viernes, 11 de agosto de 2017

Cuando menos te lo esperas

En estas semanas sabáticas en las que el "Gran Circo" nos permite respirar entre tanta carrera y noticias inherentes uno llega a la conclusión de que todavía queda un porcentaje trascendente de pura competición dentro de la tan programada y tecnológica F1 actual; un porcentaje en el que el factor humano todavía "asoma el pescuezo" y echa por tierra cualquier esfuerzo y/o estudio realizado desde las telemetrías, desgaste de neumáticos basado en temperaturas ambientales, consumos de carburante (e incluso de lubricante), cargas aerodinámicas... Está uno harto de escuchar que los pilotos cada vez tienen menos relevancia en el rendimiento del monoplaza y una vez más hemos visto en Hungaroring que a pesar de todo, aún hay lugar para lo inesperado.  Vaya por delante que en este sentido me siento un poco "traicionado" por Hamilton. Digo esto por que tras su exhibición en Silverstone las cosas empezaban a enderezarse para el tricampeón y parecía que las injusticias y/o errores pasados habían sido purificados dejando "a cero"  un nuevo campeonato con cuatro meses de competición por correr.
Quién iba a pensar pues en un rendimiento tan mediocre de Mercedes como equipo y de Hamilton como piloto tras lo visto en Gran Bretaña y en un trazado como el húngaro en el que ha ganado cinco veces ya? Pues sucedió.


Y en estas es donde Ferrari vuelve a demostrar que no son los de el último lustro (ya era hora) aprovechando de nuevo la oportunidad que se les presentó (como vienen haciendo todo el año), a pesar de que en un principio pareciera todo lo contrario, porque, como decía en el párrafo anterior acerca de lo inesperado... quién iba a imaginar que se podría ir el paralelo al coche de Vettel?
 Porque eso es lo que básicamente le ocurrió, algo que puede ocurrirnos a cualquier mortal si somos poco cuidadosos en zonas bacheadas o pegamos un "bordillazo"; quién no ha tenido alguna vez el volante como ,o llevaba Vettel en Hungaroring? Es casi de risa que en una competición como esta F1 actual, el fracaso pueda originarse por algo tan mundano e incluso indigno y también es casi de risa que Mercedes con sus dos coches a pleno rendimiento (o eso parecía) no fuese capaz de aprovecharlo

Finalizado el GP sólo he escuchado y leído acerca de Hamilton pero muy poco o nada de Bottas y su incapacidad manifiesta. Realmente el resultado final de Hungría se reduce a una "mera" diferencia de chasis entre italianos y alemanes o habría que achacarlo a un compendio de mediocridades de Mercedes? Yo me inclino por lo segundo dado que por tiempos nunca Ferarri sacó más de tres décimas a Mercedes y en cambio sí me viene a la cabeza por ejemplo, y como decía antes, la incapacidad de Bottas tanto en la salida cuando se mostró indeciso y sumiso montando un tapón a Hamilton que arruinó los intentos del británico por ganar puestos en la primera frenada como en su falta de ritmo para siquiera meterle el morro a Raikkonen y sembrar dudas en el muro de Maranello.
 Sin olvidar ya no la pérdida de comunicación con Hamilton sino el hecho de hacerle entrar demasiado pronto al pit stop perdiendo una buena opción de aprovechar unas vueltas "limpias".
Por lo visto después, lo más comentado y sensacional fue el "pacto" tácito Wolff-Hamilton de ceder la posición a Bottas y devolverla si no cumplía el cometido. De nuevo más de un "periolisto" se vuelve a cebar con el británico por su "estupidez" al anteponer su palabra frente a tener tres puntos más con Vettel. Mi opinión es que eso no es lo trascendente en este GP y en cambio sí lo es que Bottas una vez más demostrara que no es Rosberg y que en el muro de Stuttgart sigan mostrando debilidad cuando no les vienen las cosas rodadas... pero parece que es más sensacional atacar a Hamilton, como también lo atacaron cuando éste dijo sin ningún rubor (como corresponde a un pluricampeón) que en Ferrari tenían ventaja por saber quién era su primer y segundo piloto.

En Hungría hemos visto de nuevo cómo de claro lo tienen y una vez más me da pena el papel que ocupa Raikkonen en todo esto aunque también se lo ha buscado estos últimos años; un piloto que no ha dado muestras de nada todo este tiempo tiene mucha cara por exigir que le dejen pasar a su compañero, con problemas mecánicos, para ganar una simple carrera cuando el otro se está jugando el título. Falta de perspectiva no? Pero que nadie se preocupe porque su renovación está también ya sobre la mesa... como parte indispensable de que Vettel haga lo propio no vaya a ser que le "metan" a un jovenzuelo con ganas de tocar las pelotas y le entren las enajenaciones; éstas mejor contra los de otros equipos que ya estarán en la FIA para hacerse los "suecos" y dejar que salga de rositas.



(Hungría)


EL BUENO: McLaren                 EL FEO: Kvyat                     EL MALO: Magnussen



Yo lo siento ( bueno no lo siento pero es una frase hecha) porque Vettel me cae como el culo ciertamente y eso puede que a algunos no os guste pero cuando le oigo hablar o actuar casi siempre me da por saco. Lo último es su posicionamiento contrario al "Halo" que la FIA ha instaurado "por decreto" a partir de 2018 dado que ya estaba habiendo mucho mareo y tontería con tanto prototipo.
No puedo creer que siendo algo en pos de su seguridad halla pilotos (o ex-pilotos como Prost) que no lo acepten con agrado (Alonso y Hamilton están a favor) poniendo como razones tonterías del tipo a " destruyen la esencia de los F1" o cosas así. Menos mal que leyendas como Sir Jackie Stewart aún están con nosotros para dejar las cosas claras aludiendo a esa época en la que los funerales post- carrera eran más que frecuentes. Vergüenza debiera darles

Por lo demás, en el último artículo apostaba por los Red Bull como alternativa seria al binomio italo-alemán más por chasis que por otra cosa y la pena es que no hubo lugar a tal incursión austríaca gracias a "Mad"Max y su interpretación de Kvyat más que meritoria. Muy pocas veces hemos escuchado a Ricciardo echar mierda por la boca pero el otro día lo hizo... y con total justificación.
Creo que el Sr. Marko antes de negociar motores para Toro Rosso debiera controlar a su "niño bonito" que corre riesgo de perder su senda entre maniobras y declaraciones a cual más inoportunas.
Y de paso que hagan algo con Kvyat porque parece que lo que quieran que le hallan dicho o hecho no es suficiente y está a un paso de perderse un GP (esta vez le penalizaron por estorbar a otro que tal baila como Stroll en su vuelta de clasificación). Un equipo con Vettel y Kvyat sería de traca.
Y ya que estamos con tipos alocados, qué decir de Magnussen y sus "bolas". A este no le van a sancionar?  Ojito al tipo lo que le soltó a Hulkenberg delante de todas las cámaras. Lo que se dice un lumbreras.



Y en estas que entre chasis mediocres con motores top y motores mediocres en chasis top encontramos de nuevo a la dupla española astur-madrileña que se debate en esa franja que delimita el primer y segundo grupeto de la parrilla, el cual desde ahora y hasta final de año verá incrementado su nivel dadas las evoluciones que se esperan a partir del GP de Bélgica. Es ahí donde entran las dudas sobre el devenir de ambos pilotos patrios dadas las enormes dudas que sus respectivos equipos arrastran. No es que quepa esperar mucho ni de Toro Rosso ni de Mclaren pero sería una pena verlos poco menos que justo delante de Sauber.
En Faenza no corren buenos tiempos y los que parece van a venir son más enigmáticos para Carlos Sainz, quien por otro lado debe salir de ahí ya; ni con motor Ferrari ni Renault los coches pasan de ser meras comparsas por lograr un puñado de puntos (lo que siempre fueron) y parece que la filosofía de equipo-cantera va a cambiar para dejar paso a los pilotos con fuertes patrocinios.
Me suena a hartazón de las altas esferas que sostienen económicamente el "chiringuito".

Y en Mclaren pues ahi andan, demostrando un año más que su chasis está al nivel en la pista de pruebas que es Hungaroring pero sin caballos que le hagan galopar hasta donde debiera.
Y en Honda, lejos de renunciar, vuelven a las andadas "amenazando" con que la spec 4 de su motor supere al de Renault, cuando su spec 3 rompió en su primera carrera y si en Hungría no ha fallado es por la menor exigencia global de su trazado (en potencia, y consumo).
A estas alturas y después de muchos rumores parece que si Mclaren rompe con Honda no sería para ir con Mercedes sino con Renault... vaya usted a saber por qué siendo como son los franceses el tercer motor de la parrilla; por precio? por cesión de evoluciones? En cualquier caso no me parecería inteligente cambiar un motorista mediocre por otro un poco menos mediocre. Si cambias es con todas las consecuencias de conseguir lo mejor, y no para hacer guarrerías.
Dónde deja esto a Fernando Alonso en su lucha por un volante competitivo en 2018?
Pues me da que rezando porque Hamilton y Mercedes hagan morder el polvo a Ferrari en estas próximas carreras de potencia bruta y a Vettel le sobrevenga alguna otra enajenación mental como consecuencia porque confiar en Honda y su spec 4  parece jugar a la ruleta rusa pero en vez de con una bala en el tambor, con un solo hueco libre en el mismo.
Y aquí es donde me viene la enajenación; alguien se imagina una Ferarri con Alonso y Sainz como pilotos? Demasiadas cosas tendrían que suceder y creo que a estas alturas de campeonato no hay tiempo material. Ojalá me equivocara.

jueves, 3 de agosto de 2017

...volando vengo

La mini-gira de pura velocidad que engloba a Polonia y Finlandia (o englobaba, porque la prueba polaca está ya herida de muerte)  hacía parada en el país de los 1000 lagos "arrastrando" una enorme expectación por lo que los nuevos WRC podrían dar de sí,, frotándonos las manos con los vídeos de los test previos con saltos a cual más espectacular (ver perfiles del blog en RRSS) y ni siquiera las dichosas chicanes artificiales (recurso este del que ya hemos hablado en su momento) cercenaron el espectáculo que estos vehículos son capaces de ofrecer con auténticos vuelos rasantes a más de 200.

 No obstante cabe decir que se pudo ver a más de un inconsciente tentando su suerte y la de todo el rally por su mala ubicación. Seguimos sin aprender cualesquiera que sea el lugar del rally.

Como iba diciendo con el rendimiento de los coches ya contábamos, también con el que podían/debían ofrecer algunos (que no todos) de los top drivers  dadas las exigencias en la lucha por el título (y de lo que más tarde hablaremos), pero lo que no esperábamos ver es una regresión a épocas pasadas cuando este rally era coto cerrado de pilotos nativos con hasta cuatro fineses copando la clasificación en algunas fases de la carrera, más aún cuando no había precedentes de que esto pudiese ocurrir dado que la escuela finesa  no viene pasando por su mejor época en el WRC. 
Sin embargo, creo que después de lo visto este fin de semana esa falta de talento nórdico muy bien podría haber terminado. En Afición al Motor ya veníamos "advirtiendo" del potencial que "amenazaban"tener tanto Lappi como Suninen visto su ritmo y superioridad en WRC2  (tampoco hacía falta ser muy listo para verlo). Pero una cosa es mandar mensajes como los scratch que ambos lograron en Polonia y Cerdeña (esta frase ya es un clásico del argot) y otra es "saltar la banca" como lo han hecho estos dos muchachos con un bagaje mínimo conduciendo un WRC, algo que sólo está al alcance de pilotos con ese algo especial y que históricamente han terminado por ser campeones.

Vale que han eclosionado en el rally de su casa y están entrenados en estas pistas desde niños pero correr a ese nivel en su primera participación con un trasto como los nuevos WRC es mucho y dice mucho teniendo en frente a un triple ganador como Latvala y por qué no decirlo a Ogier, que ahora anda algo disperso pero es el actual tetracampeón y ganador en 2013.
Puede que en una comparación directa Suninen tenga  incluso más mérito que Lappi porque el Fiesta no estaba tan afinado como el Yaris y aún así hizo lo que no pudieron ni Tanak ni Ogier, es decir, no salirse ( para quedarse tirado me refiero, cierto que tuvo un buen "restregonazo" que quizá afeó un rally sublime)  y rozar el podio.
En un momento clave de la temporada y con Ogier estando como está, Malcolm Wilson tarda mucho ya en blindar al joven finés para M-Sport; teniendo a semejante perla en tu equipo el fracaso histórico de perder a todo un cuatro veces campeón del mundo se llevaría mejor. Pero mientras Ford no apoye oficialmente seguirá siendo pan para hoy y hambre para mañana a poco que de verdad Suninen en este caso demuestre en distintos rallies su ritmo y venga un equipo oficial con más capacidad.

En este sentido podría haber daños colaterales a corto-medio plazo en lo que se refiere a que otros pilotos pierdan su asiento por la aparición de estos nuevos talentos que me da más de una marca estaba esperando tiempo ya. Dani Sordo, Kris Meeke, Hayden Paddon o incluso Andreas Mikkelsen  (por citar algunos supuestos top drivers en horas bajas o muy bajas por diversos motivos) podrían ser algunos de esos perjudicados o como mínimo entrar en el bombo de los posibles prescindibles. Y eso que Makinen ya ha confirmado que renovarán a Lappi (la lógica obligaba a ello) con lo que a priori sólo quedaría la "amenaza" de Suninen... por ahora.

Por cierto, la "chupada" de cámara del team manager de Toyota fue tan excéntrica como necesaria, hubo un momento en que enfocado junto a Latvala viendo el PS uno dudaba de quién era el piloto.
Que campeones como Makinen o un más discreto Vatanen se dejen ver por la televisión da empaque al Mundial.

Centrándonos ya en lo que dio de sí el propio rally era de esperar que Toyota fuese muy competitivo dada la naturaleza de su staff técnico, pilotos, base de operaciones... pero creo que nadie contábamos con semejante muestra de poderío de un coche que hasta la fecha flaqueaba en no pocos aspectos aún  y que sin embargo de repente (y con un nuevo motor entre otras "chuches") parece haber nacido para reinar en Finlandia por mucho tiempo (18 scratch de 25); la mejor muestra es el rendimiento que tuvo Hanninen, piloto que nunca se había visto tan arriba y veremos si se vuelve a ver en otra así.

No debió perder el segundo puesto dado el marrón de Latvala y encima en la entrevista a pie de tramo parecía darse por satisfecho... en fin.

Aquí ya apostábamos por Latvala como un muy probable vencedor, una victoria que le habría metido de lleno en la lucha con francés y belga pese a contar con el coche más expuesto a fallar dada su juventud. Desgraciadamente los augurios se cumplieron antes de tiempo y pocas, muy pocas habrán sido las veces en que un piloto halla perdido un rally de manera más injusta que ésta habiendo mostrado tanta superioridad.
Pero más allá de la pena de nuevo podemos constatar que el mejor Latvala sigue ahí y sólo necesita que el equipo haga un Yaris fiable; todo lo demás parecen tenerlo ya. Hasta una dupla que puede luchar por el título de constructores. Cosa que otros aún sueñan con encontrar. Solo esperemos que el joven Lappi no "crezca" demasiado rápido y empiece a hacer sombra a su "jefe". Lo que por otro lado sería bueno para el campeonato.

De nuevo y ya no sé cuántas veces van ya desde 2014, el adaliz de la irregularidad vuelve a ser Hyundai en un quiero y no puedo. Esta vez el primero que avisó fue Neuville declarando que en Finlandia sería muy dificil recortarle puntos a Ogier; premonición? El caso es que no dieron pie con bola y sólo los abandonos ajenos les permitieron enmascarar otra gran decepción. Desde Neuville, que pareció seguir su estrategia habitual de ir de menos a más (eso en Finlandia no sirve y lo sabe hasta mi abuela) y cuando quiso correr no pudo, Paddon que tras un amago de mejora en Polonia vuelve a no saber por dónde se anda, saliéndose hasta en el reenganche. Y Sordo, pues ahí está, hablando días antes de estar en el podio y quizá él se refería al podio del WRC2 porque por otra cosa... muy muy mediocre el rally del cántabro. Vengo diciendo hace tiempo que su nivel de conducción va cada vez a menos y sus pocas aspiraciones pasan por hacer algún podio en asfalto.
Y así un rally si y casi otro también. Mientras, las penurias de M-Sport parecen menos con un oponente como Hyundai, que las tienen y no pequeñas. Antaño  en VW, Ogier parecía gozar de inmunidad frente a problemas mecánicos pero con el Fiesta casi siempre le toca a él la china.
Antes de romper el amortiguador, (que también vaya cosa, sólo él rompió en ese salto) y salirse por ello, el motor del Ford ya volvía a fallar y van unas cuantas en todo el año. No termina de estar fino el coche del óvalo y no me canso de repetir que Ogier no va aguantar otro año así.
Aún así, las cosas tampoco pintan del todo mal para lograr el quinto título y eso es lo que deja por los suelos a Hyundai. La comparativa entre ambas tripletas de pilotos no se aguanta y hay un dato definitivo con media temporada corrida ya; Tanak y Evans tienen 198 puntos entre los dos, Sordo y Paddon 135. Lappi en cuatro rallies tiene casi los mismos puntos que Paddon.

Yo quisiera que ganara el título Neuville por aquello de romper "dictaduras francesas" pero siendo objetivos Hyundai como equipo no se lo merece, cometen demasiados errores y no se enmendan.
Objetivamente creo que M-Sport ganará ambos campeonatos y en ello Tanak tendrá mucho que decir porque en condiciones difíciles me parece el mejor piloto a la hora de adaptarse y coger ritmo en ellas y viendo los rallies de tierra que quedan se va a comer con patatas a Sordo y Paddon, si no lo hace también Evans con la Dmack ( en Finlandia ya lo ha hecho); El asfalto lo veo menos determinante porque será un duelo directo Ogier- Neuville  y pocos serán los puntos que se quiten el uno al otro. Es en la tierra donde más pilotos pueden entrometerse y ahí Hyundai tiene las de perder. Necesitan con urgencia un piloto top en esa superficie.

Los que también andan con urgencias de muchas índoles son los franceses de Citröen quienes ya han reconocido abiertamente su fracaso en la planificación de su retorno al WRC... si bien no con palabras si con actitudes que todos ya conocemos y de lo que ya hablamos en otros artículos.
Por lo pronto en Finlandia hemos visto a un Meeke que nada tiene que ver con el que ganó en 2016 y que posiblemente no vuelva nunca porque entre unas cosas y otras el buen nor-irlandés está quemado y yo le veo fuera del equipo en 2018. Le veía fuera antes y ahora que han fichado a Loeb como "probador" más aún. Habiendo reconocido el error toca subsanarlo y parece que la única solución  discurrida es tirar de viejas glorias para hacer del C3 un coche ganador... si es que no lo era ya, que me da que sí pero los que fallaban eran otros.

Cuando leí la noticia por primera vez tuve que fijarme en el medio donde se anunciaba por si no era de fiar ya que me pareció algo retorcido el asunto teniendo en cuenta que fue la cúpula de Citröen la que "despachó" a Loeb por "tontear" con Peugeot (y eso que son marcas hermanas). Lo cual demuestra el grado de desesperación y la continua deriva que tienen ahora mismo.
Por ello esta vez estoy de acuerdo con los medios españoles que dicen no entender cómo Citröen no ha escogido a Carlos Sainz (cuando en Portugal "quedaron en dejarle "catar" el C3) sabiendo del sexto sentido y rigor del bicampeón para poner a punto cualquier coche.
No tardaremos en comprobar si aciertan o no con esta controvertida decisión pero por ahora veo mucha niebla en el futuro a corto plazo de Matton y cía.  Muchos ya hablan de la vuelta de Loeb al WRC a tiempo completo y encima Matton alimenta el rumor en vez de zanjarlo, cosa que entiendo menos todavía. Cómo sentará esto a los pilotos que ahora tiene en nómina? Bien lo dudo mucho, y si pretende motivarles así me parece muy mal modo de hacerlo.
Y si lo que quieren es hacer "limpia" para 2018 peor todavía para los que pudieran llegar que de por sí ya son muy pocos los disponibles, de hecho lo más lógico habría sido ir a por Ogier y dejarse de ostias pero no, han tomado una senda inexplorada que a mi me ha dejado desconcertado.

Y mientras el que aguanta el honor de la marca es un joven irlandés que no sabe dónde estará dentro de cuatro meses; yo lo tendría claro, si fuera Nandan le ficharía sin dudarlo (si Suninen no está disponible), echando a uno de los dos que no está dando la talla.

miércoles, 26 de julio de 2017

Justicia divina


No dudo que much@s atribuirán el resultado final del Gran Premio británico a tan altas instancias  sobretodo teniendo en cuenta los precedentes de los que veníamos con la tan manida sanción a Vettel, o mejor dicho paripé, que a much@s nos dejó una vez más perplejos por su indulgencia.
Sea por lo que fuere (llámalo Dios, llámalo karma, llámalo X  o como cada uno quiera) "el niño bonito" ha sido finalmente ajusticidado y yo bien que me alegro la verdad; además como si todo esto formase parte de un plan, el resultado de tan azaroso pinchazo ha terminado por enmendar el agravio cometido en lo que concierne a la clasificación por el campeonato entre alemán y británico.

Dicho esto creo que también existen algunos otros motivos para justificar el desaguisado global de Ferrari en Silverstone y podría resumirse tal que así: inferioridad manifiesta con Mercedes.
Desde comienzos de año constatamos que la igualdad entre Ferrari y Mercedes se debía sobre todo a un rediseño a última hora del coche ( impuesto por la FIA) que provocaba un, digamos, poco optimizado rendimiento de los neumáticos con la consecuente bajada de rendimiento.
Una vez más, no basta con disponer del mejor motor, y visto está que vale más un motor de segunda en un chasis excelso que viceversa ( Red Bull es la prueba, me pregunto dónde estaría el Mclaren con Newey).  Hasta ahora en Maranello han jugado sus cartas muy bien (a pesar de Raikkonen) y han aprovechado infortunios ajenos (entre otros que Hamilton halla perdido dos podios consecutivos, dato histórico) para aupar a Vettel a un liderato holgado... hasta ahora.


(Gran Bretaña)


EL BUENO: Hamilton               EL FEO: Kvyat              EL MALO: Honda




Pero el rediseño del W08 parece que ya ha superado sus deficiencias (no como otros) y por supuesto está Hamilton; ese al que algunos incautos y cabezas cuadradas siguen criticando cuando se sale del guión prescrito o de actitudes políticamente correctas (como por ejemplo no acudir a la exhibición en Londres previa al GP) obviando el enorme carisma (del cual Vettel  por ejemplo carece infinitamente) y talento que atesora el tricampeón, del que sólo unos pocos campeones pueden alardear (los más grandes)

Más allá de su quinta victoria (cuarta consecutiva) en un trazado que ya es como el salón de su casa, el agasajo de la multitud hacia su persona cual ídolo pagano resume a la perfección su status con respecto a la afición más exigente y entendida del mundo (la misma que está deseando ver de nuevo a uno de sus equipos patrios más laureado donde exige su palmarés y que se excitó sobremanera con la vuelta rápida de Alonso en la Q1). No puedo creer que con semejantes precedentes, Silverstone pueda quedarse fuera del Mundial, cuando encima tiene llenos absolutos como en casi ningún otro sitio; espero que Liberty Media no cometa lo que sería un grave error (del también manido nuevo motor hablaremos otro día)
Muchos siguen empeñándose en comparar a Vettel con Schumacher pero si hay alguien que pueda acercarse a esa comparación es Hamilton y nadie más. Por cifras puras poco a poco,(ya lleva 57 victorias y récord histórico de poles) pero por carisma e imagen, poco se llevan ya.
Lo dije hace tiempo, con Alonso desperdiciado puede que por siempre, Hamilton es el mejor piloto en activo sin ninguna duda, un martillo pilón.
Y como buen caballero, digo campeón, la figura del escudero, digo del segundo piloto, es crucial.
Aquí por supuesto Mercedes tiene buen colchón más que por Bottas, que también (nunca discutirá un campeonato a su team-mate pero cada día recuerda más a Barrichello) por la inoperancia de Raikkonen que parece un tigre anestesiado y sin garras. No ofrece resistencia ni en las salidas (igualito que Verstappen), ni en ritmo de carrera ni en nada de nada; el otro día vi el GP de Hungría de 2003 y el Kimi de entonces al de ahora es como la luz y la oscuridad.
No obstante, Sergio Marchionne parece más preocupado por desmentir cualquier rumor sobre la vuelta de Alonso más que por despertar al finés. Y lo cachondo es que sus intenciones pasan por mantenerle otro año más dada la oferta de renovación que parecen haber hecho a Vettel y por la que Alonso está esperando con la maleta enganchada del brazo no vaya el alemán a decir que no ( y si lo hiciese veremos "ande vá").
Por lo visto ese parece ser el "plan A" del asturiano ( y la opción más segura de éxito inmediato sin contar a Mercedes, quienes muy mal tendría que irle a Bottas desde ahora para que no le renueven) para volver a sentirse piloto aunque esta vez hay un factor novedoso en sus cambios de aires: él no es la primera opción del equipo receptor, por llamarlo así.
Mientras se siguen moviendo fichas para 2018, que pocas no son, el Mclaren MCL32 "exhibe" la evolución 3 de su unidad de potencia japonesa en la Q1... para terminar como casi siempre con problemas mecánicos del mismo propulsor. Las palabras ya hace tiempo que se agotaron para tal escarnio y en mi opinión Honda debiera aceptar su fracaso con un mínimo de decoro, en forma de rueda de prensa anunciando su salida como motorista de F1. Punto final
Desgraciadamene esta opción parece no casar con la filosofía nipona y por un lado es de alabar pero cuando encima se hacen alardes públicos que rozan la amenaza como los dichos desde altas esferas de Honda advirtiendo a Mclaren de que no pueden dejarles tirados pues da la sensación de que esta gente no saben por dónde se andan ni a lo que han venido y debieran pensar en qué situación llegaban a Hungaroring el año pasado con las miras puestas en rebasar a los Ferrari, y cómo están ahora con su piloto estrella diciendo en voz alta lo que ya es un clamor: nada ha de esperarse en Hungría... ni en ningún sitio añado yo.
En estas, Mclaren debiera dejarse de gilipolleces y darlo todo por volver a montar unidades de Mercedes, más ahora si cabe cuando los de Stuttgart se van del DTM para entrar en la dichosa Fórmula E; mensaje entre líneas.

Por lo demás, en Red Bull sus prioridades pasan por calmar los ánimos de su "niño bonito" holandés, el cual goza de una permisividad que ni por asomo tiene Carlos Sainz, al hablar sin tapujos de una hipotética salida del equipo austriaco cada vez que se baja enfadado del coche. Aún y con tanto enojo de "Mad" Max y teniendo el tercer motor de la parrilla, han podido "birlar" más puntos de los esperados hace unos meses a los dos top team (en un trazado como el Hungaroring pueden dar un susto serio una vez más sin que halla infortunios ajenos); la causa es muy evidente. Los genios escasean.
En este sentido y obviando la paranoia mental (esperemos que transitoria) de Kvyat, dentro y fuera de los circuitos quizá por una mal asesoramiento de su entorno, la situación de Sainz dentro de Red Bull parece haber cambiado radicalmente en pocas semanas; de la reprimenda pública de sus jefes Horner y Marko (espero algún día que éste último se mofe de Jos Verstappen como hizo con "El Matador")
hemos pasado a una confirmación oficial del mismo Horner sobre escuchar ofertas por el madrileño.
Muchas cosas se han debido decir en el backstage y algunas de ellas las conoceremos en el medio plazo, no lo dudo. Lo que importa ahora es que el piloto español de circuitos más prometedor tiene la opción real de encontrar acomodo en un equipo con aspiraciones... y ofertas hay.
Vuelvo a reiterar que al final sí merece la pena "vender tu alma al diablo"

jueves, 13 de julio de 2017

Silly Season

Algunos me llamaréis ignorante pero hasta hace unos pocos días no conocía el término "silly season" dentro del argot del Gran Circo y me parece un buen titular para esta ocasión dado que más de un piloto y los que no lo son también, andan algo tontorrones.
Lamentablemente en estas semanas pasadas no he podido comentar los últimos GGPP por falta de tiempo pero en las RRSS siempre estamos activos ya que no deja de ser un golpe de click.
El caso es que tras la hecatombe mediático-social que provocó la ida de pinza (una más) de Vettel en Bakú parece que el día a día del paddock vuelve a la "normalidad" con las historietas de siempre.

Por supuesto antes de ir con ello, decir que la citada enajenación de Vettel pese a ser injustificable (me sorprende que hubiera defensores de ello argumentando la ralentización premeditada de Hamilton, acción que sin ser nada elegante, es lícita y todos lo han hecho y harán) y condenable desde todos los puntos de vista por un lado, también es otra muestra más (ni mucho menos la mejor) de lo que significa ser un piloto top y luchar por victorias; la historia de la F1 está plagada de encontronazos muy subidos de tonos con exclusiones, acusaciones, insultos... y se quiera o no conforma todo ello una parte  muy importante de la identidad de esta categoría de monoplazas. Este caso concreto supone la enésima reiteración de un piloto que lejos de ser penalizado duramente no ha sido más que, cual chiquillo travieso, "castigado" con una regañina y la típica amenaza de como vuelvas a hacer algo parecido...cosa absurda e inútil porque el delito ha sido cometido y debe ser sancionado (especialmente criticable la actitud y no la acción, que también) para no crear jurisprudencia (aunque con vettel ya la había). Aquí es donde entramos ya en la parte más asquerosa de la F1 que atañe a los tratos de favor para con unos pocos desde los estamentos federativos (aspecto también muy identificativo) y de los cuales Hamilton, que en todo esto ha sido algo así como la "víctima" (cuando él  es poco menos que Vettel en cuanto a actitudes reprochables) también disfrutó en el pasado de las indulgencias de Charlie Whiting y compañía.

(Rusia)

EL BUENO: Bottas         EL FEO: Kvyat               EL MALO: Red Bull


El GP de Azerbayán de este 2017, por si el "toque" Vettel-Hamilton no fuese suficientemente interesante, nos deparó alguna que otra disputa como la malisima estrategia por la que optó Force India dejando a sus dos pilotos tomarse la justicia por su mano tras el ridículo de Canadá en el que evidenciaron un vértigo total en situaciones clave, muy al estilo de Williams ( y no es la primera vez); perdieron dos podios consecutivos y dos buenísimas carreras de sus dos pilotos. De qué sirve tener el mejor motor entonces?
Y hablando de Williams, es una pena como un equipo tan laureado derrama su buen nombre año tras año sin vislumbrar mejoría... a no ser que Alonso recalara allí como una última parada antes de retirarse ( cosa que no debe descartarse viendo la situación del astur). Por el momento los británicos sólo pueden echarse a la boca un tercer puesto de Stroll en Bakú con un tufo tremendo a derrota, añado yo, dejándose arrebatar el segundo escalón por Bottas delante de la bandera a cuadros.
Y para no salirse de la norma de la mediocridad, Massa y el canadiense se quedaron tirados en Q1.
Y no solo eso porque,no sé muy bien que es, pero a Lance Stroll le rodea ya un aura de polémica de la que no sé cómo se librará pero hay está; quizá sea por su juventud, porque su padre está muy, muy pero que muy forrado (y crea envidias) o por su poca empatia para con otros pilotos en según que situaciones pero hasta su paisano Villeneuve (otro que no está nada fino) le critica, esta vez por disfrutar de un test privado con el coche de 2014.

Y seguimos con los desafinados, porque hablando ahora de Red Bull, Kvyat y Verstappen representan la quinta desarmonia cada uno en su estilo. El ruso está empeñado en que Carlos Sainz pague su defenestración en el equipo y cada vez que puede le ataca donde sea; si Sainz fuese como él le habría embestido en Canadá en vez de esquivarle y trompear; un buen tipo.
El holandés errante, como casi se podría denominar ya a "Mad" Max, lleva cinco abandonos en siete carreras y su estela de chico maravilla se eclipsa; mala suerte, falta de acoplamiento al coche? Puede que ambas cosas porque Ricciardo es la cara contraria de la moneda. Algo tiene el australiano que al final acaba sacando el pescuezo con su talento en la pista y su buena lectura de carrera.

Llegados aquí toca hablar de los últimos episodios en el culebrón a tres bandas que conforman Mclaren, Honda y Fernando Alonso. Con lo de Vettel todo este asunto había quedado algo arrinconado, pero los pasos hacia su desenlace final se siguen dando en los backstage.
Honda por ejemplo ha roto su acuerdo con Sauber (si es que llegaron a tenerlo) y su evolución tan ansiada para el MCL32 ha sido como la gaseosa, tras lo cual nada más se espera de ellos.
Creo que la palabra que mejor describe este trienio de decepciones por su parte sería desconcertante.
Cómo uno de los mayores constructores mundiales puede hacer un motor malo de tantas maneras?


Mclaren se ha visto arrastrado a buscar alternativas por motivos económicos (no tienen apenas sponsors), por reputación y por no perder a su punta de lanza que era Alonso y mantenerle en el nuevo ciclo que se avecina en 2018;  que quieran volver a Mercedes es lógico dado su pasado comercial y por tener el mejor motor pero que se estén ofertando a Ferrari, su enemigo histórico, es una línea sentimental que jamás se debería cruzar. Una humillación total.
Es curioso también como en Mclaren han cambiado su discurso hacia el astur pasando de los continuos halagos a pequeños reproches y/o críticas con respecto a las decisiones erróneas de éste en el pasado como advirtiéndole de que se arrepentirá si abandona el barco...
mientras el bicampeón sigue con su estrategia del despiste casi asegurando que tendrá un coche ganador para el año próximo mientras al mismo tiempo los capos de los top teams reniegan con la boca chica de la necesidad de cambiar a sus pilotos cuando la verdad es que todos ellos han hablado con el entorno del español. Esto también es parte identificativa de la F1, el paripé mediático.


Yo personalmente creo que si Mclaren vuelve con Mercedes Alonso se quedará, pero sólo en este caso. En caso de abandonar Woking, el destino final del astur es un auténtico galimatías.
Bottas no es un piloto para el campeonato, pero sea como fuere su adaptación general al equipo alemán está siendo muy aceptable y de seguir así podrían perfectamente ganar el título de constructores lo que injustificaría  cambiar asientos a no ser que a Hamilton se le cruzara el cable en caso de perder con Vettel.
Los cuatro pilotos de Mercedes y Ferrari acaban contrato y sin duda Raikkonen es el eslavón más débil y pasota del grupo, no obstante, Ferrari no acostumbra a tener dos gallos en su mismo garaje por lo que de nuevo como en caso de Mercedes, estarían a expensas de lo que hiciese Vettel.
Pero si Hamilton o Vettel salen de sus actuales equipo, a dónde irían para seguir siendo competitivos si no es para hacer lo que se dice un cambio de cromos?
Y en este caso, dónde quedaría Alonso? En Williams? En Renault? En la Indy?
Y no olvidemos a Verstappen cuyo carácter es más volátil e inflamable que el etanol. Puede que aquí resida la clave de todo pero si el tulipán negro vuela, Carlos Sainz tendría todos los boletos dada la filosofía de Red Bull asi que estamos como al principio.

Por cierto yo también soy de los que piensan que Alonso no debió irse de Mclaren en 2007; a partir de aquello vinieron las prisas. No obstante, me parece un poco sucio por parte de Mclaren reprocharle eso al astur cuando fueron ellos los que le engañaron en aquel histórico 2007. Que lo diga Lauda vale, pero no ellos.





sábado, 8 de julio de 2017

Vender tu alma al diablo

Esta es una de esas reflexiones que a uno le pide el cuerpo hacer tras la sucesión de determinados acontecimientos; en este caso de declaraciones en las últimas 24/48 horas.
La situación de Carlos Sainz, no sólo ahora en la Fórmula 1, sino desde el momento en que dio el "salto" del karting a los monoplazas para llegar a la categoría reina de los circuitos bien podría compararse a vender tu alma al diablo... y en este caso en cuestión el diablo de turno tiene ya puestos hasta los cuernos.
La historia del madrileño no es algo excepcional sino muy al contrario es el modus operandi más extendido entre las escuderías top ,algo que muy bien podría trasladarse también a otras disciplinas deportivas como el fútbol. Captar jóvenes talentos, "reclutarlos" e ir "moldeándolos" al gusto propio para llegado el momento subirles al coche de F1 como paso final, es todo un proceso lleno de penurias, sacrificios e incluso lágrimas para unos y dedicación e inversión para otros con el fin último de conseguir un retorno más que amortizado.  La F1 no es sino la elevación al máximo exponente de las políticas empresariales más avanzadas y/o rentables y esta manera de actuar no es más que una política empresarial más que busca el mayor beneficio con el menor gasto.
Lícita? Por supuesto. Agresiva para con los pilotos? También y mucho, dependiendo de las formas de proceder en cada empresa, perdón, en cada escudería.

Como siempre que hay un compatriota de por medio, a los españoles se nos suele nublar el seso y en seguida vemos al de enfrente como el enemigo a destruir; conviene por ello respirar y permitir que nuestro cerebro obtenga el riego sanguíneo adecuado antes de poner a parir a Helmut Marko, Christian Horner o "Rita la Cantaora" porque siempre habrá tiempo; nunca es tarde para ello.

Como decía, Sainz entró en el Red Bull Junior Team con 15 años, antes incluso de abandonar el karting; si echamos cuentas así a ojo podemos imaginar que desde entonces hasta ahora (tiene 22 años) el gasto en formación y seguimiento que Red Bull ha hecho con él capacitaría moralmente al equipo austriaco para cortar de raíz lo que ellos pudieran considerar una insubordinación, avergonzando públicamente al piloto si es necesario e incluso a sus familiares si fuese preciso ya puestos (su padre en concreto)... siempre hablando desde su punto de vista claro.
Ellos se basan, como buena empresa, en que los pilotos firmaron un contrato y las cláusulas de dicho documento son muy específicas; la verdad es que ciñéndonos a esto, no hay mucho que rebatir y si la empresa o escudería lo tiene claro, el piloto en cuestión debiera tenerlo más claro todavía porque es la otra parte vinculante. Las preguntas a hacerse entonces serían estas:

  •  Por qué insiste Sainz públicamente (quizá asesorado por alguien de su entorno) en usar a los medios para meter presión si conoce las cláusulas? 
  • Está moralmente capacitado para ello habiendo estado tantos años formado por Red Bull?
  • Son desproporcionadas las maneras del señor Marko y compañía?
Cada uno podrá hacerse una opinión pero la mía es que el madrileño se equivoca tensando la cuerda casi en cada carrera sobre un tema que no le afecta en el corto plazo, más aún cuando en ese presente inmediato tiene bastante con lo que lidiar; léase un compañero de equipo que no va a prestarle ni para pipas y un coche que lo exige todo del piloto para puntuar en cada GP.
Y más aún si cabe cuando el año pasado hubo una justificación para hacer un "trueque" de intereses comerciales con Renault y no hubo acuerdo. Qué ganaría Red Bull dejando marchar a Sainz este año con contrato en vigor? Quién vendría con el dineral que Red Bull probablemente pediría por un piloto que no es "nadie" todavía?

Todo esto bien podría definirse como el prisma desde el cual mira y habla un equipo que "lloriquea" por haberse gastado mucho dinero y tiempo en un piloto que ahora se muestra ingrato con ellos.
Pero oiga, es que ese piloto no es un robot, es una persona con sus inquietudes y ambiciones. Una persona que ha tenido que soportar durante sus años de adolescencia las duras condiciones que se le han impuesto con la promesa  (o amenaza según se mire) de llegar a la F1 siempre y cuando cumpliera con todos los requisitos y/o exigencias que se le fuesen imponiendo en forma de resultados satisfactorios en la pista (o si no carretera, que ejemplos hay unos cuantos).
 En el caso de Sainz es ya conocido que para poder subirse al Toro Rosso le fue requerido el trofeo de campeón de las World Series, así como si nada. Y el madrileño lo hizo.
 Como también lo hizo en la Fórmula Renault 3.5 y en la homónima 2.0.
Tiene por ello derecho ese piloto a expresar sus deseos públicamente de manera educada si es preguntado al respecto tras años de sacrificio de su propia vida sin tener que ser tachado de insolente o ingrato si está viendo que sus pretensiones de medrar no pueden ser satisfechas en ese equipo  (y dichas pretensiones son merecidas)?
Pues también, y con más razón si encima desde el equipo hacen gala de una falta de clase y educación absolutas (olvidando que toda relación laboral tiene un doble retorno)  y aprovechando para humillarte a ti y a tu padre bicampeón del WRC, cuyas bocas debieran de lavarse con lejía el señor Marko y algún otro antes de referirse a él.

En conclusión, es una encrucijada total la situación a la que se ven arrastrados ciertos pilotos que en su día otorgan plenos poderes al equipo de turno con esperanzas de llegar a la cota más alta y entonces es cuando le ven de verdad la cola al demonio. Merece la pena convertirse en un títere para conseguir un volante de F1? Si tenemos en cuenta cómo son las otras vías de acceso y los buenisimos pilotos que se han quedado fuera por uno u otro motivo... quizá el fin sí justifique los medios después de todo.



jueves, 6 de julio de 2017

Volando voy...

Con esta cancioncilla bien podrían haber ido tarareando los pilotos durante todos estos días en los que han estado volando bajo, literalmente hablando, por los tramos de un rally que a pesar de su corto historial cuenta ya con un hueco bien ganado en el Mundial... para bien claro ( aunque mucho me temo que los problemas con el público este año puedan cercenar su puntuabilidad)
Decir que Polonia es una prolongación de Finlandia sería un grave error y una falta hacia el organizador polaco dado que las peculiaridades de sus tramos tienen sensibles diferencias con los fineses, empezando por la climatología. Lo que sí se puede decir es que ambos rallies representan la velocidad pura y dura en el actual WRC y celebrarlos uno tras otro es todo un acierto, incluso un ejercicio de marketing bien planeado dado que su identificación a nivel mediático y de cara al aficionado es total.

La previa al rally polaco venía marcada por las idas y venidas de pilotos en Citröen más que ninguna otra cosa, aunque cierto es también que empieza a crecer la sombra de la duda acerca de la continuidad de Ogier en M-Sport, pero ese es otro cantar. Ahora mismo el trending topic en el Mundial es saber qué camino va a terminar por coger Yves Matton o quien quiera que sea que tome allí las decisiones porque no parecen tenerlo nada claro... a no ser que la jugada maestra sea esperar a ver qué hace Ogier al respecto de lo anterior, en cuyo caso todo esto no sería más que un casting para ponerle un team-mate al francés y viceversa, porque si Ogier se va de M-Sport será para encontrar algo mejor (un equipo que no repare en gastos llegado el caso, lo que era VW vamos) y ese algo es lo que deben demostrar aquellos que llegado el caso quieran contratarle.
Asi que no son fáciles los deberes que tiene Citröen de aquí a final de año.
Por lo pronto siguen tanteando a su terna de pilotos aumentada en uno con Mikkelsen, el cual tras dos rallies de tanteo con el C3 (valga la redundancia) tan solo en los últimos tramos de Polonia ha podido empezar a mostrar algo de feeling positivo con un coche ya estigmatizado como complicado (quizá porque fue hecho al gusto de Meeke y éste ha salido "rana" con lo que para cualquier otro piloto es un coche "raro") y que no volverá a "catar" hasta finales de Agosto en Alemania,  cosa un tanto incongruente. Obvio es que todo forma parte de un plan y parece también obvio que Mikkelsen no se estaba jugando el asiento en estos rallies porque sino habría tenido mucha más agresividad de la que ha mostrado.
Ahora todos los focos volverán a centrarse en Meeke "El Desterrado" y más de uno cruzará los dedos (Matton ha vuelto ha lanzar dardos venenosos contra el nor-irlandés, diciendo de él que no aguanta la presión; más claro agua.).
Por cierto. qué hay de los otros dos pilotos del equipo? Esa es otra de las "lacras" que arrastran los franceses. Uno sigue a lo suyo, ni fú ni fa, y el otro deja pequeños destellos pero no acaba de poder unas veces por errores propios y otras por falta de fiabilidad. Mal asunto.

Con Citröen dando el año por perdido ( incluso admitiendo errores en el desarrollo del C3) quizá "acechando" de cara a 2018, el resto de equipos mira al presente con las cosas mucho más claras. Por lo pronto el face to face Neuville-Ogier ya es un hecho de aquí a final de año siempre y cuando Latvala no gane en finlandia, y aún con esas (que para mí es el máximo favorito) el Yaris parece tener cierta flojedad mecánica todavía (comprensible en un equipo recién hecho) que haría al finés tener menos posibilidades frente a belga y francés. 
Tampoco Ott Tanak tendrá  ya esa posibilidad después de su abandono en su ya rally maldito particular; creo que el estonio es el piloto que más cómodo se siente en estas condiciones de alta velocidad y/o poco grip pero hay algo que no le deja terminar de apuntalar ese excelso ritmo que es capaz de alcanzar y así pasa el tiempo con una sola victoria en vez de tener ya tres o cuatro y no pasar de ser un perfecto segundo piloto en vez de aspirar a campeón como ahora se propone Neuville.

De tanto decirlo ya parece un tópico pero este Mundial 2017, por unas y otras razones, va camino de ser histórico: nuevos coches que nos dejan estampas con sabor a otras épocas especialmente en rallies como Polonia ( veremos en Finlandia), retorno de marcas históricas y quizá, solo quizá, el fin de la época Ogier. Eso es lo que se propone Hyundai y Neuville (no sé muy bien en qué orden) y parece que aún escogiendo el camino más retorcido posible ( con errores internos de pilotos, de estrategia, de mecánicos...) por fin han enderezado el rumbo no sin ayuda ajena claro. Porque a pesar de que tras Portugal parecía que la adaptación de Ogier al Fiesta y a M-Sport iba genial, parece que algo no termina de encajar, el galo no se acaba de encontrar a gusto y no sólo dentro del coche parece. 
 En M-Sport me temo no están acostumbrados a trabajar con pilotos tan minuciosos e implicados como lo es el tetracampeón y veremos cómo se desarrollan los acontecimientos.
En Polonia, con la lluvia y el orden de salida del primer día, Ogier debiera haber tenido ventaja y ni por esas se le vio a gusto; pinchazos, bajones de rendimiento del coche, errores de pilotaje... acabaron con sus huesos en el podio de rebote y gracias porque quizá Sordo debiera también haber presionado mucho más a su buen amigo para "quitarle" unos puntos que van a ser muy preciados en la lucha con su compañero Neuville; no dudo quién prefiere el cántabro que gane el título, como tampoco dudo de su profesionalidad. De lo que si dudo  es de su rendimiento, porque no es normal desaparecer del modo en que lo hace el español en ciertos rallies y Michel Nandan ya se lo recriminó en público respecto a lo que pasó en Córcega.

Si Sordo fue una de las decepciones (quizá esperada) junto al topetazo de Lappi tras su muestra de ritmo en Cerdeña (sigo esperándole en Finlandia) la sorpresa positiva junto con el debut de Teemu Suninen con un WRC (rotura de cancela incluida) fue Hayden Paddon. El neozelandés tuvo los arrestos de dar la cara justo tras su mayor decepción unas semanas antes y alcanzar el segundo puesto basándose en un buen ritmo y consistencia que otros no tuvieron. Sin embargo pienso que su perdón no será completo hasta que logre una victoria plena, como ya ha hecho su compañero belga.
 Neuville y su ya famosa estrategia de rehacerse de un comienzo titubeante se me antoja algo arriesgada pero parece funcionar... con peros. Quedan muy bien para las estadísticas el doblete en Polonia desde 2014 en Alemania, las tres victorias acumuladas este año... pero aún está por detrás a 11 puntos con los problemas ya mencionados de Ogier. Vengo diciendo ya desde hace tiempo que en esta carrera por el título los actores secundarios van tener mucho que decir y ahí Ogier cuenta con ventaja; Tanak me resulta mucho más fiable que Paddon y Sordo; neozelandés y español deben espabilar, y para "ayudarles" en ello Neuville ya ha sacado la lengua a pasear diciendo que si Ogier logró alcanzar el podio en Polonia fue porque otros pilotos se lo "permitireron": ahí queda eso y el que se dé por aludido...
Del resto, los Citröen y Toyota tendrán que apañarse ya cada uno como pueda.

No podemos olvidarnos una vez más del excelente papel que este 2017 están haciendo Nil Solans y Miki Ibañez en el JWRC; pleno de victorias y mirando de reojo ya al Fiesta R5 en el que ya tienen hueco seguro. En su momento hablamos en Afición al Motor de lo importantes que son conjuntar la buena forma mental y física con un coche competitivo y este año el piloto catalán lo ha conseguido, lo cual hace que el talento, cuando lo hay, fluya solo. No se atisba entre la competencia un piloto que le haga sombra y eso es porque nuestro paisano es muy bueno. El resultado es una "exhibición"           (basada en el trabajo duro de años pasados con por ejemplo el 208 T16 de ACSM) que nos recuerda a lo que otros campeones ya consagrados realizaron en su momento en esta categoria júnior del WRC.

A poco que sigan las cosas como van, podemos tener a Sordo un año más (casi seguro) en Hyundai, a Solans en el WRC2 bajo la estructura de M-Sport ( con lo que eso significa llegado el caso) y a Pepe López con un Citröen si gana la Under-28 del ERC.  El talento innato se abre camino
No parece muy malo el futuro próximo después de todo no?

sábado, 24 de junio de 2017

Aquí estoy yo

Dejábamos el envidiable archipiélago canario con un regusto amargo, una mala sensación que nos hizo retroceder a épocas no muy lejanas pero sí muy olvidadas... hasta ahora, con la dichosa y ya archi-famosa válvula pop-off del Fiesta R5 de RMC que suele pilotar el vigente campeón del CERA.
Mi postura en torno a todo lo sucedido ya quedó bien clara, como claro ha quedado que pese a los "descuidos" de unos y la picaresca de otros no ha existido nada punible que enmascare el excelso nivel de conducción que Cristian García demuestra rally tras rally frente a todo aquel que "osa" compartir un tramo del CERA con él... mas alguno venido de otros lares como el ERC.
Tras esta nueva "exhibición" las voces que avalan un programa internacional del aragonés son ya muchas, y aquí en Afición al Motor venimos apoyándolo largamente incluso antes de que se quedara a las puertas de un retiro forzoso; por desgracia los padrinos de este país ya están cogidos y las otras vías son mucho más dolorosas en el bolsillo.
Obvio es también que Daniel Alonso y Roberto Méndez tienen planes y menos dinero para llevarlos acabo pero el hacer correr a Cristian en Navarra no fue por mero capricho y la prueba fue sobresaliente. No obstante, creo que la fórmula actual del JWRC podría merecer un esfuerzo dado su retorno y la posibilidad real de poder llevar un R5 en el WRC2 gracias a los méritos propios; Nil Solans ya nos lo está demostrando asi que ya sabéis, tod@s a comprar bicis de MMR porque este muchacho pide paso y el CERA con y sin R4, es un coto demasiado angosto; me gustaría ver a la nueva Federación tomando cartas en el asunto llegado el caso para con un piloto que no sé si acertadamente o no está siendo comparado con Dani Sordo en su época del CERA. Yo lo veo bueno en el sentido de que se está reconociendo su nivel, por lo demás es demasiando pronto.
Entrados en materia dura, como diría aquel, con los rallies gallegos en ciernes y con, estoy seguro, unas ganas locas por parte del aragonés de demostrar muchas cosas, el CERA se empieza a poner "serio".  Dejando ya atrás historietas de homologaciones, el Fiesta R5 de RMC  es el más antiguo del "parque" y no sabemos hasta qué punto cuenta con las últimas mejoras de M-Sport pero lo que sí demuestra es mejor puesta a punto que ningún otro del CERA, y eso en manos del piloto más en forma parece un handicap determinante, así de primeras.
En Ourense, con su alto kilometraje y sus habituales condiciones meteorológicas, los coches iban a demandar una muy metódica manutención... que no todos disfrutaron. A este respecto me sorprendió que el 208 T16 de Jose Antonio Suárez no diese muestras negativas aunque una vez más, la fogosidad mal administrada del asturiano diese al traste con ese buen hacer de su equipo.
Cada vez tengo menos esperanzas y afinidad por un piloto que tiene más imagen y padrinos que cualidades reales para llegar a cotas altas en los rallies (si usamos como ejemplo a Nil Solans o Pepe López lo tendremos más claro todavía). Lo confieso, no me gusta Jose Antonio Suárez, su manera de hablar me parece muy prepotente (aunque quizá no sea algo premeditado) y ya me he dado cuenta que después de ello acaba evidenciado por sus errores de conducción con excesiva asiduidad; a Ourense venía a pilotar como si de un test se tratara y va y se estrella con el rally casi terminado en vez de controlarse y pensar en los puntos que podría haber bloqueado en beneficio de Cristian García, su "compi" de estructura y que éste si hizo a la perfección en Navarra. 
 Menos mal que el aragonés no anda necesitado de favores de nadie y él solito se basta y se sobra para poner tierra de por medio con quien sea, "Cohetes" del ERC incluidos. El dato está bien claro: 6 scratch de 10 posibles y mientras unos penalizando por problemas de refrigeración, otros con problemas eléctricos... en fin que muy a cuento viene lo que decía antes: una buena puesta a punto es el primer paso a la victoria y al menos con Cristian, RMC lo está bordando.
Con este tema ví a Iván Ares un tanto llorón o quejicoso durante todo el rally, fruto quizá de la impotencia producida al ver que por mucho que lo intentas no puedes alcanzar a tu rival, con un coche más moderno además, aunque aquí ya entramos en temas como el dinero disponible para sacar adelante la temporada y por todos es sabido que el mejor piloto gallego de rallies no anda sobrado en absoluto. 
Lo interesante no obstante es que las diferencias de ritmo entre gallego y aragonés a pesar de los pesares son muy cortas, (y la de la general también con sólo diez puntos) lo que engrandece el campeonato todavía más y exige a éstos el cien por cien en cada tramo sin posibilidad de respiro... como ha podido sufrir "Cohete" esta vez.
Una pena que en esta lucha Surhayén Pernía parezca estar ya casi definitivamente excluido y cuyos motivos de no ser competitivo daría para mucho teniendo en cuenta que lleva el mismo coche que Ares. Sea por lo que sea, el cántabro no ha corrido a su nivel desde Córdoba.
Lo de Vallejo  nos da menos pena ( por edad más que nada) pero la crueldad con la que les está tratando la diosa fortuna es excesiva para un equipo que lo ha dado todo en el CERA y que ahora mismo se encuentran en el peor momento que les recuerdo, ánimo.

Ferrol nos viene dentro de dos semanas y la mitad del año también con dos pilotos luchando por el cetro nacional que por edad podrían dejar esta edición del CERA como una de las mejores, época GT aparte.
 Y hablando de GT´s, el regreso del pentacampeón alicantino (con retraso incluido como los buenos debido a la que ya es la actividad prohibida para los pilotos de rallies, el ciclismo) se antoja como el mayor aliciente de cara a esta segunda mitad de año con un nuevo coche y marca que va a competir directamente con los hasta ahora solitarios y muy tranquilos Swift R+. Un regreso basado en un programa que tiene buena pinta dadas sus miras a medio plazo pero que por edad del piloto me parece incongruente a pesar de que la imagen está ahí y eso un joven no lo tiene si exceptuamos a los que ya están ocupados en otros menesteres más ambiciosos que el CERA.
En cualquier caso bienvenido Fuster,  aunque un servidor no esperaba verle ya enfundado en un mono y mucho va a tener que correr, sea con el coche que sea, para estar en ritmos de scratch con semejantes pilotazos en frente; de momento nos divertiremos con las carreras que eche a los Suzuki y al Abarth de Muñiz. mientras llega ese otro "engendro" de Clio en configuración R4 que por desgracia puede que no veamos nunca dado el gran retraso que lleva su homologación. Y veremos cómo acaba el programa

jueves, 15 de junio de 2017

Cerdeña y sus cabreos


Dejando a un lado mi tardanza crónica en escribir (ya explicada en otras citas), cabe decir que este Rally de Italia- Sardegna ha sido de lo más jugoso dadas las expectativas creadas por las inercias de unos y otros; expectativas que han sido plenamente colmadas en una carrera cuya actual ubicación a mí al principio no me daba buenas vibraciones dado que se perdía un rally de asfalto óptimo (antaño mixto) pero que con los años ha conseguido una identidad propia en cierto modo y salvando las distancias similar a lo que era el Acrópolis, todavía añorado.

Sin duda que aún no siendo el único, el principal foco de atención estaba en cómo le iría a Citröen o quizá mejor dicho a su flamante nuevo piloto con ellos, dato este ni mucho menos baladí dado que pese a dejar claro que esta "colaboración" entre Mikkelsen y los galos no tenía una continuidad fija en el corto plazo lo cierto es que dudo mucho que Citröen permitiese al noruego "saltar" a otro equipo  después de haber "catado" el C3 en un rally entero con todo lo que ello supone; con un test la cosa es distinta. Sin embargo, lo que quizá si hubiese ocurrido es dejarle como probador y "contentarle" con algún otro rally con vistas a 2018. Pero no contaban con Meeke.

Mi teoría de que todo iba a depender de lo que hiciese el nor-irlandés ha resultado acertada ( tampoco es que fuese algo difícil) y la decepción en la cúpula dirigente francesa ya no se ha podido disimular.
Cuando me enteré de que iban a quitar a Meeke para poner a Mikkelsen en Polonia, creí que la orden había venido de muy arriba, por encima de Matton, pero leyendo y escuchando las declaraciones de éste parece claro que él ha sido el impulsor y ejecutor; claramente enojado y si apuramos, traicionado por la confianza depositada en el "alocado" Meeke  (y para nada recompensada) como primer piloto en un proyecto tan importante para Citröen como era volver al WRC con un coche nuevo y sin reparar en gastos para ponerlo a su gusto ( al de Meeke) dado su status. Pero ni por esas.
Muchos parecían estar esperando este momento para criticar duramente a Citröen por su controvertida elección de pilotos y así lo han hecho pero yo sigo creyendo que fue una elección lógica, como lógica ha sido esta determinación de ponerle freno a tanta incompetencia.
Lo siento por Meeke porque es el perfecto "buenazo", pero cuando un trabajador no cumple las expectativas y hay tanto en juego lo raro es que no le sustituyan y en Citröen ya hay precedentes. Esto es un aviso a navegantes y Craig Breen debiera espabilarse porque empieza a encadenar algunos golpes feos y/o inoportunos como el que tuvo esta vez al caer en un salto y romper el cambio cuando nadie más lo sufrió. Como decía, algo feo.
Muy triste por tanto que un Mikkelsen a medio gas ( como mucho y con un coche al gusto de otros) fuese el mejor del equipo quedando octavo; demasiado para cualquiera.
Veremos ahora cómo Mikkelsen se siente y pilota en este nuevo status que se le viene encima. Meeke ha fracasado por mucho que se le intente justificar y esto quedará en su debe para los restos y si hasta ahora todo dependía de lo que el británico hiciese,  desde
ahora en Citröen todo dependerá de lo que haga el noruego.

Y del cabreo de Yves Matton para con su top driver pasamos al "vecino" de éstos en la comunidad de los infortunios ( por deméritos propios lease) que no es otro que Hyundai. Los coreanos han pasado en seis meses de ser el equipo a batir a una "comparsa" que demuestra en cada rally una manera distinta de derrochar un potencial que sin duda está ahí pero que no consiguen materializar en nada.
Lo malo, como ya vengo diciendo hace tiempo, es que este mal lo vienen arrastrando desde hace años y puede que debamos hablar ya de incompetencia, empezando sin duda por los pilotos. Esos pilotos que como ahora en Cerdeña se han quedado bien a gusto maldiciendo (con razón) cuando el coche se venía abajo o rozando la sobre-actuación al tener una cámara delante. Eso unos, porque el tercero en discordia, Paddon para más señas, no tiene perdón de Dios en un rally que debía ser su vuelta al camino que parecía tener hasta el Montecarlo dichoso... hasta que nunca sabremos cómo lo perdió todo quien sabe si para quedar marcado. Desde luego que fácil no va a ser recuperarse de esto y lo que está pasando en Citröen ( con "baile" de pilotos) muy bien podría estar pasando en Hyundai quienes parecen tener una rivalidad absurda por ver quién puede meter la pata más veces, si el departamento técnico por no ser capaces de tener un coche fiable (en cuyo proceso también están involucrados los pilotos) o los mismos pilotos por no aprovechar las veces en las que el coche va como debe, ocasiones que no han sido pocas tampoco (curioso escuchar a Nandan criticar a Sordo por perder el segundo puesto con Ogier en el PS de Córcega). Muy pobre bagaje el logrado hasta ahora con dos victorias (y en el debe sobretodo me quedo con lo perdido en Cerdeña).

Un bagaje inversamente proporcional a lo que significa para M-Sport haber logrado tres victorias y... (con lo de Evans en Argentina) quienes aún y con esas no están tampoco en una situación idílica.
Porque algo ocurre con Ogier, pilar maestro en el que se sujeta todo el "tinglado" ( llámese tinglado a la posibilidad de que Ford se implique de nuevo oficialmente con el "Wilson Team") .

No recuerdo haber visto a "Messie" Bocazas tan desilusionado sin circunstancias externas a las que echar la culpa (orden de salida, polvo, etc) y quizá sea porque éstas no están fuera sino dentro del equipo. El Fiesta no parece que vaya mal pero quizá no vaya bien para Ogier y eso es suficiente para que todos tiemblen en Cumbría. Cierto que el galo venía de ganar en Portugal pero la falta de feeling con el coche es notoria porque venir de ganar y acabar quinto ahora a tres minutos del ganador da que pensar junto al hecho de que Ogier en los últimos tres rallies se ha quedado fuera del podio en dos Ojito al tema.
En cambio el que si que sonríe es Tanak, (justo lo que no parece abundar ahora entre los pilotos del Mundial). Un año ha pasado desde aquel pinchazo cruel en Polonia y en alguna ocasión ha  rondado la victoria, incluso sin tener a su equipo totalmente volcado en la causa, pero parece como ya dije otras veces, que el estonio va a vender cara su pleitesia al tetracampeón  y con esta victoria y su acercamiento en la general del campeonato la cosa promete. Veremos a ver si esta victoria supone un cambio de inercias que ya se veía barruntar dada la consistencia deuno y otro con el, supuestamente, mismo coche. Por el momento la sensación es que Tanak está mucho más a gusto que Ogier.

Y entre tanto disgusto y cabreo nos queda Toyota y por supuesto Nil Solans. No puedo dejar pasar la ocasión de felicitar al piloto catalán quien sin disponer de padrinos (como disponen otros) poco a poco ha conseguido un buen programa en el JWRC con un coche que no se rompe como sí lo hacía el de otros años atrás y es así como el talento, si lo hay, sale a relucir. Con dos victorias parciales ya podremos verle en un R5 en 2018 pero creo que el campeonato tiene ya sus nombre escrito.
El año pasado deprisa y corriendo ( nunca mejor dicho) en el CERA demostró mucho en escasos kilómetros frente al "intocable" R4 de RMC y ahora en el JWRC el coche parece que se le queda pequeño. Debido a no disponer de "mecenas" parece que pasa más desapercibido pero este chico ha demostrado más que otros en mucho menos tiempo y con menos medios. Otro talento que no puede perderse.

Y de talento sigue la cosa porque antes mencionaba a Toyota y es a los "japoneses voladores" a los que igual les ha tocado la lotería de fichar "inconscientemente" a un talento de los que estábamos esperando porque si bien en Portugal Esapekka Lappi no dijo ni enseñó mucho, en Cerdeña ya ha empezado a coger ritmo con cuatro scratch y un cuarto puesto final, que deja al Yaris como el coche mejor proyectado en el futuro más próximo... cuando menos se les esperaba después de haber sufrido bastante en todas las citas sobre tierra hasta la fecha. Tener los tres coches en el top 6 no es fácil en este año tan competido, más aún cuando Hanninen está de por medio y en un rally traicionero como Cerdeña, con tanta roca acechando tras el polvo arenoso de las primeras capas superficiales (lo que habla bien de los pilotos por haber hilado fino en las trazadas). Latvala lo sufrió en su piel con Ostberg pero algún iluminado ( el director del rally) decidió que no había sido para tanto y no le devolvieron tiempo cuando estaba en la lucha por el rally. De todos modos, ojito a Toyota que puede haber encontrado el camino correcto en la mejora de un Yaris (que ya estaba bien parido) y en estos dos próximos rallies pueden decir mucho; en Finlandia con Latvala y esa carga aerodinámica del Yaris les pongo de favoritos sin olvidar ni mucho menos a Lappi, quien junto a Mikkelsen van a concentrar la mayor parte de los focos mediáticos. He aquí el problema de mandar esos famosos mensajes, que en el rally siguiente te van a esperar a ver cuántos mensajes más sigues mandando... y es ahí donde se ve la madera de campeón. En algunos casos como Elfyn Evans, es obvio que fueron circunstancias muy concretas las que ayudaron a rendir tan excelsamente, igual que se ha visto con Tanak, en sentido inverso y positivo para él.

Mucho que esperar de nuevo de otro rally del WRC 2017, muchos pilotos con cosas que decir y esperemos que no vuelva a ser protagonista el tema de la velocidad media de los coches ahora que volvemos a rallies propensos a correr de lo lindo. Que sean los pilotos los que digan hasta cuanto, y los demás preocupémonos de situarnos bien en los tramos.

sábado, 3 de junio de 2017

Ni por esas

Hace como dos semanas todos los focos del track motorsport estaban focalizados, valga la redundancia, en un sólo lugar: Indianápolis. Las expectativas no podían estar más arriba, el "rookie" Alonso había dejado estupendas sensaciones en todos los test y en las clasificaciones, el Mclaren-Andretti Honda parecía plenamente competitivo... todo el plan trazado en pos de recuperar crédito, prestigio, patrocinadores... iba según lo previsto o incluso mejor viendo cómo rendía el bicampeón en carrera, (teniendo en cuenta que nunca sabremos qué esperaban ellos mismos realmente) liderando durante más de veinte giros, usando los rebufos como un veterano más (con librada incluida en un momento dado), manteniéndose al "acecho" en cada relanzada y pit stop, por primera vez en casi tres años el motor Honda pasaba totalmente desapercibido ( aunque ya había dado avisos en otros coches) y la victoria era una opción real.

Pero entonces llegó el fatídico momento y ni siquiera por una sola carrera el motor japonés respetó el extraordinario momento de forma por el que pasa Alonso (y que irremisiblemente se desperdicia semana tras semana, año tras año y no sólo ahora con Honda). Con sólo haber completado la carrera el éxito habría estado asegurado pero ni por esas. El remedio ha sido peor que la enfermedad y por mucho que halla quien diga que Alonso sale reforzado por su excelso debut en una disciplina tan diferente (el asturiano lleva saliendo reforzado por su pilotaje desde 2015 ya), al final el fracaso de su motorista lo condena todo y lógicamente ya pocos consuelos quedan por no decir ninguno.
Este era el plan de emergencia y no ha dado resultado. Honda no es competitiva ni en F1 ni en Indicar, con hasta tres roturas de motor en estas 500 Millas, quizá debiera Mclaren montar un "chevy"

Y en estas que unas horas antes se celebraba un irremediablemente eclipsado GP de Mónaco a pesar de los intentos de Lewis Hamilton por atraer la atención mediática para sí dejando por los suelos a la Indycar y a los que corren en ella mostrando su peor cara, esa que a much@s gusta y que sin duda alimenta el "negocio" pero indigna de un tricampeón como es el británico. No sé si sería el karma, el destino o qué, pero la boca-chancla de la que hizo gala fue castigada todo el fin de semana desde los libres hasta la bandera de cuadros. Dicen que cuando uno escupe hacia arriba le acaba cayendo encima y a Lewis " boca-chancla" Hamilton le pringó pero a base de bien su propio escupitajo y yo que me alegro. Después y para rematar un orgullo ya bastante herido tras su peor fin de semana en años, el zas en toda la boca de Tony Kanaan (cuyo parecido con Vin Diesel es bastante razonable) no pudo ser más oportuno ni más "dañino" ; se echan de menos tipos en F1 que reprochen así.

Muy en lo cierto está el brasileño porque lo de estos años atrás era un certamen de dos coches en el que todos los demás se limitaban poco menos que a apostar qué Mercedes ganaría cada fin de semana
Obvio es que eso ya no se da pero el daño que ha sufrido Mercedes parece desproporcionado cualitativamente y por la rapidez en que se ha producido. Obviando que Rosberg es mucho mejor piloto que Bottas, el problema de base parece estar en la mal rendimiento que el W08 obtiene de los Pirelli actuales, algo que no se daba en Stuttgart desde sus inicios en 2010, lo que unido a la hasta ahora crónica mala gestión de las estrategias desde el muro pues produce en conjunto un bajón de rendimiento importante en según que trazados, siendo Mónaco uno de los propensos a enfatizar esas carencias.
Todavía no estoy seguro de cómo Hamilton con semejante coche pudo quedarse fuera de la Q3 como tampoco es muy normal que Bottas perdiera el podio a poco se se sepa leer la carrera; una carrera que a falta de adelantamientos por la idiosincrasia de su trazado más la dificultad que entrañan para ello los nuevos coches ( y los que osaron intentarlo acabaron malamente como Button o Pérez) nos dejaron en cambio una "guerra" de estrategias que también tiene su encanto pese a que algunos no sepan disfrutarlo, y que pese a todo, también es F1 en estado puro.
En estas lides normalmente Red Bull suele sacar tajada y le "levantó" el podio a Mercedes con toda justicia, sacrificando a Verstappen en el intento el cual salió "tocado" de un circuito donde las manos y el chasis hablan más que el motor; parece que la chispa del holandés está mojada.

La vida se basa en ciclos y el de Mercedes está en el ocaso por lo visto ( lo que se buscaba por otro lado) dejando por fin paso a una Ferrari que no veíamos desde los tiempos del "Kaiser"en los que éste y Barrichello "jugaban" al despiste para terminar en el orden que la lógica dictaba. Entonces tenían coche para ello, y ahora lo vuelven a tener, junto a una "marioneta"  o "liebre" que se "preste" al juego del despiste. Ese "fulano" no es otro que Raikkonen el cual a estas alturas debiera saber cuál es su rol en vez de poner el morro torcido en el podio y entrevistas. Esta Ferrari se echaba de menos y es la Ferarri que habríamos querido ver con Alonso pero no hubo ocasión. Ahora parece que han vuelto para quedarse (que Vettel haga el ganso en el podio es un buen síntoma) y es entonces cuando uno se da cuenta que la Scudería tiene algo especial que ningún otro equipo destila, esperemos que Liberty Media se dé cuenta de ello y no les retiren el plus de antigüedad.

Tras todo esto, cabe resaltar por supuesto la buena carrera de Carlos Sainz  en las mismas circunstancias en que por ejemplo Verstappen salió "escocido" con un coche sensiblemente mejor. Es el cuento que se repite, el madrileño tiene manos para mucho más que estar en un equipo satélite y eso lo saben hasta en la Indy; la buena noticia es que el fin de esta etapa es cuestión de meses y hasta con un Haas podría subir al cajón en algún GP. Los americanos han brillado en el circuito más mediático del año y dada precisamente su condición es mucho. Cierto que sus coche goza de muchos beneficios italianos pero esa ha sido su acierto mayor y se les debe reconocer. Hoy por hoy son la alternativa a los seis "intocables", alternativa que Williams nunca debió abandonar pero que ya ni de lejos alcanza. Su bagaje es poco mejor que Mclaren o Sauber y sus pilotos, por viejos o por falta de muchas cosas, entre ellas sangre y cabeza, ( Stroll sigue sin demostrar nada) no dan el nivel mínimo; qué pena de historia por el sumidero.
 Como por el sumidero se fue Mclaren en esta su peor carrera de Mónaco como equipo en muchos muchos años, sino de la historia. Sin el haz de luz que significa tener a Alonso al volante (esta vez se ha visto como nunca que en verdad el asturiano da un plus inestimable en muchos sentidos)  el rendimiento en carrera ha sido más que indigno. Cuando el coche no fallaba eran los pilotos los que no daban una a derechas y aquí no sé a quién reprochar más cosas si a Vandoorne por no demostrar si quiera algo ( sólo lo hizo en Q2 y va y la jode después) o a Button por su falta de sangre fría como veterano que es ( y campeón también si, aunque no lo parezca ya). Vaya suplencia que hizo el británico, mucha tontería con mearse en el asiento (esta coña con Alonso por radio fue lo más positivo en tres días para el equipo) pero al final acaba estampando a Wehrlein, abandonando él mismo y sancionado por la FIA hasta en la Superlicencia.

Entre Indy 500 y F1 con menos de 24 horas de intervalo, Honda acumuló cinco abandonos como motorista, demasiados fracasos como para que una mera evolución de la unidad de potencia en el MCL32 (que tampoco veremos en Canadá) lo vaya a mejorar o a encubrir, y esta sí que sí parece la última oportunidad real para cambiar el rumbo... o mantener a Alonso; el bicampeón sin duda es el núcleo alrededor del cual giraba el proyecto de la unión entre británicos y japoneses, sin él, cuál será el rumbo? Quién se atreverá a liderar un proyecto fracasado en cuatro años? Se retirará Honda?


sábado, 27 de mayo de 2017

Rally de Portugal...

..."the place where rally legends are made"; palabra de Tommi Makinen.
No he podido evitar el citar esta frase promocional del rally luso dicha por el team boss de Toyota con ese acento tan suyo, quien junto a Carlos Sainz y Michèle Mouton han protagonizado una muy acertada promoción de esta la quincuagésima edición con exhibición incluida del "Matador" dado su trigésimo aniversario desde que debutara  en el WRC en estas mismas tierras. Lo que no me ha parecido tan bien es que fuese Luis Moya y no Antonio Boto el que le acompañase a la derecha con el 208 T16 pero bueno, supongo que Moya "vende" mejor que Don Antonio.

Treinta años son muchos pero como ocurre cada vez que vemos a nuestro bicampeón rememorando sus días de gloria, una sensación de vacío nos invade cuando "saltamos" desde esos años a los actuales en los que apenas nadie ha podido aspirar si quiera a lo que él logró... y seguimos esperando.

El caso es que entre tanta efeméride se disputó la sexta entrega del campeonato vigente y las conclusiones a las que llegamos terminado Argentina se siguen confirmando para mal de muchos.
Lo malo es que si se confirma la mejoría mostrada por Ogier en los tramos norteños de Portugal para los rallies venideros, podemos ir despidiéndonos de la disputa por el título ya que como venimos diciendo, aún a pesar de contar M-Sport con uno de los coches menos desarrollados todavía, es el único equipo con dos pilotos en condiciones de ganar rallies y a la vez, los que mejor rendimiento sacan del mismo. Básicamente es la misma tónica de estos meses pero con la salvedad de que dentro del equipo de Malcoml Wilson se está gestando un posible conflicto de intereses que ya veremos cómo termina. Desde luego que si yo fuera Wilson y después de años de penurias contara por fin con el mejor piloto en mi equipo no dudaría un momento en priorizar a éste frente a cualquier otro; y desde luego que el pensamiento de Ogier no puede ser más obvio en este sentido dadas las condiciones en las que ha recalado en el equipo británico  (que son algo así como darle todo lo que pida o me voy) y sus propios antecedentes.
La cuestión es si Ott Tanak asumirá el rol que se le viene encima sin dar un poco de guerra primero.
En su día Ogier tuvo que claudicar frente a Loeb no sin antes sacar de quicio a todo el equipo Citröen pero ahora Ogier es Loeb y tengo ganas de ver su actitud cuando Tanak se muestre rebelde llegado el caso.
De momento el primer indicio promete porque el estonio salió envalentonado el sábado para poner tierra de por medio con su "team mate" principal y ello le costó caro; las "malas lenguas" hablan de que flotaban en el ambiente del hospitality de M-Sport las temidas órdenes de equipo y Tanak quiso zanjarlo a golpe de acelerador. Por lo dicho antes, no dudo un momento en que así fuese.
Mal momento ha escogido el estonio para hacerse un hueco en el Mundial aunque cierto es que tiempo ha tenido y no lo aprovechó entonces. Ahora el escenario que se le presenta es complicado hasta el extremo pero me da que no va a hincar su rodilla tan sumisamente como hicieron otros, también en Citróen por cierto.
Dicho lo cual también debo reconocer el buen hacer del tetracampeón francés cuando, una vez más, los llamados a discutirle el título no lo hicieron a pesar de que una vez más empezaron todos muy fuerte Dani Sordo incluido. Buen rally del cántabro en el lugar que se le supone, es decir, inmediatamente por detrás de los tres primeros para aprovecharse de posibles problemas ajenos (o meteduras de pata en este caso mayoritarias). Poco más se le puede pedir salvo un poco más de regularidad (sobretodo corriendo en tierra)  y no lograr un buen resultado para después perderse en los tres siguientes rallies; aparte de una actitud ciertamente prepotente y/o engreída al respecto de participar con el I20 R5 en algún rally del CERA para seguir evolucionando el carreras-cliente coreano. Que Sordo se niegue a ello cuando sus dos compañeros de equipo sí lo han hecho o van a hacerlo me parece fuera de lugar muy al contrario de cómo se mostró en el pasado cuando corría en otros equipos. Estos aires de grandeza le habrían venido mejor entonces que ahora.
Y por alusiones es el turno de Citröen, que sigue sin dar pie con bola. Si M-Sport fuese el yin, los galos serían el yang claramente. Posiblemente cuentan con el mejor coche hasta ahora pero es indudable que sus pilotos, no son los más dotados para llevarlo como es debido. Craig Breen necesita tiempo y Kris Meeke un psicólogo que le haga enderezarse o aceptar sus limitaciones para que los demás hagan lo que tengan que hacer. Yo opino que la presión es la que le impide dar lo mejor de sí porque ritmo y velocidad tiene pero la espiral negativa en la que ha entrado tiene mala salida, y a su edad más. Obvio es que la paciencia se le ha debido agotar a algún "mandamás" de Citröen, (alguien por encima de Yves Matton imagino) cuando Andreas Mikkelsen va a sustituir a Lefebvre en Cerdeña ( otro que arruina coches a ritmo frenético). Y es que tanto va el cántaro a al fuente que al final se rompe y el bombazo que supone ver al noruego con el C3 no tiene otro motivo que la falta de resultados de Meeke, frente a lo cual le ha tocado pagar el pato al joven galo ( no iba a ser Al-Qassimi el que se iba a quedar sin coche cuando es quien pone la pasta).
De lo que haga Meeke a partir de ahora depende el futuro de mucha gente, (más que lo que pueda demostrar Mikkelsen incluso):  el mismo Mikkelsen, Lefebvre, el propio Matton, Ogier (si el Fiesta no le acaba de convencer)... o incluso Hyundai dado que ya tantearon al noruego hace bien poquito, aunque yo si fuera Nandan me centraría más en poner el coche bien a punto de una vez por todas a mis pilotos antes que jugar al despiste. Tanto Sordo como Neuville ( éste empeorado con el mal comportamiento de Latvala) se quejaron de nuevo de no tener el mejor set up y ya es demasiado reiterado el tema para pretender ganar a Ogier, que sin tener el suyo en plenitud va como va. Hasta Paddon sufrió devaneos de tipo eléctrico cuando mejor ritmo tenía y peleaba por la cabeza.
Así nos pasa a todos, que seguimos esperando a ver quién le pone el cascabel al gato y el campeonato lleva ya la mitad del calendario con un sólo aspirante de los tres que podrían haber hecho algo con opciones reales, que no matemáticas, de ser campeón. Yo lo veo muy difícil.

Al final, los únicos que parecen al margen del "huracán" Meeke son los Toyota que siguen a los suyo, quizá un poco más estancados con un debutante Lappi algo soso en su primera aparición con el Yaris, y un Latvala que por primera vez tuvo un despiste. Makinen se muestra encantado y eso nos tranquiliza, como si todo fuese según sus cálculos y además ya habla de construir un Yaris R5; les esperaremos entonces para 2018. Que se vayan rodando.

Para todo lo demás nos quedamos con el excepcional ambiente de los tramos lusos y con Fafe en concreto, cuyos saltos son patrimonio del WRC. Disfruté como un niño viéndolos por televisión y me río del Rallycross cuando lo venden como puro espectáculo. A mi no me engañan desde luego.


sábado, 20 de mayo de 2017

Mirando a la Indy

Anteriormente ya comenté mi parecer en torno a la decisión de Mclaren y Alonso para que el mismo bicampeón participase en las 500 Millas. Tal y como se están desarrollando los acontecimientos en las últimas semanas con una fiebre y/ o seguimiento inusitados (cuya cúspide mediática tendrá lugar mañana desde las 18 horas de España) creo que no iba mal encaminado en lo que concierne a las intenciones que perseguía el equipo anglo-sajón con todo esto que no es más que una estrategia de marketing a gran escala en la que todos van a salir ganando... y de paso embalsamar el desastre del departamento de F1.

Y cuando digo que todos van a salir ganando me refiero primeramente a Fernando Alonso.
Es muy posible que gracias a esta "aventura americana" podamos seguir viendo al piloto asturiano en activo algún año más del previsto en caso de no haberla emprendido (acción de la que renegaba Ron Dennis). El afrontar un proyecto profesional de semejante envergadura del cual es posible cualquier final, incluso la victoria por qué no (a diferencia de lo que ocurre con el equipo de F1) se antoja en mi opinión como un by-pass  esencial para que el flujo competitivo de Alonso no se colapse definitivamente tras la mayor de las decepciones que me temo ha debido afrontar en este año 2017 donde tantas expectativas había depositadas más allá de que sus gustos pasen por disputar este tipo de carreras cuando lo normal en pilotos de F1 es obviarlas, como más de uno se ha encargado de menospreciar e incluso criticar la decisión del astur gratuitamente.
Quizá todos esos que critican debieran fijarse en el revuelo que el bicampeón español ha levantado entre los medios y aficionados norteamericanos con el desembarco exprés en "su" carrera, por no hablar de los del resto del mundo ( lo cual también le vendrá muy bien para reencontrarse con sigo mismo en un entorno de presión mediática, digamos, positivo y del que ahora no dispone en F1).
 Podrá ganar o quedar muy atrás (seguramente lo segundo) pero sólo los pilotos más carismáticos y reconocidos montan un "circo" de semejante calibre.

(Rusia)


EL BUENO:  Bottas                EL FEO: Massa               EL MALO:  Honda


Al hilo de esto parece que una nueva era se abre ante todos con la llegada del grupo Liberty Media al "Gran Circo". Hace poco leí una entrevista de Chase Carey y se podían entrever sus intenciones renovadoras para una competición que ha ido evolucionando enormemente en la técnica de sus coches pero que en otros muchos aspectos se ha mantenido anclada en el pasado. Por ejemplo su "comprensión" para con Alonso en su "excursión" a la Indy.
Parece que lo de cobrar cánones multimillonarios por albergar GGPP sin respetar circuitos clásicos, a riesgo de tener carreras insípidas y con las gradas vacías es cosa de antes y las intenciones de hacer circuitos urbanos en Nueva York o Londres encajan a la perfección con el glamour y la apertura de fronteras que deben caracterizar a la F1 y no el encasillamiento en políticas que sólo buscan llenarse los bolsillos con promotores y derechos televisivos.
Las primeras medidas ya han tomado forma y las hemos empezado a ver en Montmeló con las entrevistas a pie de pista y otras tantas que en su conjunto buscan una "humanización" y modernización muy necesarias. A mí por el momento me gustan casi todas las ideas y los equipos tendrán también que cambiar sus mentalidades porque estamos en un momento de renovación total.

Y esa renovación ha llegado también ,y por suerte, a las carreras de cada fin de semana.
En este intervalo de tiempo dos han sido los GGPP acaecidos y toca resumir un poco ambos.
Muy a cuento de las renovaciones, parece que Mercedes está sufriendo una metamorfosis después de tres años de vivir de las rentas, y como equipo competitivo que son, la están solventando con éxito.
Se habla de que Ferrari ha dado un gran paso hacia delante, y cierto debe ser, pero parece que el acercamiento entre alemanes e italianos viene dado por un rediseño de todo el tren posterior del W08 a última hora, y que explicaría la mala degradación que sufren con determinados compuestos.
El motor sigue siendo tan bueno como siempre y se ve en calificación, pero en carrera son vulnerables como nunca antes y a eso han tenido que acostumbrarse. De momento el que está pagando ese cambio de mentalidad es Bottas (como era de esperar) y su victoria en Sochi no esconde su status, el cual se ha visto evidenciado en Barcelona ya veremos si para los restos.

Tras la soporífera carrera de Rusia y la sorprendente ausencia de Hamilton en el podio (casi tan sorpresiva como la presencia de Raikkonen en él) afrontábamos la llegada a Europa como la primera renovación técnica de todos los equipos (o de los que pudieran); todo un clásico.
Y si en Sochi la sorpresa estuvo en el podio por quien no estuvo en él, en Barcelona la liebre saltó en la sesión de calificación de nuevo con ese loco asturiano. No sé si alguien apostaría en algún sitio a que el astur entraría en la Q3 con semejantes antecedentes de no correr apenas en los libres y abandonar en la warm lap de Rusia pero de hacerlo, debieran hacerle un monumento por semejante acto de fe.

He de decir a modo de apunte que me resulta muy cansino el narcisismo en el que caen muchos medios españoles resaltando las excelencias de una carrera muy bien hecha pero que nunca tendrá el carisma de otras a pesar del bombo que se le da, sobretodo con el tema de las asistencias como si tuvieran que justificarse con alguien o algo.

(España)


EL BUENO: Alonso                EL FEO: Massa                EL MALO: Bottas

Y en lo que concierne a Mclaren/Honda tres cuartos de lo mismo para con el asturiano porque el momento de hacer una gesta de ese nivel no podía haber sido mejor en plena víspera de las 500 Millas y con tanto foco sobre ellos. Esos titulares sobre desafiar a la lógica no tienen precio.
Desde luego y con el camino recorrido en estos tres años, ni Mclaren ni Honda podrán compensar a Alonso por tanto sinsabor por mucho que le hagan un coche perfecto en 2018, que está por ver si lo hacen y si él permanece con ellos.
La Alonsomanía volvió a nacer como en los buenos tiempos y la "chupada" de cámara que tuvo Mclaren gracias a ello, como decía,no tiene precio ni se lo merecen.
Y aún pudo ser mayor la histeria si Felipe Massa no se hubiese metido por medio (vaya dos carreras lleva el brasileño, que no corre nada pero estorbar si lo hace bien) pero quizá habría sido demasiado y entre esto y la pifia de Vandoorne con Massa también (no había otro) puso las cosas en su sitio.
Ver como Sauber logra puntuar. (con penalización si, pero lo hicieron) con un motor de 2016 es para sonrojarse siendo Mclaren.

Del resto hubo también mucho aunque el "eclipse" Alonso los nublara por momentos.
La pelea Vettel-Hamilton tuvo un nuevo capítulo y bien que nos lo pasamos. Estos días he visto la película Rush y no pude evitar la comparación entre aquellos Hunt, Lauda y los actuales pìlotos germano-ingleses. Son épocas dispares, mucho, pero creo que eran más puros aquellos piques dado el escenario en que se corría, mil veces más peligroso y con coches mil veces más sencillos.

El caso es que Hamilton venía con una cuenta pendiente y de no haber sido por acontecimientos ajenos, no habría ganado la carrera.  Debiera el tricampeón hacerse mirar las salidas desde parado porque ya van unas pocas en las que le roban la cartera y no siempre su "fiel" escudero Bottas estará ahí para hacerle un tapón a Vettel, o un Massa de turno.para estorbar al ser doblado.
 Decepcionante el finés que la pringó en la salida y luego no pudo contener a Vettel como hubioera debido hacerlo; junto a su paisano de Ferrari, están tirando por la borda el buen nombre de los pilotos nórdicos. Debiera Bottas reponerse la carrera de San Marino cuando Alonso contuvo a un Schumacher desatado.
Gracias a lo poco que hizo éste y a la buena decisión de Mercedes para con la estrategia en la monta de neumáticos (la cual al final si fue importante porque la temperatura subió al final) pudimos ver varias disputas a la victoria, y por ende, divertirnos. No todas las carreras pueden ser así pero cuando hay más de un contendiente, la emoción está en el aire y no de vacaciones.
Aún así veo a Ferrari con desventaja porque Bottas pese a estar como está, es mucho más rentable que Raikkonen y la jugada de equipo de esta semana podría repetirse dado que en el horizonte no hay más coches que puedan inmiscuirse en los primeros puestos. Ese factor podría ser clave en una lucha cerrada a cuatro coches
Y aquí es donde echamos de menos a Red Bull. Qué ocurre con ellos? Acaso es todo achacable al motor de Renault? Hay algo más detrás de ese pobre bagaje? Creo que el podio de Ricciardo ha sido el más agrio de la escudería austríaca dada la diferencia tan grande con los dos primeros.
Viendo como van los Toro Rosso con ,en teoría, mismo motor es posible que el origen de todos los males estén ahí pero en un circuito de carga alta como el de Montmeló y estar tan lejos de la cabeza hace indicar que hay algo más entorpeciendo. Mónaco nos sacará de dudas.
Mientras tanto los Ricciardo, el chico maravillas Verstappen y los pobres Kvyat y Sainz seguirán sufriendo más que otra cosa. Qué podría hacer el madrileño con el Williams de Stroll o el Haas de Magnussen? Pregunta retórica por supuesto.