la pasta).
De lo que haga Meeke a partir de ahora depende el futuro de mucha gente, (más que lo que pueda demostrar Mikkelsen incluso):  el mismo Mikkelsen, Lefebvre, el propio Matton, Ogier (si el Fiesta no le acaba de convencer)... o incluso Hyundai dado que ya tantearon al noruego hace bien poquito, aunque yo si fuera Nandan me centraría más en poner el coche bien a punto de una vez por todas a mis pilotos antes que jugar al despiste. Tanto Sordo como Neuville ( éste empeorado con el mal comportamiento de Latvala) se quejaron de nuevo de no tener el mejor set up y ya es demasiado reiterado el tema para pretender ganar a Ogier, que sin tener el suyo en plenitud va como va. Hasta Paddon sufrió devaneos de tipo eléctrico cuando mejor ritmo tenía y peleaba por la cabeza.
Así nos pasa a todos, que seguimos esperando a ver quién le pone el cascabel al gato y el campeonato lleva ya la mitad del calendario con un sólo aspirante de los tres que podrían haber hecho algo con opciones reales, que no matemáticas, de ser campeón. Yo lo veo muy difícil.

Al final, los únicos que parecen al margen del "huracán" Meeke son los Toyota que siguen a los suyo, quizá un poco más estancados con un debutante Lappi algo soso en su primera aparición con el Yaris, y un Latvala que por primera vez tuvo un despiste. Makinen se muestra encantado y eso nos tranquiliza, como si todo fuese según sus cálculos y además ya habla de construir un Yaris R5; les esperaremos entonces para 2018. Que se vayan rodando.

Para todo lo demás nos quedamos con el excepcional ambiente de los tramos lusos y con Fafe en concreto, cuyos saltos son patrimonio del WRC. Disfruté como un niño viéndolos por televisión y me río del Rallycross cuando lo venden como puro espectáculo. A mi no me engañan desde luego.


sábado, 20 de mayo de 2017

Mirando a la Indy

Anteriormente ya comenté mi parecer en torno a la decisión de Mclaren y Alonso para que el mismo bicampeón participase en las 500 Millas. Tal y como se están desarrollando los acontecimientos en las últimas semanas con una fiebre y/ o seguimiento inusitados (cuya cúspide mediática tendrá lugar mañana desde las 18 horas de España) creo que no iba mal encaminado en lo que concierne a las intenciones que perseguía el equipo anglo-sajón con todo esto que no es más que una estrategia de marketing a gran escala en la que todos van a salir ganando... y de paso embalsamar el desastre del departamento de F1.

Y cuando digo que todos van a salir ganando me refiero primeramente a Fernando Alonso.
Es muy posible que gracias a esta "aventura americana" podamos seguir viendo al piloto asturiano en activo algún año más del previsto en caso de no haberla emprendido (acción de la que renegaba Ron Dennis). El afrontar un proyecto profesional de semejante envergadura del cual es posible cualquier final, incluso la victoria por qué no (a diferencia de lo que ocurre con el equipo de F1) se antoja en mi opinión como un by-pass  esencial para que el flujo competitivo de Alonso no se colapse definitivamente tras la mayor de las decepciones que me temo ha debido afrontar en este año 2017 donde tantas expectativas había depositadas más allá de que sus gustos pasen por disputar este tipo de carreras cuando lo normal en pilotos de F1 es obviarlas, como más de uno se ha encargado de menospreciar e incluso criticar la decisión del astur gratuitamente.
Quizá todos esos que critican debieran fijarse en el revuelo que el bicampeón español ha levantado entre los medios y aficionados norteamericanos con el desembarco exprés en "su" carrera, por no hablar de los del resto del mundo ( lo cual también le vendrá muy bien para reencontrarse con sigo mismo en un entorno de presión mediática, digamos, positivo y del que ahora no dispone en F1).
 Podrá ganar o quedar muy atrás (seguramente lo segundo) pero sólo los pilotos más carismáticos y reconocidos montan un "circo" de semejante calibre.

(Rusia)


EL BUENO:  Bottas                EL FEO: Massa               EL MALO:  Honda


Al hilo de esto parece que una nueva era se abre ante todos con la llegada del grupo Liberty Media al "Gran Circo". Hace poco leí una entrevista de Chase Carey y se podían entrever sus intenciones renovadoras para una competición que ha ido evolucionando enormemente en la técnica de sus coches pero que en otros muchos aspectos se ha mantenido anclada en el pasado. Por ejemplo su "comprensión" para con Alonso en su "excursión" a la Indy.
Parece que lo de cobrar cánones multimillonarios por albergar GGPP sin respetar circuitos clásicos, a riesgo de tener carreras insípidas y con las gradas vacías es cosa de antes y las intenciones de hacer circuitos urbanos en Nueva York o Londres encajan a la perfección con el glamour y la apertura de fronteras que deben caracterizar a la F1 y no el encasillamiento en políticas que sólo buscan llenarse los bolsillos con promotores y derechos televisivos.
Las primeras medidas ya han tomado forma y las hemos empezado a ver en Montmeló con las entrevistas a pie de pista y otras tantas que en su conjunto buscan una "humanización" y modernización muy necesarias. A mí por el momento me gustan casi todas las ideas y los equipos tendrán también que cambiar sus mentalidades porque estamos en un momento de renovación total.

Y esa renovación ha llegado también ,y por suerte, a las carreras de cada fin de semana.
En este intervalo de tiempo dos han sido los GGPP acaecidos y toca resumir un poco ambos.
Muy a cuento de las renovaciones, parece que Mercedes está sufriendo una metamorfosis después de tres años de vivir de las rentas, y como equipo competitivo que son, la están solventando con éxito.
Se habla de que Ferrari ha dado un gran paso hacia delante, y cierto debe ser, pero parece que el acercamiento entre alemanes e italianos viene dado por un rediseño de todo el tren posterior del W08 a última hora, y que explicaría la mala degradación que sufren con determinados compuestos.
El motor sigue siendo tan bueno como siempre y se ve en calificación, pero en carrera son vulnerables como nunca antes y a eso han tenido que acostumbrarse. De momento el que está pagando ese cambio de mentalidad es Bottas (como era de esperar) y su victoria en Sochi no esconde su status, el cual se ha visto evidenciado en Barcelona ya veremos si para los restos.

Tras la soporífera carrera de Rusia y la sorprendente ausencia de Hamilton en el podio (casi tan sorpresiva como la presencia de Raikkonen en él) afrontábamos la llegada a Europa como la primera renovación técnica de todos los equipos (o de los que pudieran); todo un clásico.
Y si en Sochi la sorpresa estuvo en el podio por quien no estuvo en él, en Barcelona la liebre saltó en la sesión de calificación de nuevo con ese loco asturiano. No sé si alguien apostaría en algún sitio a que el astur entraría en la Q3 con semejantes antecedentes de no correr apenas en los libres y abandonar en la warm lap de Rusia pero de hacerlo, debieran hacerle un monumento por semejante acto de fe.

He de decir a modo de apunte que me resulta muy cansino el narcisismo en el que caen muchos medios españoles resaltando las excelencias de una carrera muy bien hecha pero que nunca tendrá el carisma de otras a pesar del bombo que se le da, sobretodo con el tema de las asistencias como si tuvieran que justificarse con alguien o algo.

(España)


EL BUENO: Alonso                EL FEO: Massa                EL MALO: Bottas

Y en lo que concierne a Mclaren/Honda tres cuartos de lo mismo para con el asturiano porque el momento de hacer una gesta de ese nivel no podía haber sido mejor en plena víspera de las 500 Millas y con tanto foco sobre ellos. Esos titulares sobre desafiar a la lógica no tienen precio.
Desde luego y con el camino recorrido en estos tres años, ni Mclaren ni Honda podrán compensar a Alonso por tanto sinsabor por mucho que le hagan un coche perfecto en 2018, que está por ver si lo hacen y si él permanece con ellos.
La Alonsomanía volvió a nacer como en los buenos tiempos y la "chupada" de cámara que tuvo Mclaren gracias a ello, como decía,no tiene precio ni se lo merecen.
Y aún pudo ser mayor la histeria si Felipe Massa no se hubiese metido por medio (vaya dos carreras lleva el brasileño, que no corre nada pero estorbar si lo hace bien) pero quizá habría sido demasiado y entre esto y la pifia de Vandoorne con Massa también (no había otro) puso las cosas en su sitio.
Ver como Sauber logra puntuar. (con penalización si, pero lo hicieron) con un motor de 2016 es para sonrojarse siendo Mclaren.

Del resto hubo también mucho aunque el "eclipse" Alonso los nublara por momentos.
La pelea Vettel-Hamilton tuvo un nuevo capítulo y bien que nos lo pasamos. Estos días he visto la película Rush y no pude evitar la comparación entre aquellos Hunt, Lauda y los actuales pìlotos germano-ingleses. Son épocas dispares, mucho, pero creo que eran más puros aquellos piques dado el escenario en que se corría, mil veces más peligroso y con coches mil veces más sencillos.

El caso es que Hamilton venía con una cuenta pendiente y de no haber sido por acontecimientos ajenos, no habría ganado la carrera.  Debiera el tricampeón hacerse mirar las salidas desde parado porque ya van unas pocas en las que le roban la cartera y no siempre su "fiel" escudero Bottas estará ahí para hacerle un tapón a Vettel, o un Massa de turno.para estorbar al ser doblado.
 Decepcionante el finés que la pringó en la salida y luego no pudo contener a Vettel como hubioera debido hacerlo; junto a su paisano de Ferrari, están tirando por la borda el buen nombre de los pilotos nórdicos. Debiera Bottas reponerse la carrera de San Marino cuando Alonso contuvo a un Schumacher desatado.
Gracias a lo poco que hizo éste y a la buena decisión de Mercedes para con la estrategia en la monta de neumáticos (la cual al final si fue importante porque la temperatura subió al final) pudimos ver varias disputas a la victoria, y por ende, divertirnos. No todas las carreras pueden ser así pero cuando hay más de un contendiente, la emoción está en el aire y no de vacaciones.
Aún así veo a Ferrari con desventaja porque Bottas pese a estar como está, es mucho más rentable que Raikkonen y la jugada de equipo de esta semana podría repetirse dado que en el horizonte no hay más coches que puedan inmiscuirse en los primeros puestos. Ese factor podría ser clave en una lucha cerrada a cuatro coches
Y aquí es donde echamos de menos a Red Bull. Qué ocurre con ellos? Acaso es todo achacable al motor de Renault? Hay algo más detrás de ese pobre bagaje? Creo que el podio de Ricciardo ha sido el más agrio de la escudería austríaca dada la diferencia tan grande con los dos primeros.
Viendo como van los Toro Rosso con ,en teoría, mismo motor es posible que el origen de todos los males estén ahí pero en un circuito de carga alta como el de Montmeló y estar tan lejos de la cabeza hace indicar que hay algo más entorpeciendo. Mónaco nos sacará de dudas.
Mientras tanto los Ricciardo, el chico maravillas Verstappen y los pobres Kvyat y Sainz seguirán sufriendo más que otra cosa. Qué podría hacer el madrileño con el Williams de Stroll o el Haas de Magnussen? Pregunta retórica por supuesto.


martes, 16 de mayo de 2017

Vuelta a las andadas?

El comienzo de esta temporada en el CERA parecía el perfecto cuento de Disney donde al final se casan felices y comen perdices, con todos los ingredientes posibles para volver a tener un campeonato serio y competitivo dejando atrás los reproches, acusaciones, lloriqueos, etc que empañaron el último lustro. Lo teníamos todo, incluso el  tan necesario relevo generacional personificado en Iván Ares y Cristian García.
Pero como diría aquel, al final terminó saltando la liebre y el toma y daca entre gallego y aragonés se ha visto eclipsado por las siempre controvertidas (pero necesarias) inspecciones técnicas.
En las últimas horas se ha enrarecido el ambiente meteoricamente debido a lo que se creía primeramente como una reclamación del equipo de Ares hacia RMC por una supuesta irregularidad en la válvula de descarga del turbo ( pop-off como le dicen ahora) en el Fiesta R5 de Cristian García.
Rápidamente Iván Ares y su equipo desmentían dicha actuación en las redes sociales aunque también dejaban entrever cierto recelo (una percepción mía). Horas después era Roberto Méndez (ver enlace en los perfiles del blog)  el que decía que el equipo Ares Racing quería reclamar pero no pudo hacerlo oficialmente por no pagar la tasa correspondiente aparte de explicar el por qué de esa inspección y los motivos por los que efectivamente esa válvula pop-off no fue legal durante unos días (precisamente los que coincidían con los rallies canarios, vaya unas coincidencias). Un auténtico culebrón vamos.

El caso es que no es la primera vez que RMC se ve envuelto en estos temas (ni tampoco sería la primera vez que les penalizan por ello, veremos cómo acaba lo de ahora) pero lo que yo he entendido es que el Fiesta R5 de García corrió con una pieza sin homologación FIA en ambos rallies. Por qué? Esa es la clave. Y también habría que indagar si la RFEA tiene alguna responsabilidad a la hora de notificar homologaciones.
De todos modos y personalmente creo, que Roberto Méndez  demuestra ser algo hipócrita al acusar a Ares Racing de ventajistas por querer reclamar en Adeje y no en Canarias cuando él habría hecho lo mismo si sabes que tu rival tiene algún "trapo sucio"; no es elegante pero es lícito.
Por otro lado si habéis escuchado el audio del patrón de RMC sabréis que reconoce no haber tenido en cuenta el supuesto problema de homologación entre la anterior válvula y la que montan ahora porque estaban centrados en Canarias. Me parece un gesto muy torpe para un equipo profesional de este nivel y más bien creo que prefirieron usar la nueva a sabiendas de poder tener problemas legales a posteriori pero asegurándose con ello la fiabilidad del coche y una más que probable victoria; repito, es mi opinión, y es cierto también que no fueron los únicos en usarla.
Lo que  si que no creo es que esa nueva válvula sea el motivo del altísimo nivel de pilotaje del vigente campeón y como dice Méndez, nadie debiera dudar del talento de este muchacho ni empañar una trayectoria que por el momento apunta alto. No obstante, vuelvo a decir que RMC como equipo ha puesto de su parte (involuntariamente) para que esto suceda.

Toda esta trifulca ha empañado injustamente el devenir del rally tinerfeño que a pesar de tener que compararse con el clímax en que nos dejó el Islas, no ha desmerecido apenas. Y añado también que si no hubiese habido "caso pop-off" también habría habido algún dime o direte sobre tan sorprendente cambio de ritmo de García en siete días. Por mi parte, no veo motivos para sospechar (recordemos que llevaba la nueva válvula en ambos) y quizá entre el orden de salida y no tener un buen set up estuviera la razón. No olvidemos tampoco que de no haber pinchado el sábado podría haber tocado podio.

Además de la lucha Ares-García volvimos a disfrutar (y a retomar también) de los ya casi olvidados GT´s los cuales vuelven a confirmar que con la nueva brida (nueva el año pasado) se necesitan muchas manos y muchos kilómetros para estar arriba con ellos. Serán mucho más baratos pero no es nada sencillo hacerlos competitivos ni pilotarlos, como hemos visto años atrás.
En cualquier caso yo los veo como muestra de un pasado que debemos tener en mente para no repetirlo. Muy buen trabajo de Enrique Cruz.
Siguiendo con los GT´s, Yeray Lemes dejó el Fabia del Islas para subirse a un Ferrari ( no muy bien mantenido quizá) y no sé con cuál de los dos fue más decepcionante. Una pena que la carrera de este muchacho se halla estancado ya para los restos porque parecía tener algo; sus últimas apariciones en el CERA se cuentan por golpes.

Por lo demás, el duelo al sol entre gallego y aragonés parece va a ser la tónica para lo que resta de año si es que Surhayén Pernía no lo evita, dado que no parece haber nadie más en disposición de discutirles las victorias... ni de los que están ahora ni de los que vendrán (por Fuster lo digo, que lleva más de un año sin rallies). Y me refiero a Pernía como alternativa por lo que demostró en un pasado muy reciente y por que dada su edad es más fácil que recupere su mejor pilotaje, y ello a pesar de que en estos momentos anda algo desorientado, percepción que recibo por sus resultados y por sus declaraciones. Parece ser que su I20 no anda digamos muy fino y desde luego es evidente porque de buenas a primeras estar peleando con Pedro Burgo (dicho con todo el respeto) no es normal cuando el otro coche idéntico está volando bajo, más aún cuando este año los R5 andan más parejos que nunca en muchos aspectos ( gasolinas, gomas, especificaciones...) y no creo que Ares Racing disponga de mejoras que RMC no alcance ( de hecho parece que el gallego necesita "tapar" un agujero de unos pocos cientos de miles, cosa que a estas alturas es ciertamente inquietante y puede hacernos pensar si esta repentina edad dorada no esté sustentada en palillos, como ya pasó. Igual no todo se está haciendo tan bien).

Ya lo dije en Twitter, me cuesta mucho creer que en todo el año la pareja Pernía- del Barrio no sean capaces de ganar algún rally, mucho. Sin embargo en lo que al campeonato se refiere y dado el altísimo ritmo que llevan los dos tenores (dejando a los Vallejo como "abueletes") el cántabro se queda sin margen para reaccionar.
No obstante apuesto a que esta presión es la que había deseado tener Pernía estos años atrás, ya que es síntoma de disponer de un coche y programa competitivos. Veremos cómo llega a Galicia , y en qué lugar, en lo que a ritmo de carrera concierne; ahora mismo representan la mayor incógnita.

No del modo deseado, pero al final este turbio asunto de la dichosa válvula nos ha elevado un punto más el face to face en que se ha convertido el CERA 2017. Al final va a ser cierto eso de que el pasado siempre vuelve... especialmente para mal.


martes, 9 de mayo de 2017

La era del R5

Nada menos que 27 coches bajo esta configuración estuvieron en la salida de un rally el cual, y como no suele ser habitual cuando se generan tantas expectativas previas, creo no defraudó a nadie en absoluto. A estas alturas del cuento obvio es que la fórmula R5 ha sido uno de los aciertos más notables en el mundo de los rallies en muchos años, despertando el interés de las marcas en fabricarlos dado su gran recorrido y posibilidades como no tuvieron los S2000 o S1600 al contar con elementos mecánicos y técnicos más "contenidos" (aún no estando regalados ni mucho menos)  pero a la vez muy competitivos, lo que unido a una normativa unificada a nivel internacional (y nacional) nos hace disfrutar de rallies como el Islas Canarias de este año.Y que dure unos cuantos años más así.


Veníamos hablando de la que se nos avecinaba estas semanas previas con tanto piloto patrio corriendo en los mismos tramos y al mismo tiempo, (sólo Nil Solans y Miguel Fuster podrían haberlo mejorado), y además sobre un asfalto seco (o sea, flat out all the time), que eliminaba posibles suspicacias ante distintas elecciones de gomas (aunque no todos llevan el mismo suministrador, hasta en esto hay este año rivalidad)... y de paso medirse con los mejores del ERC (que es lo mismo que decir Lukyanuk, Kajetanowicz y sí, también Magalhaes si) ,ya para más "inri" con una igualdad a priori más equitativa que nunca.

Como dije en Twitter, dentro del obvio reconocimiento a todos, dos son los nombres que salen muy reforzados dadas las circunstancias en las que se ha corrido: Iván Ares y Pepe López.
Gallego y madrileño han brillado donde debe brillar un top driver ,en uno de los mejores escenarios (si no el mejor) de todo el calendario. Ambos pilotos siguen confirmando las buenas sensaciones que ya venían transmitiendo, y sobretodo el de Peugeot, que a cada rally que corre, más se auto-proclama  (por sus propios méritos) como el relevo internacional a Dani Sordo. De momento encabeza la categoría Under-28 que le daría opción a subirse a un WRC en 2018. Jugoso premio.

En su primera toma de contacto sobre asfalto con el 208 T16 , el peor R5 de todos, y no siendo ésta su superficie predilecta (por él declarado) ha estado sencillamente sublime y sus tiempos ahí quedan; por ejemplo, igualando y mejorando a "Cohete" teniendo éste alguna que otra carrera más con el R5 francés y siendo más especialista. Por cierto que el asturiano esta vez sí parecía estar entonado y dispuesto a incordiar en el podio del ERC pero ya sabemos que el 208 es de puro cristal y si en Azores le amargó el día a Pepe, esta vez le tocó a él y ese fue uno de los mayores fiascos que sufrió el rally. No obstante aún corrió lo suficiente para constatar un dato curioso y algo extraño también; me refiero a que con un coche sobradamente retrasado en desarrollo los dos pilotos Peugeot pudieran estar tan claramente delante de todos los pilotos del CERA, teniendo más de uno como tiene apoyo de marca o del distribuidor oficial. Y también siendo como es tan similar al DS3 que llevan los Vallejo, quienes de momento no están en el ritmo de cabeza pero a los que se les sigue necesitando (el golpe que sufrieron puede ser señal de que van a tope y no es suficiente)
Ello revaloriza un poco más la actuación de Iván Ares, junto al hecho confirmado por él mismo también de no poder hacer test entre rallies, lo que le coloca en desventaja frente a la competencia... y que sea el talento el que ponga el coche a punto en tiempo récord por el shakedown es forzar demasiado el dinero tan duramente conseguido. Y es aquí donde toca criticar a Hyundai dado que es con su coche con el que Ares está corriendo y poniendo en órbita como una opción más que competitiva frente a modelos más contrastados. Esa publicidad e imagen de marca desde luego que hoy por hoy no está siendo recompensada porque sino no estaría el gallego en dicha tesitura, asi que tirón de orejas para la filial española; no sólo basta con salir en fotos y hacer actos en concesionarios.
Por cierto, el año pasado Ares bajó a Canarias  y Adeje con un Fiesta R5 de RMC y ya sabemos como acabó la cosa; que este año halla corrido tan bien con otro R5 distinto quizá demuestre un par de cosas; que aquel coche de RMC no estaba cien por cien como debiera o que tampoco estaba ajustado al gusto del piloto gallego. Tres cuartos de los mismo podría decirse de Monzón y su Fiesta, mucho mejor que aquel DS3 de 2016. El resultado lo dice todo; excelente también el bicampeón canario superando a la "chavalada" ( pero my por detrás de los ERC)

Y como siempre, donde hay ganadores también hay perdedores aunque en esta ocasión la palabra perdedor no sea correcta; quizá debiéramos hablar de ofuscados. Ya lo dije tras el rally de Córdoba, es una pena que en un año con tantos buenos programas sólo pueda ganar uno. En Canarias no obstante esperaba más tanto de Pernía como de Cristian García. Ambos por edad más equiparables a los Peugeot (puestos a comparar prestaciones entre la última hornada) pero sobretodo el cántabro estuvo excesivamente retrasado llevando mismo coche que Ares (aunque recordemos distinto mantenimiento) El actual campeón por su parte ando siempre separado por unos pocos segundos que nunca pudo recuperar con los que le precedían en la general del CERA y donde también estaban los españoles de Peugeot (e incluso los portugueses, idea que tiene una buena intención pero que se está demostrando escasa porque casi nadie sigue esa Trofeo Ibérico). Vuelvo a reiterar que por coche y por experiencia en asfalto, apostaba porque Cristian hubiera estado más arriba. No sé hasta qué punto el orden de salida que se ha comentado, pudo entorpecerle realmente pero desde hace tiempo es el primer rally que no le sale derecho, por así decirlo. Ares va a ser muy duro de batir aún sin test.

El caso es que un año más al final los primeros espadas del ERC volvieron a estar mucho más arriba que los del CERA cuando las monturas de uno y otro puede que fuesen más similares que nunca... o no porque evidente es que los patrocinadores para los Lukyanuk o Kajetanowicz no son problema y ello les ha permitido mantenerse con programas asentados año a año en sus países y fuera, cosa que en España es harto difícil. Hay puede estar la diferencia. La excepción de nuevo la pone Pepe López, que parece querer romper la lógica; algo que normalmente sólo consiguen los fuera de serie.

Felicidades también a toda la afición canaria por su saber estar en los tramos, los cuales nunca corrieron peligro de cancelación gracias al conocimiento de todos. Un gran rally se basa en esto.

Adeje está ya aquí mismo y la presión creo que queda ahora en la carpa de Surhayén Pernía, en lo que a moral se refiere más que otra cosa puesto que rallies aún quedan muchos pero "dejar" que Ares o García sigan acaparando triunfos sería quedarse algo rezagado. El reto está servido. A disfrutar.

viernes, 5 de mayo de 2017

El número uno

De nuevo he de pedir disculpas por mi tardanza en publicar los artículos que tan fielmente leéis, pero actualmente mi tiempo para escribir está reducido al máximo por lo que mucho me temo que en un medio plazo no podré publicar con la premura que debiera.

El caso es que el Mundial de Rallies volvía a cambiar de superficie para encarar el que se antoja como sector determinante, de aquí a Agosto, a correr sobre tierra. Una tierra que en cada uno de los cinco rallies donde se corre tiene sus propias particularidades (factor este que dejará muy claro el sitio de cada uno y de cada marca) empezando por la de Argentina.
Dejamos Córcega con la sensación de que Ogier parecía ser más superior que nunca frente a sus rivales a pesar de ser más "accesible" que nunca y con la expectativa de ver si de una vez por todas alguno de los aspirantes podía prevalecer sobre sus propias enajenaciones. En ello estuvieron y parece que algunos lo hicieron para bien y la mayoría para mal.

 En lo que atañe a la superficie de los tramos propiamente dicha, debo decir que no me gustaron nada las quejas de más de un top driver acerca de la excesiva dureza de los mismos... como si éstos fueran nuevos y no se supiese que hay vados que atravesar y piedras que esquivar (el que pueda) Estos comentarios no parecen de recibo para pilotos de este nivel (me recuerdan a los de F1 cuando se pone a llover) y debieran saber que si los tramos están de un modo u otro es causa directa de las inclemencias climatológicas o del paso de los propios coches, lo cual es parte inherente al WRC; unos rallies serán más duros, como éste de Argentina o Cerdeña, y otros más , digamos, aerodinámicos pero es que señores esto es el Mundial y hay que correr en todos lados (si se quejan por esto en Kenia les da un infarto).
Aunque quizá lo que sí habría que estudiar es permitir un cambio de paquete aerodinámico menos expuesto para rallies de tierra, o al menos, dar la opción de hacerlo, ya que ello conllevaría un gasto extra de simulación, fabricación,test, etc  que deba ser estudiado por las marcas; de cualquier modo  tampoco es de recibo que los coches vayan "desguazándose" poco a apoco por los tramos y para colmo la gente se lleve esas piezas a su casa y los pilotos después rogando por que se las devuelvan.

Dicho esto hay mucho de lo que hablar, empezando por el sorprendente Evans que hasta la fecha no había dado ninguna muestra apenas de poder algún día estar donde estuvo en este rally y de buenas a primeras casi consigue su primera victoria al más puro estilo de Tanak el año pasado en Polonia.
Es evidente que las gomas Dmack han sido un factor determinante en semejante metamorfosis pero si bien lo fueron sobretodo el primer día, ayudadas por las desgracias ajenas que no fueron pocas y de las que incluso Mads Ostberg se benefició (cuando le vi segundo me daba la risa), para el resto del rally entraban en juego otros baremos como el psicológico para manejar una ventaja de nada menos que 1 minuto largo frente al inmediato perseguidor y esa era la cuestión decisiva a comprobar (más la posibilidad de sumar un quinto ganador distinto, algo insólito en el Mundial)
Cómo soportaría la presión el británico de verse en una situación tan favorable, así, casi "sin querer".
Y por lo visto desde entonces hasta el Power Stage la nota que hay que darle al "imberbe" Evans es alta, bastante alta. Cierto que tuvo algún pinchazo y perdió algunas piezas de fibra que condicionaban el coche (reprochables a errores quizá) pero también tuvo trascendentes problemas mecánicos que aparte de mermarle segundos, también le mermaban el coco y aún así estuvo jugandoselo todo hasta el último metro.
No puedo evitar pensar que al mismo tiempo que el Fiesta Dmack disfruta y disfrutará de una evidente ventaja en estos rallies (hasta que Michelin mejore sus gomas, tema que merece un estudio) también parece que ostenta una especie de mal fario porque tanto ahora Evans como Tanak en 2016 perdieron una victoria clara de un modo dramático, en especial el estonio que estuvo más dominador de principio a fin. Halla o no maldición, de aquí a Finlandia los focos van a estar muy centrados en este coche y ese también va a ser otro factor añadido con el que Evans va a tener que convivir; veremos cómo lo lleva.

Como igualmente van a centrarse desde ahora en el auto-proclamado (por méritos propios) y ya sin ninguna duda, piloto número uno de Hyundai. Ese es Thierry Neuville, que con una remontada tan genial  como sorprendente (poco menos que al nivel de ver a Evans tan arriba) después de "palmar" un minuto el viernes creo, y lo dije en Twitter, se ha redimido totalmente de sus meteduras de pata en Montecarlo y Suecia, comenzando desde ahora un nuevo campeonato para él y para Hyundai... con matices. Digo con matices porque aún da la sensación de que Ogier sin hacer nada (o mejor dicho cometiendo errores y más de uno), como ha ocurrido en Argentina (rally que tiene atravesado sin duda, más aún sin haber cogido puntos de marca si quiera ni subido al podio) consigue mantenerse más líder todavía y el que venga otro a recortarle distancia está por ver; ese es uno de los deberes que tiene el belga para Portugal porque me temo que no hay otro en disposición de hacerlo en un corto plazo y las alturas de campeonato es lo que piden, no valen medios plazos ya. Qué ha cambiado ene stos dos últimos rallies en la cabeza del belga? Desde luego de cabeza es porque el ritmo lo tenía desde Enero. Sea como fuere parece que la lucidez le ha llegado a tiempo de hacer algo grande.
El otro matiz atañe al campeonato de marcas y ahí Hyundai es donde tiene el mayor problema. Ahora que parecen tener a su number one definido y a punto (no sin disgustos) lo que parecía era su punto más fuerte ahora se tambalea como nunca. Ni Paddon ni Sordo están finos y como los motivos de ello no están nada claros, las soluciones lo están menos aún. A principio de año, antes de Montecarlo, se decía que este debía ser el año de la marca coreana con la tripleta de pilotos que atesoraba, todos ellos asentados en el equipo y en el campeonato pero a estas alturas M-Sport les está meneando en un rally tras otro... y eso que Ogier está como está.  No me extraña nada que hallan subido a Mikkelsen al I20 porque necesitan un revulsivo (aunque reconozco que me sorprendió bastante); se dice ahora que sólo fue por cuestiones logísticas el hecho de subir al noruego al coche... pero eso no se lo cree nadie y aparte de por tantear al mismo piloto de paso ponen en alerta a los que tienen en nómina, los cuales seguro no se alegraron demasiado de ese test.
También se dice ahora que de ficharle, Mikkelesen no correría hasta 2018 y habría cuatro I20, cosa que yo veo como un gasto excesivo e innecesario a no ser que sea parte de una estrategia de marketing como fabricante. Por si acaso, tanto neozelandés como español debieran enderezarse más pronto que tarde.

Porque "novias" no le están faltando al ex- de VW y tampoco es Hyundai quien le podría necesitar con más urgencia tampoco (de ahí mi sorpresa habiendo ya conversado con todos como se ha dicho); Citröen y Toyota andan parejos en lo que a carencias se refiere aunque yo diría que los franceses algo más que los nipones, sobretodo por lo que respecta a su número uno respectivo, y porque repito de nuevo que Lappi aún está por estrenarse con el Yaris.
Latvala el hombre creo que no ha hecho un campeonato tan bueno y con menos errores en su vida, y sólo el Yaris y su debilidad con altas temperaturas le ha impedido tener más puntos. Por cierto que es una pena que el buen rendimiento neto alcanzado por el equipo de Makinen en tan poco tiempo sea ensombrecido por esa falta de puesta a punto en rallies con mucha demanda de refrigeración en motor... y diferenciales, los cuales ya están haciendo de las suyas a ingenieros y pilotos por su "laboriosa" tarea a la hora de encontrar un set up idóneo. Este año como se veía venir, dicho factor puede ser relevante y Toyota lo está sufriendo; el reto para ellos es solucionarlo lo antes posible.
Mientras Toyota encuentra su camino, el Mundial sigue su curso y como decía antes, la cosa va más con Kris Meeke, que sigue saltando de héroe a villano rally tras rally o jugando con fuego, que también nos sirve. El que salta mucho puede lesionarse y el que juega con fuego puede quemarse.
Meeke está muy cercano a quemarse pero el que seguramente estará ya quemado es Yves Matton.
Que tus dos pilotos se "coman" la misma piedra y ambos arruinen su rally por ello es para tomarse un Lexatin. Por cierto que Craig Breen fue la primera vez que le vi flojear ya que tiene ante sí la opción de su vida para hacerse un hueco en un gran equipo con un excelso vehículo y con un "jefe de filas" tan irregular la ocasión la pintan calva pero si la pringas igual que él... debe subir su nivel pronto.
 No sé si será por unas malas notas, por un exceso de fogosidad cuando no toca o por no afinar las trazadas o por mala pata pero cosas de estas quedan feas  y también es aplicable a los pilotos de Hyundai que la pifiaron donde nadie más lo hizo. Quitando a Meeke, la mayor decepción del año está siendo Paddon sin duda, dada su progresión años atrás; de Sordo por mi parte poco queda ya por esperar. No tengo duda que su mejor pilotaje ya pasó.

Al final, un rally más que se celebra y nos queda la misma sensación: sin tener el mejor coche, seguramente de los menos buenos, M-Sport está poco a poco acaparando el título de marcas, (entre otros por un Tanak desconocido, la mejor sorpresa sin duda) y de seguir esta tónica a Hyundai no le va a servir sólo con Neuville. Tambien porque si a los regulares Ogier y Tanak se les va a sumar en tierra Evans, ya son tres contra uno como el que dice.
 Citröen y Toyota ya no cuentan, creo yo, y no es criticable porque fue su decisión tener los pilotos que tienen y confiarles sus coches; de hecho es a los pilotos a los que hay que criticar y en concreto el más decepcionante es Meeke sin ninguna duda porque coche tiene de sobra.
 El estigma de segundón planea sobre su cabeza.

Y en cuanto al tema organizativo, sólo una cosa se ha de criticar no tanto al promotor sino a la gente que con su mejor intención (debemos suponerlo) se acerca a los tramos para dar ambiente y colorido a un rally histórico; sin embargo ello no debe ser a cualquier precio y no se deben olvidar nunca las normas básicas de seguridad. La época de abrirse en abanico al paso de los coches y dejarles un paso mínimo quedó ya muy atrás en el tiempo por mucha diversión que provoque. La suspensión de la prueba entera estuvo en el aire por ello; más cabeza apara el 2018, que hay cola para entrar en el calendario.

viernes, 21 de abril de 2017

Cuestión de psique


Todo va llegando en esta vida, incluso mis artículos que últimamente llegan más tarde que pronto pero en fin. El caso es que con tres carreras disputadas de esta nueva F1, la cual por cierto ya tiene fecha de caducidad, una cosa está bastante clara por si acaso había alguien que todavía no lo tenía asimilado; no importa cómo sean los coches, ni el ruido que hagan, ni la gasolina que consuman, ni lo rápidos que sean porque al final el talento es el que prevalece.
Esto lo digo primero porque tras las últimas reuniones entre FIA, Liberty media y constructores varios (se echa de menos no mencionar ya a Ecclestone), algunos de los cuales no están en F1 como VW (muy curioso dada su situación de alerta por el Dieselgate) parece que los actuales motores tienen sus días contados de aquí a un lustro después de tantas horas y dinero invertidos en llegar hasta donde estamos ahora. Precisamente de esto se quejan ciertos constructores (como si no hubieran hecho estimaciones de gasto cuando se aprobó "explorar" la vía híbrida en su día)  aparte claro está de las cansinas cantinelas de siempre como que los coches suenan poco (de verdad que esto del ruido me exaspera), que si no hay ni siquiera ahora el suficiente espectáculo porque es más difícil adelantar con estos coches tan anchos y con tanto downforce y su consiguiente mayor rebufo (en qué rayos quedamos, ahora añoramos los anteriores?), que si la limitación de combustible por carrera cercena la posibilidad de que los pilotos conduzcan al 100 % durante todo el tiempo... y yo es que no doy crédito de que ciertas personas puedan tener la cabeza tan cuadrada. Cómo se puede querer "remar" en contra de la marea en la que el mundo de la automoción y por ende del Motorsport está inmersa como es la de la eficiencia energética. En esta definición no hay lugar para los derroches, ya sea de gomas o de combustible, para coches que consumen en torno a 5 litros por vuelta en circuito (eso ahora con los V6 Turbo) ni tampoco para volver a la época" de las cavernas" en las que los ya monstruosos V8 ó V10 eran legión y hacían tanto ruido como un Boeing 747.
Pero es que lo acojonante del asunto es que se quiere volver a usar motores más potentes y ruidosos pero sin "echar mano" de los antiguos atmosféricos; queremos lo mejor de cada casa claro. Tontos no son pero dinosaurios si que parecen ser unos cuantos, y aquí incluyo a algún que otro ex-piloto que ahora comenta para TV y medios en general,
Mi opinión, la cual he expresado varias veces, es que la F1 no puede convertirse en un coto privado de carreras a cuchillo sin reparar en gastos No le encuentro sentido abandonar los actuales motores, los cuales a pesar de su evidente complejidad han alcanzado un nivel prestacional excelente con una reducción de combustible de un 30 % y una cota de eficiencia energética antes comentada del 50 nada menos. Creo que estas cifras hablan solas.
 Si la "hibridación" es la era en la que estamos embarcados y alguien no quiere ser partícipe de ello,o serlo pero a coste mínimo, quizá debiera buscarse otra categoría...como la Indycar ( nunca mejor dicho).
Y esto los aficionados deben entenderlo también, porque si lo que quieren es ir a los circuitos y ver carreras tipo "autos locos" sin molestarse en entender por qué y para qué se hacen las cosas,el Mundial de Rally Cross encaja mucho mejor con esa mentalidad.

(China)

EL BUENO: Verstappen                EL FEO: Bottas                       EL MALO: Mclaren/Honda


El segundo motivo por el cual aducía al talento como suprema capacidad es que "a pesar" de las incesantes voces (venidas incluso desde los propios pilotos que se contradicen a sí mismos) que hablaban de la actual F1 en términos despectivos en tanto en cuanto a la supremacía de la máquina frente al piloto, incluso con los actuales monoplazas que tan sólo unos meses antes parecían tan extraordinarios y ahora ya parecen tener pegas por su, por ejemplo, alto downforce e inagotables neumáticos al final estamos viendo que los pilotos buenos de verdad terminan por emerger sobre todas las cosa; ahí queda el pilotaje de "Mad" Max Verstappen adelantando por lo civil o por lo criminal y Fernando Alonso desafiando la telemetría y las leyes de la física con el Mclaren.
También hay ejemplos menos deslumbrantes como Valtteri Bottas que ya nos hace añorar a Rosberg, Lance Stroll que está rozando ya el ridículo  y claro está el inefable Raikkonen al que critica ya el mismo Marchione.

Resultado de imagen de ferrari gana en bahrein

Con esto que quiero decir, pues que da igual qué formato de F1 se quiera alcanzar porque al final los buenos siempre estarán ahí mostrando de lo que son capaces, aunque para mal de algunos no todos lo harán por disputar victorias y campeonatos.
Por el momento y para regocijo general, este año 2017 a pesar de seguir teniendo tan sólo dos pilotos en disposición de ser campeones ,al menos éstos ya no son compañeros de equipo y estamos empezando a vivir el que puede ser un año histórico. Un toma y daca en toda regla, dos equipos distintos con prestaciones distintas; unos (Mercedes) con mejor ritmo en calificación (lograron la spoles y vueltas rápidas) y los otros,(Ferrari) con mejor ritmo en carrera y tandas largas.
Los alemanes disponen de un motor con mejor rendimiento puro pero los italianos disponen de un coche más efectivo en términos de rendimiento global basado en un mejor aprovechamiento de los neumáticos, factor este que se ha mostrado clave para entender por qué Mercedes se ha aturullado tanto a la hora de contrarrestar las estrategias de Maranello. Es evidente que a día de hoy no están sacando el mismo jugo a las nuevas Pirelli... lo que unido al hecho de perder a un top driver como Nico Rosberg y a no saber gestionar situaciones de desventaja en momentos concretos de carrera pues les hace estar a mi entender, sensiblemente por detrás de una desperezada Scudería que debiera haber ganado también la carrera de China y haber hecho pleno pero ya se sabe que hay muchas variables en las carreras de coches.
No obstante pueden y deben estar orgullosos en Ferrari porque desde los años de Schumacher no disponían de un coche claramente ganador por encima del resto; hasta el mono ya le sienta bien a Vettel.
Otro tema a comentar es el de los segundos pilotos de ambos equipos. Claro es que con respecto a otros años el perjudicado es Mercedes ya que Bottas está confirmando, como era de esperar dado su pasado en Williams (y que aquí se dijo) que no es un top driver ; y si Nico Rosberg pecaba de falta de agresividad, el finés parece bobo. Entiéndase esto.
No es normal que un piloto pida al equipo que dejen pasar a su compañero en propio perjuicio como ocurrió en Sakhir, por mucho que vaya en beneficio del equipo y estando además sólo en la tercera cita del calendario; por supuesto después Hamilton le dio las gracias en el mismo podio como no podía ser menos ,añado yo, dado que el sumiso Bottas es justo la clase de compañero de equipo que quiere el británico. Pensemos por un momento qué habría hecho cualquier otro piloto top en la misma escena. Si es ahora y a Toto Wolff se le empieza a ver, y escuchar, algo desbordado ( y a Niki Lauda criticando abiertamente ya al finés) en sólo tres carreras porque ve que no son capaces de gestionar ciertas cosas eficazmente.

(Bahréin)

EL BUENO: Alonso                     EL FEO: Stroll                        EL MALO: Bottas


De esto también hablamos en el blog hace no mucho, de la enorme presión que iba a tener Bottas subiéndose a un coche con el que en cada carrera estaría obligado a como mínimo hacer tercero. Pues llevamos tres y ya ha pinchado en dos. Si, también tiene una pole y un tercero pero es que eso es lo mínimo que debe hacer con semejante "trasto". Cuál es hoy por hoy su mejor baza? Pues un paisano justamente, y de nombre Kimi. Antes hablaba de que había dos pilotos para disputar el título pero es que hay cuatro para el de constructores y ahí el que lo tiene peor es Ferrari... porque quieren claro.
Si a Hamilton le gusta tener a Bottas a Vettel le gusta más todavía Raikkonen y claro, el SF70H necesita algo más del piloto que el W08 y Kimi ya no está para esos trotes.
Ese es el resquicio por el que Red Bull puede colarse siempre que alguno de sus pilotos haga una carrera fuera de norma, condición que casa mejor con Verstappen que con Ricciardo,aunque ahora mismo sus tiempos están más cerca de Renault que otra cosa. El holandés es todo chispa y pasión para lo bueno (en China) y en lo regular ( Bahrein) pero ojo, que el motor Renault parece empieza a rendir también en su equipo matriz y Hulkenberg quedó por delante en calificación en Sakhir.
Hasta dónde podría llevar Carlos Sainz el coche francés? probablemente se intercalaría habitualmente entre los Red Bull sino por delante viendo cómo lleva el Toro Rosso cuando este se mantiene sin fallos porque si en China se exhibió casi obscenamente ( en lo positivo digo) en Bahréin no rodó apenas hasta el domingo y encima un choque con el "señorito" Stroll le penaliza con tres puestos en Rusia.
Mucho se ha hablado del encontronazo entre madrileño y canadiense y yo no voy a ser menos.
Primero creo que Stroll a entrado equivocado a la F1: su actitud pilotando me parece tremendamente errática, ya que parece que busca demostrar algo constantemente y ello le hace cometer muchos errores, demasiados. Debiera pausar su conducción y ser menos agresivo... empezando por su manera de hablar y en concreto de comentar lances de carrera. Me temo que su actitud equivocada es dentro y fuera del coche y así no le auguro nada bueno.
El caso es que su lance con Sainz no me parece sancionable para ninguno y por supuesto si el "señorito" hubiese chocado con un peso pesado igual la sanción hubiera sido incluso al revés. En fin, el caso es que este 2017 va a ser para Sainz poco distinto a los anteriores, sólo a sabiendas de que esta vez si debe correr para subirse a algo mejor en 2018.

A algo al menos distinto es a lo que va a subirse Alonso dentro de un mes, ya casi menos, cuando se estrene en las 500 Millas de Indianápolis con un Mclaren que también motoriza Honda y que capitanea un italiano. La noticia del año sin duda, solo equiparable a que el MCL32 logre subirse al podio este año. Dejando a un lado el nuevo abandono doble del equipo anglo-nipón (que ya es de ´record), su status actual de peor equipo de la parrilla cuando mejor rendimiento debieran tener y de que dos días después de tanta tragedia junta han tenido una especie de visión celestial logrando su mejor sesión de entrenos en tres años con 81 vueltas completadas sin problemas e incluso marcando cronos competitivos (cosa que de momento no me dice nada porque el pozo desde el cual tienen que salir es muy muy profundo), con lo que quiero quedarme es con la estrategia conjunta que han ideado a tres bandas Mclaren, Honda y Alonso. Por supuesto que si el MCL32 rindiera como Dios manda el asturiano no se iría a correr a USA pero dado que el equipo está sin sponsors , que Honda tiene su reputación por los suelos y que el bicampeón español debe estar a punto de tener algún brote psicótico, lo de correr en la Indy500 se me antoja como una estrategia de marketing y publicidad descarada en pos de encontrar cada una de las tres partes lo que ahora no tienen.
En cualquier caso será muy interesante ver a uno de los mejores pilotos de la F1 moderna adentrarse en un mundo tan desconocido y "cerrado" históricamente como el de los circuitos ovales.
Yo ya estoy viendo carreras para aprender de qué va eso, y no me refiero a aquella película de Tom Cruise.
En cualquier caso, la valentía hay que tenerla porque el riesgo de tener un tortazo es alto y las consecuencias pueden ser nefastas llegado el caso. Guste o no, y sea por lo que sea, estos actos son los que definen a un piloto normal de uno top.

miércoles, 12 de abril de 2017

10.000 curvas dan para mucho


La maravillosa isla corsa y sus míticas 10.000 curvas nos han vuelto a ofrecer un rally que si ya de antemano prometía ser trepidante por ser el estreno de los nuevos coches sobre asfalto, a posteriori podemos certificar esa expectativa sobradamente; y es que 10.000 curvas dan para mucho.
Así de pronto se puede decir que hemos sacado alguna que otra conclusión para próximas citas y tendencias de unos y otros que ya están marcando el devenir del campeonato, el cual por cierto ya ha consumido prácticamente un tercio de su calendario y visitado todas las superficies.

Cuál es entonces la primera conclusión que podemos extraer tras cuatro meses de competición?
Fácil y sencillo: Ogier es el mejor piloto con notoria diferencia, y por el momento estamos a la espera de que llegue alguno (que a poder ser no sea Loeb gracias) y le discuta su dominio incontestable que dura ya un lustro.
Los años de VW se dijo y era evidente que disponía del mejor coche, lo cual ayuda bastante a ser el mejor, pero es que en este 2017 esa teoría ya está desmontada porque con un coche al que aún no está acoplado totalmente y que a día de hoy posiblemente sea el peor de los cuatro visto lo visto , no solo sigue encabezando el Mundial, sino que va incrementando su diferencia con el segundo y "mamando" podios allá por donde va (el único que lo ha hecho).

Frente a esto tenemos a un Meeke que, de nuevo visto lo visto, puede que tenga el mejor coche (si obviamos la rotura en Córcega y nos quedamos con su ritmo previo) pero al que sus enajenaciones mentales ya le han costado dos "roscos". A un Neuville en casi idéntica situación, con un coche quizá algo menos enderezado pero potencialmente enajenable también.
Y luego tenemos a Latvala que partía con el mayor handicap de un equipo nuevo sin referencias y a pesar de ello se antoja como la alternativa más realista a día de hoy al tándem franco-británico a base de buen trabajo y, dicho entre líneas por el mismo finés, a haberse quitado de encima al francés.
Estos cuatro pilotos eran los que a priori, dado su status en sus respectivos equipos, debían "incordiar" a un Ogier que parecía iba a ser más alcanzable que nunca pero tras cuatro rallies  personalmente ya empiezo a "temer" en un pentacampeonato de "messie" Bocazas.
El esperado ciclo de acoplamiento del campeón al Fiesta de M-Sport se está cumpliendo, incluso puede que alargando con estos últimos fallos mecánicos algo inquietantes de Córcega, y si con todo y con esto los demás  no solo no son capaces de sacar provecho sino que poco menos que lo minimizan con sus propias pifias (sólo se salva Latvala) pues no sé que va a ser de ellos cuando el Fiesta esté a punto ( que lo estará por el bien de Malcolm Wilson ya que viendo los cabreos de Ogier durante el fin de semana al fallarle tanto el coche y con sólo un año firmado, igual se está arrepintiendo de no haber ido a Toyota) y Ogier se sienta plenamente cómodo.

A este respecto Andreas Mikkelsen cada vez lo va teniendo más fácil para volver al lugar del que nunca debió ausentarse con las" andanzas" de los Hanninen,, Lefevbre, Meeke, Neuville o Sordo que por unas cosas u otras están dejando escapar vivo a Ogier. El noruego ya ha dicho que está en conversaciones con los equipos oficiales y parece que es cuestión de un rally o dos para verle de nuevo en la élite. Aquí ya he dicho más de una vez cuáles son los equipos que más lo necesitan y dadas mis preferencias personales me gustaría que recalara en Toyota; pronto lo sabremos.
Desde luego que siga corriendo en WRC2 es casi más un daño que un beneficio tanto para la categoría como para él mismo porque no tiene rival y éstos parecen peores de lo que son, eso sí unos más que otros, porque Eric Camilli sigue visitando las cunetas con asiduidad.

A todo esto al final se ha conseguido igualar el comienzo de año en 1986 con cuatro marcas ganando los cuatro primeros rallies, como ya comentamos aquí en el artículo anterior, lo cual es un punto  más a favor de un campeonato que quiere volver a su ser pero que algunos parecen querer joder con la "curiosa" idea de limitar como sea las velocidades medias de los coches por ejemplo en Finlandia, noticia que salió a la luz recientemente y sobre la cual vomitaría si pudiera. Por qué no preguntan antes a los pilotos en vez de apagar fuegos con cañonazos? Sin embargo, es justo decir también que la inclusión de un juego de gomas extra para el Shakedown ha sido un total acierto, no exento de una lógica sideral pero bueno.
Al final me enredo y no voy a lo que quería, que es ni más ni menos comentar las luces y sombras que siguen cerniéndose sobre Hyundai a pesar de haber "mojado" por fin y quitarse esa losa que arrastraban "gracias" a Neuville, pero el caso es que siguen dando la sensación de poder y no saber. Esta parece ser la mejor manera de describir la andadura del equipo coreano en el WRC de un tiempo a esta parte porque medios los tienen todos pero no terminan de transformar ese potencial en resultados. En Córcega han ganado gracias a los problemas ajenos, ya que con Meeke y Ogier pletóricos un tercer puesto era lo máximo que habrían conseguido. De nuevo se esgrimió como causa de tan pobre rendimiento sobre todo el viernes a una errónea puesta a punto general del coche, cosa que ya ha pasado más de una y de dos veces en el equipo y que empieza a dar mala espina. Que estas cosas le pase a Toyota (que les pasó) es normal siendo su primer contacto en asfalto, pero es que para más inri los japoneses acabaron el rally con un evidente mejor ritmo que los coreanos  ver los scratch de Latvala) lo cual me hace preguntarme qué es lo que hace Hyundai y sus pilotos en los test.
Porque test han hecho como el que más pero que luego empiece el rally y estén más perdidos que una mona como en el caso de Dani Sordo que no sabía explicar por qué no estaba en tiempos pues...
Un Sordo al que muy deprisa elevaron a la posición de candidato a todo desde los medios patrios (cómo no) e incluso desde boca de Loeb, cuando en realidad cada vez le superan más pilotos ya no en tierra sino en su asfalto natal. El viernes acabó como hacía mucho no le había visto, superado por casi todo el mundo, y el domingo "dejó" escapar un doblete casi seguro de un modo muy extraño con un Ogier algo desquiciado con su coche después de haberle echado huevos y ponerse delante de coches y pilotos a priori peores. He oído decir que si le faltaba motivación por no estar luchando por la victoria pero ese es el razonamiento más estúpido que he oído nunca la verdad.
No disfruto diciendo que veo al cántabro en horas bajas, como si su pilotaje lejos de mejorar fuese a menos.

 Y es por ello, además de por que nadie es eterno, que urge sacar de una vez por todas pilotos que continúen el legado que dejó en su día Carlos Sainz. Sin ir más lejos precisamente, uno de sus protegidos en ese equipo llamado oficial de Peugeot, parece haber un muchacho que se empeña en correr de lo lindo a pesar de tener un coche pésimo, no se sabe bien si por el preparador o por el fabricante, pero malo a fin de cuentas. Pepe López en una sola carrera y con el coche medio reventado, ha demostrado más que Jose Antonio Suárez en todo el año pasado; así de claro. Mojada de oreja en toda regla del madrileño al asturiano  en Azores (vaya pedazo de rally que se nos avecina en Canarias con éstos y los habituales del CERA) que va a tener que apretarse los machos a base de bien si quiere tener un volante el año que viene. Bruno Famin ya ha dejado entrever que si sigue en Peugeot es gracias a Sainz, asi que más claro agua.
Lo mejor sería que ninguno estuviera en Peugeot en 2018 y puedan conseguir algo mejor, como un volante en Skoda para el WRC2. Pero vamos, a día de hoy, el que manda mensajes es uno solamente.
Otro españolito que se las busca como puede en el ámbito internacional y que sigue mandando mensajes es Nil Solans; el catalán parecía algo disperso en tanto en cuanto a sus programas en años pasados ( quizá por tener poco presupuesto) y sus puntuales salidas al CERA dejaron claro que su nivel estaba por encima, cosa que tras lo visto en Córcega con el Fiesta tres cilindros de la JWRC se ha refrendado y esperemos que tenga la suerte que no tuvieron otros años atrás y consiga un programa con el R5  que le ayude a seguir progresando. Le seguiremos de cerca.

Como también es ya obligatorio seguir de cerca a Cristian García allá donde corra; reconozco que no soy muy seguidor del CERT más por tiempo que otra cosa, pero ver en el mismo tramo a García, Jose Antonio Suárez y el campeón en título Villanueva con dos R5 y un Maxi Rally era demasiado tentador. Resultado? Pues que el campeón del CERA tiene madera de Mundial con el resultado que hizo sin haber corrido antes con un 4x4 sobre tierra y haberle mojado la oreja un poquito a su esta vez compañero de equipo Suárez, con más tablas.
Es mi opinión y lo tengo clarísimo, este muchacho podría ser el piloto que necesitamos.
Espero tenga la opción de demostrarlo o de fracasar si llega el caso, lo está pidiendo a gritos.


miércoles, 29 de marzo de 2017

Un pozo sin fondo


Creo que poco o nada nuevo contaré que no halláis pensado ya muchos de vosotr@s pero bueno, hay que decirlo. Y es que así es como se podría definir sin más comeduras de cabeza la situación de Mclaren-Honda; como un pozo sin fondo que lleva una caída de dos años y.

EL BUENO: Vettel         EL FEO: Raikkonen         EL MALO: Honda

Veinticuatro horas, más concretamente unas pocas del primer día de los test invernales, bastaron para hacer olvidar todos esos atisbos de esperanza que se vinieron creando desde que acabara la temporada 2016 esperando que la nueva normativa fuese algo así como un trampolín para alcanzar la competitividad tan añorada y cuyo cenit coincidió con la presentación de ese flamante MCL32 (flamante entonces claro, ahora es un zurullo mayúsculo) acompañado de unas declaraciones muy entusiastas de Fernando Alonso junto con esa nueva concepción de Honda para con la unidad de potencia de la cual parecían sentirse especialmente orgullosos (tiene cojones, ya que es una mera copia) que por otro lado también generó algún que otro recelo en más de uno (yo me incluyo, y ya lo dije) dado que ello significaba admitir que el camino emprendido dos años antes había resultado ser un callejón sin salida; sobre esto es lógico preguntarse si fue absolutamente necesario "dejar" pasar dos temporadas completas para darse cuenta.
El caso es que por si acaso el mero hecho de cometer/admitir un error muy grave como el de pasar dos años trabajando para nada,  ahora también se puede incluir a la lista "delictiva" de la asociación anglo-nipona otro error creo más grave aún como el de meter la pata hasta el fondo con un diseño de motor, digamos ya patentado y con un éxito consagrado hasta el extremo, pero que ellos no han sido capaces de hacer funcionar ya no a un rendimiento óptimo (que no competitivo) si no siquiera con una mínima fiabilidad. Por favor, que apenas empezar a rodar el coche se detecte un problema con el depósito de aceite directamente relacionado con las mayores exigencias en el paso por curva e inercias del monoplaza es para mandar al paro a todo el staff de Sakura; qué demonios han estado haciendo todo el p... invierno? jugar al Gran Turismo? Qué clase de simulador tienen allí para desarrollar los motores? Son inaceptables estos fallos de diseño tan básicos en un constructor de este nivel; pero por si acaso esto fuese fácilmente subsanable sin tener que rediseñar toda la unidad de potencia hay mucho más por lo que bajar a los orgullosos japoneses de su pedestal y "correrles a gorrazos". Que la parte eléctrica necesitara de varias vueltas para cargarse cuando la competencia lo hacía en una sola, que el motor tuviera vibraciones como si fuera una camioneta diésel con 800.000 km a sus espaldas, que tuviera problemas de temperatura y que tampoco tenga la potencia que debiera ( algo que hoy por hoy les da una desventaja en recta de hasta 30 Km/h y no hemos llegado aún a las mayores rectas como la de Shanghai próximamente) lo que en resumidas cuentas les sitúan peor que en 2015 pues no sé, creo que Fernando Alonso está siendo muy muy educado y demuestra tener mucho auto-control ya que este debia ser el año del salto cualitativo hacia delante tras dos años de aprendizaje a base de ostias (y de encontrar infinidad de formas de no tener un motor decente, lástima que eso no esté premiado ni valorado) y los dardos lanzados estos días en sus declaraciones llevaban recortadas las puntas; eso sí, al mismo tiempo se puede leer entre líneas un hartazón que no debiera pasarse por alto máxime cuando Mark Webber, poco dado a decir tonterías (y amigo de Alonso) ya ha dicho que igual éste no acaba el año con Mclaren. Quizá terminando contrato este mismo año, salir así como a escondidas no sea lo más inteligente pero que de no haber reacción a la voz de ya la salida del bicampeón será un hecho, lo saben hasta los buitres.

Hace un mes le criticaba por haber dejado correr los "bulos" acerca de su posible fichaje por Mercedes dado que Honda había apostado por él ciegamente pero el crédito del fabricante nipón y toda su reputación, están a un paso de desaparecer por completo y tan sólo disponen de una última oportunidad para empezar a revertir la situación; una situación que ya es más que humillante para el segundo constructor mundial de automóviles con los rumores de un cambio a Mercedes para Mclaren ( aún a sabiendas estos de que no tienen hoy por hoy otro patrocinio que iguale lo que aporta Honda) y la antes comentada posible salida del asturiano.
Es éste el final de una colaboración antaño gloriosa como casi ninguna? Desde luego que nadie hubiéramos soñado con ver a Mclaren y Honda en este bochornoso estado cuando anunciaron su unión con un barbudo Alonso dando palmaditas a un Ron Dennis que ha terminado "traicionado" y "despedido".
Y es que hasta en su máximo responsable, al menos visible, ha salido perdiendo Mclaren.
Este "tal" Zack Brown me da la sensación que vive como en una burbuja y parece que no se ha enterado del desastre que acecha en su equipo porque ni siquiera sale apenas a dar explicaciones y cuando habla solo pronuncia "brindis al sol" sin ninguna concreción.

Y por si no hubiese ya bastante, ahora va Ferrari y vuelve a ser competitivo. Tenía que ser la Scudería precisamente para ahondar más en la desgracia de Alonso (el cual sigo pensando hizo muy bien yéndose de Maranello, lo malo ha venido ahora) porque cualquier otro equipo que hubiese "destronado" a Mercedes no hubiera sido tan traumático pero con Ferrari...
No es lo normal que Ferrari asimile tan bien los cambios de normativa digamos radicales y menos con la inercia que llevaban los últimos años pero parece que todas las escabechinas de despidos, etc
(incluida la dimisión de James Allison y los menosprecios de Arrivabene para con Vettel) han acabado por funcionar.porque el SF70H tiene ritmo y velocidad en un año en el que la bajisima degradación de los neumáticos deja ver un rendimiento de los coches más puro y menos supeditado a excepción del propio consumo de combustible de cada uno.
 Cabe decir que personalmente también me resultaba interesante la manera de gestionar tan peculiar degradación que antes tenían los Pirelli, con más paradas en boxes, lo que daba más opción a imprevistos y errores o aciertos.
Y hablando de degradación de neumáticos, no puedo creer que Toto Wolff saliera excusándose de su mala gestión del pit stop por un supuesto desconocimiento de las nuevas Pirelli; no se lo traga nadie ese cuento, después de haber rodado miles de kilómetros en los test más las sesiones de 2016 (unas sesiones que no pudo hacer Mclaren por no tener motores de 2015 al haber roto todos y de lo que entonces se decía podría lastrarles, pobrecitos, nadie recuerda ya eso porque aún no han podido rodar a tope siquiera para entender su degradación real en el MCL32).
En mi modesta opinión creo que Mercedes "se hizo caca" viendo cómo venía Vettel, olvidándose al parecer de una regla básica en F1: si vas por delante limítate a cubrir tu posición con quien te persigue; más aún cuando los tiempos de Hamilton aún eran óptimos cuando le hicieron entrar.
Por otro lado, he oído de muchos que Valtteri Bottas ha hecho un excelente debut cuando en verdad creo que lo mínimo que debe hacer con un coche como el W08 es subir al cajón en cada carrera; debut normalito pues.
Y los otros que se piensan que puede el finés si quiera meterle el morro a Hamilton para luchar por posición, creo debieran cambiar de medicación.
 Como también Raikkonen debiera tomarse algo para que le subiera el ritmo sanguíneo y correr un poco más porque unque llevo años diciendo que su nivel competitivo es inexistente, la carrera que se ha marcado en Melbourne ha sido penosa con un coche que parece funciona de verdad. Acabó a más de 22 segundos de Vettel ( por cierto soy yo o el alemán lleva por fin un mono de su talla) y me da que precisamente eso es lo que quiere éste, que su team-mate no ose molestarle. Otra cosa es lo que le convenga al equipo que por supuesto no es eso pero parece que hay pleno consentimiento en ese sentido y es una pena porque de este modo el campeonato de constructores va a estar muy decidido para un lado siempre y cuando Renault no se ponga las pilas, cosa que ya está haciendo muy a diferencia de Honda pese a que aún están claramente por detrás.

De momento los Red Bull estarán al acecho de que algún Ferrari o Mercedes tengan un día malo, que normalmente será Raikkonen el que lo tenga y deseando estoy de verle de nuevo picarse con Verstappen.
Lo malo de que el motor Renault no esté al nivel deseado es que Carlos Sainz vuelve a estar exactamente como años atrás, con la salvedad de que esta vez habrá evoluciones; la pregunta es hasta qué punto. Mientras tanto las sensaciones tanto en los test de Montmeló como en esta carrera de Australia es como un deja vu en el que al piloto madrileño se le queda pequeño el Toro Rosso y algunas de las decisiones estratégicas del equipo. Cabe esperar a sabiendas de que este será su último año en Faenza que no caiga en el hastío de verse "encadenado" a un coche y equipo cortos de miras porque se va a encontrar en un grupeto igualado y duro de pelar como nunca en los últimos años.
Ya sea por motor o por pilotos Williams (estos por pilotos claramente porque Massa por ser Massa y Stroll porque no sabe aún donde está), Force India, Renault y Haas prometen "matar" por un puñado de dólares... digo de puntos.
Y dónde queda Mclaren en este organigrama de principio de año? Pues ya lo dijo el otro día el mismo Alonso: no van a rascar bola.